Himno de Puerto Rico

Himno de Puerto Rico

Jaime Pericás Díaz: destacado compositor, director y violinista aguadillano-ponceño

Jaime Pericás Díaz
Tiempo de lectura: 6 minutos

Imagen: Jaime Pericás Díaz en unión a un grupo de músicos de Ponce, entre ellos Lolita Tizol y Julio Alvarado.  Suministrada.

Néstor Murray-Irizarry, historiador

www.casapaolipr.com

En 1907 recibió una carta de felicitación de parte del presidente Theodore Roosevelt y del Departamento de la Marina de Estados Unidos en Washington, por su marcha Well come (sic) dedicada a este presidente.

Jaime Pericás Díaz se casó con María Cabrera Leirta (sic) en la Iglesia de la Guadalupe en Ponce el 1 de julio de 1929 a las cinco de la tarde. Fijaron su residencia en la calle Villa de la Perla del Sur, sector conocido por la cantidad de músicos que allí vivieron. Según el musicólogo y musicógrafo Fernando Callejo Ferrer, Pericás Díaz nació el 13 de mayo de 1870 en Aguadilla. Era hijo de español y madre puertorriqueña. Vivió en Ponce desde que tenía un año y se identificó con esa ciudad. Allí murió cerca de 1939. Inició sus estudios de solfeo y violín con el profesor Antonio Egipciaco -el maestro de Morel Campos-, que luego los continuó con Juan Morel Campos, con quien estudió composición y con Gabriel Carreras.

Se destacó como maestro de música, compositor, director de orquestas y bandas y violinista. Sus danzas, según el musicólogo Héctor Campos Parsi, son menos bailables, más libres y menos sujetas a la reiteración rítmica. Don Jesús Figueroa, el gran musicólogo aguadillano, orquestó obras de Pericás Díaz.

Anuncio





Era masón, junto a Antonio Otero y Elías Concepción, y miembro de la Logia Aurora de Ponce. En 1902 compuso la danza Roció del alma. Al siguiente año organizó y dirigió una orquesta de diez profesores de música. En 1904 también dirigió y organizó una orquesta de cuerdas-mandolinas y guitarras- que tocaban en las tradicionales retretas que se celebraban en el Parque de la Abolición en las calles Marina y Salud en el Ponce Histórico.

En 1905 Amalia Paoli ofreció una espléndida velada en el Teatro La Perla de Ponce en unión a otros artistas. Amalia estrenó un bonito Two Steps de Pericás Díaz, además, de cantar las romanzas, Así canto mis amores y Puesta de Sol, también compuestas por el indicado compositor.

Fue uno de los organizadores en 1910, junto a Domingo Cruz, Armando Rodríguez, Juan Ríos Ovalle y Tomas Castillo, de la Comisión encargada de editar la Corona Literaria a la memoria de Juan Morel Campos. La Banda Marina -dirigida por Pericás-, tocaba en 1910 todos los martes en el Parque de la Abolición de Ponce y los jueves en el barrio La Marina o Playa de Ponce.  

Anuncio

En 1919, junto a su futura esposa María, quien también era músico y tocaba la mandolina, Pericás organizó y dirigió, La Lira Orphénica: Eran sus integrantes: Aracelis Núñez, Amina Cardona, Mercedes Avilés, María Luisa Ramos y la guitarrista María Isabel Fernández. Esta agrupación acostumbraba a celebrar el Día de Reyes, en un negocio de Avelino González, que estaba ubicado en el área de la Plaza de las Delicias de Ponce. En una ocasión tocaron allí un sencillo aguinaldo de letra criolla y música ligera. Además, ofrecieron dos conciertos en el Teatro Broadway en Ponce.

Jaime Pericás Díaz

En 1921 se creó, con el apoyo de Pericás Díaz, el Club Filarmónico que se dedicó al cultivo del sublime arte de la melodía, del ritmo y de la armonía; un medio poderoso y sugestivo de expresión de todo sentimiento. Este club cultivó esmeradamente la forma orquestal y otras variadas y atractivas combinaciones de conciertos, y anheló producir en sus oyentes, las más gratas y duraderas impresiones, que siempre dejan un sensible recuerdo imborrable de encanto y de placer. En 1924 Pericás Díaz tuvo un establecimiento o tienda de venta de fonógrafos y novedades en la calle Isabel número 4, cerca de la Plaza de las Delicias.

