Please set up your API key!

El Adoquín Times

60 años de Calidad Musical: La Orquesta Sinfónica de Puerto Rico

60 años de Calidad Musical: La Orquesta Sinfónica de Puerto Rico
diciembre 28
19:20 2018
Imagen: Músicos de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico (Suministrada)

Por: Marcos Del Valle

El Adoquín Times

El 2018 se caracterizó como un año muy especial para todo Puerto Rico. Ha sido un año lleno de cambios, tristezas, alegrías, pero sobre todo de mucha tenacidad. Uno de los primeros actos musicales que escuchó el puertorriqueño luego de la destrucción fatal de los huracanes Irma y María, a finales de 2017, fue a la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico que comenzó a viajar pronto luego del desastre alrededor de las diferentes plazas y espacios disponibles de los municipios. Así celebraron su 60 aniversario los que hoy componen a la Orquesta. Compartieron su talento con personas que quizás nunca habían asistido a uno de sus conciertos brindándole un momento de felicidad a quienes más lo necesitaron. Esto lo realizaron mientras cumplían con su serie anual de abonos ya programada. Salieron de su Sala Sinfónica en el Centro de Bellas Artes de Santurce para compartir y brindar esperanza a muchos en Puerto Rico. Por su gran importancia en la cultura puertorriqueña y grandes logros durante las pasadas seis décadas, celebramos hoy a la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico.

Esta orquesta celebra sus 60 años creada con una visión cuando el gobernador Luis Muñoz Marín y Pablo Casals discutieron el crear el Conservatorio de Música, la Orquesta Sinfónica y el Festival Casals. El Conservatorio tiene el propósito de formar músicos, la Orquesta se formó para difundir lo que estos músicos estudiaban y el Festival para atraer a la Isla figuras de nivel internacional para que la Isla se convirtiera en un centro de difusión de música de alto nivel. El gobierno en aquel entonces apostó a establecer instituciones musicales que cumplieran un rol educacional generando así una cultura musical, para que la gente se empezara a acercar a la música clásica. El concierto inaugural de La Sinfónica, dirigido por Pablo Casals, fue para el año 1958 en Mayagüez donde nació y creció su madre, la mayagüezana Pilar Defilló. Como solista se presentó José (Pepito) Figueroa, violinista puertorriqueño que ya había triunfado en Europa y Estados Unidos y quien, desde entonces hasta 1990, fue concertino de la orquesta. Durante la temporada 2018-19 la Sinfónica continúa celebrando su 60mo aniversario con una interesante serie de conciertos que tiene lugar en la Sala Sinfónica Pablo Casals, espacio que la orquesta inauguró hace precisamente diez años, en 2008.

Imágenes: Arriba, los Hermanos Figueroa y Henry Hutchinson; abajo, Pepito Figueroa (Suministradas)

En entrevista exclusiva con El Adoquín Times, se reunieron los directores y varios músicos de la Orquesta para hablar de esta importante celebración y sobre el futuro de esta. El Director Ejecutivo de la Corporación de las Artes Musicales y del Instituto de Cultura Puertorriqueña, el Profesor Carlos Ruiz Cortés, explica lo que significa para él tener tan importante posición: “Es una responsabilidad inmensa, pero es un orgullo. Cuando no conoces la trayectoria e importancia artística y patrimonial de la OSPR para el pueblo de Puerto Rico, la historia te habla del orgullo patrio que siente el pueblo hacia su orquesta. Es representación del talento de Puerto Rico. Y para mí que me ha tocado dirigir durante época de estrechez económica y limitaciones, es un reto, pero es un placer al mismo tiempo dedicarle tiempo al igual que al ICP. Muchos músicos de la Orquesta hoy fueron maestros míos en la Escuela Libre de Música y compañeros de trabajo.”

