Aunque se vacune, no podrá quitarse la mascarilla

Apóyenos
Suscríbase a nuestra página

Entre su correo electrónico y reciba nuestros escritos.

Tiempo de lectura 2 minutos

Los tiempos en los que llevar mascarilla era casi exclusivo del personal que trabaja en el sector de la salud parecen muy lejanos. Por los pasados meses, y a pesar de lo incómodas que puedan ser, nos hicimos a la idea de que no podíamos dar un paso más allá de la puerta de casa sin llevarla puesta. La mascarilla es una de las mejores maneras de protegernos frente al virus que ha puesto patas arriba nuestras vidas. Pero que reconozcamos su valor, no quiere decir que no estemos deseando quitárnosla. Y ahora que llegaron las vacunas, esperamos más ese momento de eliminarlas de nuestras vidas. Aunque tengamos controlada la enfermedad por la vacuna, la mascarilla habrá que llevarla por mucho más tiempo, según reportó el periódico El País. 


Anuncio


Existe más de una razón para no eliminar de una vez y por todas, la mascarilla. La primera es que la vacuna de BioNTech y Pfizer que ha empezado a administrarse requiere dos dosis, entre las que transcurren 21 días. “Entre una y otra aún tenemos riesgo de adquirir la infección”, explicó la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica a El País. Y, aún con los dos pinchazos, el efecto no es inmediato; la vacuna -al igual que el resto de las vacunas conocidas- tiene que trabajar y eso toma tiempo. Se calcula que deben pasar siete días desde la segunda dosis para que sea efectiva. En total, desde la primera puesta, pasa un mes en el que seguimos desprotegidos. Después de ese mes tampoco podremos dejar de ponernos la mascarilla porque, aunque el porcentaje de efectividad de esta vacuna sea muy alto, no alcanza el 100 por ciento.

Otra razón es que mientras haya personas no vacunadas -por diversas razones- hay riesgo de que el virus siga moviéndose libremente. Tampoco se sabe si los vacunados podrán contagiar en caso de que entren en contacto con el virus. Aunque existe esa posibilidad, el objetivo es que no se transmita y que si sufrimos la enfermedad seamos lo menos transmisores posible. Así que no se puede bajar la guardia y hay que seguir poniendo en práctica las medidas de prevención: lavarse las manos con frecuencia, mantener la distancia social y seguir utilizando la mascarilla.

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Traductor
Próximos Eventos
agosto 2021
¡No hay eventos!
Cargar más

Recientes