Talento [787] Mariana M. Emmanuelli

Apóyenos
Suscríbase a nuestra página

Entre su correo electrónico y reciba nuestros escritos.

Tiempo de lectura 4 minutos

Nací en Caguas, pero me crié en Ponce, Puerto Rico. De pequeña quería ser pintora, pero cambié de parecer en escuela intermedia cuando me tocó editar mi primer “cortometraje”.

 

¿Qué fue lo que te motivó entrar en el mundo del cine? Mis padres siempre han sido aficionados del arte y gracias a que papi es fotógrafo aficionado de toda la vida, mi hermano mayor Joserro y yo estuvimos expuestos a sus cámaras y aprendimos a mirar a través del lente. Siguiéndole los pasos a mi hermano, empecé a hacer videos para asignaciones de la escuela y seguía sus sugerencias de cómo grabar para que después fuera más fácil editar. Claramente llegó el punto en que se cansó de editar mis videos y me dijo “hazlo tú”, así que me tocó aprender a editar por primera vez. Editar ese video en noveno grado fue lo que me motivó a entrar al mundo del cine.

Mi madre me matriculó en un campamento de verano organizado por el Museo de Arte de Puerto Rico sobre cómo hacer un cortometraje donde aprendí sobre tiros de cámara, a narrar con el lente, a hacer un “shot list” y un “storyboard”. En aquel entonces la Corporación de Cine de Puerto Rico abrió la convocatoria, MICROS 2010, para guiones de cortometrajes con temática de amor con motivo de San Valentín. Ahí participé con Joserro y escribimos nuestro primer guión juntos (“143”), que resultó uno de los 5 ganadores de la competencia. El premio incluyó el financiamiento para producir el corto y es entonces cuando se me da la oportunidad de dirigir mi primer cortometraje profesional.


Anuncio


¿Dime un poco sobre Emmanuelli Films y Picaflor Entertainment? Emmanuelli Films surgió como resultado de la trayectoria de Joserro y mía escribiendo y dirigiendo cortometrajes de ficción. Entre nuestros títulos más destacados se encuentra la comedia ácida «Hasta que la celda nos separe” (2015), la cual ha sido reconocida como mejor guión, dirección, actuación y favorito del público en sobre 25 festivales internacionales de cine. Emmanuelli Films está formado por cinco integrantes de mi núcleo familiar con el objetivo de atender uno de los grandes retos de la industria del cine en Puerto Rico: la etapa de desarrollo. Actualmente estamos trabajando en el desarrollo de una serie de comedia veraniega-tropical titulada ROUTRIP. Picaflor Entertainment es una iniciativa con mi amigo Gabriel Ramírez Juan, en alianza con Emmanuelli Films que surge por la necesidad e interés de aportar una nueva mirada a la comercialización de piezas artísticas en Puerto Rico.

Los directores y guionistas son contadores de cuentos. Cuando escribes, para obtener credibilidad y coherencia ¿piensas en el actor, el director o en el público? Creo que depende mucho del proyecto. La mayoría de los cortos que trabajé con mi hermano Joserro fue pensando en lo que nos gustaba a nosotros y lo que queríamos contar. A medida que me he seguido desarrollando como guionista, he pensado en alguno de tres jugadores desde la escritura. Principalmente en dirección porque, hasta ahora, lo que escribo también lo dirijo y desde que estoy escribiendo tengo muy claro cómo se va a ver la película. Prefiero mantener la filosofía que me enseñó mi primer maestro de guión, Rafael Mediavilla (que en paz descanse), y dejar que la imaginación vuele en el papel y entonces en la reescritura te das el espacio de pensar en el resto de las consideraciones.

Dime tu opinión sobre el cine nacional, ¿qué tan complicado es producir y qué obstáculos habrá que superar? Producir cine independiente en cualquier país es sumamente retante y Puerto Rico no es la excepción; nos toca superar muchos obstáculos. De los aspectos más obvios es la dificultad de financiar los proyectos (cortometrajes, largos, de ficción o documental) y el limitado apoyo gubernamental al cine nacional. El tema del financiamiento va muy de la mano con la distribución, mercadeo y exhibición, si no tenemos los canales para mover nuestros trabajos muy difícilmente vamos a poder recuperar la inversión. Otro aspecto que se plantea como deficiencia de nuestro cine es el guión. Todas nuestras películas (y las que vienen de Hollywood a filmarse acá) tienen un valor técnico excepcional, pero a nivel de guión solemos percibir carencias. Todo esto que expreso no son ideas mías, son discusiones y retos constantes que tenemos los cineastas en función de hacer industria en nuestro país. Afortunadamente me he encontrado con mucha gente en el camino que, igual que yo, estamos determinados a atender las distintas necesidades de la industria de cine desde múltiples trincheras.

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Traductor
Próximos Eventos
agosto 2021
¡No hay eventos!
Cargar más

Recientes