Imagen: Profesor Carlos Ruiz Cortés, Director Ejecutivo de la Corporación de las Artes Musicales y del Instituto de Cultura Puertorriqueña (Foto por Four Two Photography)

De una de las gestiones de que nos habla es de haber llevado a cabo conciertos abiertos y dirigidos al público en las comunidades especiales, residenciales públicos e invitaciones a áreas de Corrección y Penal desde su llegada al puesto. Todo esto dirigido a personas que les gusta la música, pero que se les hace difícil pagar un boleto para disfrutar de la Orquesta Sinfónica. Esto, al igual que promover a la Orquesta fuera de Puerto Rico en Los Ángeles, CA para los premios Latin Grammys junto a Daddy Yankee el pasado mes de octubre. “Fue un viaje complicado porque La Sinfónica no viajaba hace más de 10 años, tomó tiempo organizarlo, pero terminó siendo un éxito. Fue una prueba de fuego, pero fue un excelente inicio en esta posición”


Anuncio:


El Pasado Año

El Director Asociado de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico, Rafael Enrique Irizarry, comienza hablando de cómo ante las otras orquestas del mundo, La Sinfónica “es una orquesta joven, pero no es una orquesta juvenil. Es una orquesta de profesionales jóvenes que ya han recorrido un trayecto, que seguirá recorriendo una trayectoria, pero que ya tiene una oferta de calidad consistente que hacer ante el país”. Irizarry -quien asumió el cargo de Director Asociado de la Orquesta en 2015 designado por el maestro Maximiano Valdés- relata cómo la OSPR visitó el campo puertorriqueño luego del huracán María comenzando con el pueblo de Utuado. “Muchas personas lo disfrutaron, lloraron y les dieron la bendición a los músicos, algo que fue un honor. Se hicieron más de 30 conciertos públicos. Cuando visitamos Aguadilla, llegó gente de Arecibo. Allí fue donde tocamos música de Rafael Hernández. Es un proceso gratificante que el pueblo reconozca a los miembros de la Orquesta Sinfónica.

Imagen: Rafael Enrique Irizarry, Director Asociado de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico (Foto por Four Two Photography)

Mientras tanto Maximiano Valdés, Director Titular de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico añade que “la OSPR es una Institución que sirve al país, tiene una función educativa la cual vimos realizada como nunca ante las funciones durante los conciertos luego del huracán. Se brindaron conciertos gratuitos para que estas personas pudiesen pasar un mejor tiempo, de lo mal que lo estaban pasando. Visitamos pueblos muy maltratados, gente claramente afectada. Pero fue inolvidable la experiencia. Los 60 años es una gran responsabilidad, porque los tiempos no son fáciles. Muchas veces la cultura parece ser más dispensable que indispensable, algo que desgraciadamente pasa mucho en otros países. Nosotros estamos aquí para recordar que somos una institución ya mayor, que hay que protegerla”. Valdés, quien es natural de Chile, continúa siendo muy activo internacionalmente, colaborando con orquestas, casas de ópera y músicos de prestigio alrededor del mundo.

El concierto para celebrar el aniversario de la Orquesta fue el pasado 10 de noviembre 2018 con un excelente programa diseñado por el maestro Maximiano y que contó con una invitación a Ana María Martínez, reconocida soprano puertorriqueña quien finalizó el histórico concierto con la canción Preciosa de Rafael Hernández.

Imagen: Maximiano Valdés, Director Titular de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico (Foto por Four Two Photography)

Anuncio:


El Futuro de La Sinfónica

Acerca de la oferta de nuevos conciertos, el Director Asociado de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico, Rafael Enrique Irizarry menciona que: “dada la enorme versatilidad de la OSPR, podemos ubicar diferentes géneros de música dentro de lo racional. Hay ciertos tipos de música popular que no son afines a una orquesta Sinfónica, pero hay otros que sí lo son. Debemos abrir puertas y es urgente que podamos compartir con el público ese repertorio que es medular, repertorio centro europeo, aquellos que algunos describen como producido por hombres blancos muertos, y también está accesible a todos. No debemos sentir preocupación al respecto de la validez cultural de ese repertorio dentro del contexto de la cultura puertorriqueña. No hay ninguna contradicción entre el respeto y admiración con las grandes obras de los maestros europeos e igual sentir afecto y respeto a la contribución de otros artistas de otros géneros que se desarrollan en los escenarios puertorriqueños. No debe haber comparación…  Producen una fricción innecesaria. Fricción donde se esconde un mensaje peligroso de una superioridad cultural que no existe”, finalizó Irizarry.