El maestro Pericás Díaz, también estuvo encargado del Departamento de Música de la Casa Forteza -hoy Escuela de Arquitectura Rafael Hernández Colon de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico en Ponce- y en la celebración del primer aniversario del establecimiento en su nueva sede, obsequió a los jefes y dependencia con un concierto ejecutado por la orquesta del profesor Salazar. Entre los números que se escucharon hubo un vals compuesto por el mismo maestro Pericas, dedicado a sus amables compañeras, titulado Ronda Amorosa.

Anuncio





Composiciones

En 1907 recibió una carta de felicitación de parte del presidente Theodore Roosevelt y del Departamento de la Marina de Estados Unidos en Washington, por su marcha Well come (sic) dedicada a este presidente. Ese mismo año compuso el vals para orquesta: Lirios y rosas. Callejo también menciona otras: El día del Farfantón, opereta, con letra de Félix Matos Bernier; Así canto mis amores, romanza para canto y piano, laureada con medalla de oro en el Certamen de Escritores y Artistas de Ponce. Fue organizador de la Banda Escolar de Ponce.

El debut, en Mayagüez en 1907, de la compañía de zarzuelas españolas dirigida por el mallorquín y barítono Alberto Morales, contrató a Pericás Díaz, como primer violín de la orquesta de profesores que Morales organizó en Puerto Rico. En esa época, la mayoría de las compañías que visitaron a Puerto Rico solo ingresaban al país al director de orquesta y al elenco indispensable de su compañía; conociendo del prestigio que tenían los músicos de Puerto Rico y evitando gastos mayores, contrataban los servicios de los músicos locales.

En 1908 compuso la danza La Fidela. Además, en el mes de diciembre, la Banda de Bomberos de Ponce, dirigida por Domingo Cruz (Cocolía) estrenó su pieza musical sobre motivos militares, Añoranzas, dedicada a la colonia española; obra que compone de toques de cornetas, toque de diana, toque de asamblea, fagina, retreta y marcha con intermedios de gran gusto. Esta obra fue muy aplaudida por los concurrentes a la retreta y en medio de una ruidosa ovación, fue repetida.

Anuncio

Otras composiciones conocidas, en esa época, de este mismo autor: Roció del alma (1902); el vals, Lirios y rosas (1903) el vals Pomarrosa, dedicado a José De Diego, (1907); otras: Amor y Lagrimas; Clotilde; Fin de siglo; Danza Rústica; Claros del Alba, premiada con la Medalla de oro y plata en el Certamen del Carnaval de San Juan en 1931. Además, compuso: Adiós a la escuela, Alegres pascuas, Alma Bohemia, Ama y trabaja, Amor y lágrimas, Gratos recuerdos, Guarina, Himno de Ponce, La madreselva, La salamandra, Luci-elba, Mi libro nuevo y No más dudas, Recuerdos.

Arístides Chavier y Arévalo fundó en las primeras décadas del siglo XX, una Sociedad de Cuarteto con el plausible fin de fomentar en Ponce el desarrollo de las elevadas formas musicales. Formaban parte del conjunto algunos de los más caracterizados ejecutantes de la época: Aberano Colón, desempeñaba la plaza de violín; Pericás Díaz y Francisco Vivas Capó, alternativamente, la plaza de segundo violín; Juan Carlos Ramos y Ramón Ríos, las de primera y segunda viola, respectivamente y Domingo Cruz la plaza de pianista.

Campos Parsi valora la vida y obra de Pericás Díaz, cuando señala que: “A principios del siglo XX impera en Ponce la escuela de Morel Campos. De ella, se destaca ante todo Jaime Pericás Díaz quien produce un nutrido grupo de canciones de las que Puesta de Sol y Así canto mis amores son ejemplos: melodías románticas, influidas por la romanza características de la zarzuela española y que también cultivará en San Juan, Julián Andino. Pericás, al igual, que el otro gran discípulo de Morel Campos, Juan Ríos Ovalle, se interesara en las nuevas danzas que traen consigo las tropas invasoras, el one-step, two step y los rags. Debe considerarse que muchas de estas músicas tenían una raíz antillana -habiendo entrado en los Estados Unidos vía Charleston y Nueva Orleans-, aparte de que sus creadores eran negros o mulatos que a su vez tenían antecesores en común con los músicos del Caribe”.

Anuncio



Deja un comentario

Anuncios

Suscríbase gratis