Cine y Multimedia | The Baker and The Beauty: Razones para ver la serie

The Baker and The Beauty
Apóyenos
Suscríbase a nuestra página

Entre su correo electrónico y reciba nuestros escritos.

Tiempo de lectura 3 minutos
La actriz Nathalie Kelley y el actor Victor Rasuk en The Baker and The Beauty (Foto de IMDB.com)

 

The Baker and The Beauty aparece dentro de las opciones actuales de Netflix; para recordarnos varios aciertos sobre nuestro país y su potencial para el cine y los entornos “multimedia”. En su trama, Daniel (Víctor Rasuk) transita entre las libertades que provoca el amor a primera vista con una celebridad (Nathalie Kelley); y todo el peso del tesón familiar para mantener viva la tradición cubana y latina, mientras convergen en su panadería en la Calle 8 de Miami. Indudablemente, en tiempos de pandemia, hemos visto de todo en las diversas plataformas: desde series que han sido finalizadas en animación; búsquedas exhaustivas para descubrir «quién mató a quién»; misterios por resolver en barcos con escenarios de época; hasta nuevos universos para los superhéroes que antes invadían nuestras pantallas del cine.

Primeramente; en The Baker and The Beauty la belleza de nuestros escenarios naturales y sus espacios transitables en la zona del Viejo San Juan resurge en la serie como “Puerto Rico”. Sin símbolos ocultos o identidades falsas: no como Italia, España o cualquiera del resto de los países que hemos representado en pantalla, desde ya hace décadas. La serie grabada en diversos exteriores de la Isla del Encanto y Miami incorpora talento actoral de experiencia y novel de la Isla; quienes se entremezclan con el resto de los actores (muchos de ellos también latinos y norteamericanos), en un baile interesante de costumbres, turismo gastronómico, «glamour» y cotidianidad.

Los hermanos García (David del Rio y Belissa Escobedo) otorgan organicidad a la historia con sus personalidades muy definidas; a la par con la química evidente de sus padres (Carlos Gómez y Lisa Vidal). Todos ellos aprenden a amasar la fama inmediata, la prensa sensacionalista y los sinsabores del mundo de la farándula; mientras se cuece lentamente un juego de anhelos personales que o los unirá o separará por bocanadas.

Anuncio

La emotiva serie The Baker and The Beauty generó grandes oportunidades laborales para nuestro terruño incorpora temas de la actualidad; tales como las relaciones no tradicionales entre adolescentes desde el prisma latino, las expectativas familiares, las vicisitudes del profesional joven y latino que se lanza al vacío diariamente en los Estados Unidos para probar de qué está conformado (como el caso del intrépido personaje de Vanessa, desde los ojos de la actriz Michelle Veintimilla); la continuidad de los valores y el linaje de nuestros antepasados y la habilidad casi olvidada de ser reverentes con los sueños de nuestros hijos, con el mismo tesón y aprecio con el que fueron conformados los de nuestros padres.

Los García inspiran a todos aquellos que aún creemos en el poder de la sangre inmediata y que; desde ese espacio minúsculo de nuestro hogar, se pueden conformar grandes historias. El respeto, el saludo cálido, la comunicación continua y la capacidad para reflexionar sobre las experiencias inmediatas surgen en el contexto de estos aliados sanguíneos que ansían coexistir como sistema dentro de su oasis empresarial familiar; ese, que puede cambiar en segundos, sin convertirse en excusa para perder su sensibilidad y esencia.

No esperemos complejidades policíacas, tramas elaboradas o desenlaces funestos en The Baker and The Beauty no obstante; la serie promete ser un bálsamo refrescante para aquellos que todavía creemos en el poder innegable de la familia latina y su capacidad para ser moldeables, en un mundo cambiante. Es una dulce tentación para aquellos que creemos en nuestro potencial invaluable para la industria del entretenimiento; y en que alguna vez podremos posicionarnos en las plataformas digitales con la misma continuidad que lo efectúan otros países hermanos; incluso, como aquellos que graban en nuestra Isla. Claro está, desde nuestras historias y nuestro idioma. Sin acudir necesariamente a oscurantismos a la hora de limitar la participación de nuestro talento autóctono; lentes fuera de foco sobre el país que representamos o humos raros. Sin velos, ni resguardos.

Por: Dr. Ariel Orama López

Psicólogo clínico, académico, cineasta independiente y actor.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Freshmart
Traductor
Próximos Eventos
mayo 2021
¡No hay eventos!
Cargar más

Recientes