Carlos Ruiz Cortés les adelanta a nuestros lectores que se estará creando un mercado nuevo con unas nuevas ofertas que van a estar ocurriendo en el futuro, para que el público se vaya acercando a disfrutar más de este tipo de música. Por ejemplo: “la música clásica atrae a la nueva generación a través del cine. Ese es nuestro mayor acercamiento a las nuevas generaciones. Hay que mantener un balance entre los dos públicos, atraer una nueva audiencia, pero respetando el gusto del público ya establecido.” La Orquesta continuará colaborando con artistas de renombre que ya están en negociaciones creando material más entretenido y afable al público.

Para finalizar con el tema, el Director Titular de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico, Maximiano Valdés, -que cabe destacar ha sido invitado habitual de las principales orquestas españolas y estadounidenses, así como de las sinfónicas y filarmónicas de Londres, Montreal, Toronto y Nacional de Francia, entre otras- expresó a El Adoquin Times: “nuestro repertorio forma parte de un saber humano y conocimiento de la música clásica que implica saberse. En la medida que la gente tenga idea de lo que van a escuchar, están más propensos a aceptar y a regresar. Si esta disciplina se deja de enseñar en los colegios, la gente joven pierde contacto con ella y sería muy difícil de subsistir. Las orquestas privadas en E.E.U.U., que viven de la venta de entradas hacen una oferta musical variada, pero tienen una relación con escuelas para que los chicos vayan a escucharla. La estrategia de atraer publico pasa por diversas etapas que no tienen que ver necesariamente con la programación, sino con el conocimiento de parte de este de la música en sí. Eso es lo que provoca el interés. De todo el esfuerzo que se ha hecho a lo largo de estos 60 años, es importante que el que dirija al País sepa la importancia de proteger a nuestra Orquesta y darle oportunidades de desarrollo”.


Anuncio:


Los Músicos de la Orquesta

La Orquesta Sinfónica de Puerto Rico es un equipo humano completo que va desde la administración y la dirección hasta todos los miembros músicos que conforman la OSPR. Cada integrante tiene una especialidad diferente según el instrumento que domina. A continuación, las trayectorias y experiencias expresadas por algunos de estos, de formar parte de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico:

Omar Velázquez Frías recuerda con sus padres escuchar música de todo tipo, incluyendo música clásica y en aquel entonces las opciones de estudios musicales eran más limitadas, por lo que escogió estudiar violín de joven. En poco tiempo se enamoró del instrumento y de la sensación de crear música, aunque fuera en aquel entonces a un nivel elemental. Luego, estudió violín en la escuela Julio Selles Solá en Villa Nevárez. El profesor con quien estudió, Mario Rosas, lo llevó a conocer a Jaime Medina quien era miembro de la Sinfónica y daba clases en el programa de Escuelas para Niños. Esto antecede a su preparatoria en el Conservatorio de Música de Puerto Rico. Poco antes de hacer su debut con la Orquesta, tomó clases con “Pepito” Figueroa y tuvo sus principios como solista a los 16 años en la Orquesta Sinfónica.

Imagen: Omar Velázquez Frías, Concertino de la Orquesta Sinfonica de Puerto Rico (Foto por Four Two Photography)

Recuerda cómo la Orquesta en aquel entonces ensayaba en el Conservatorio de Música, que ubicaba entonces en el sector de Hato Rey, y se “metía de presenta’o” a escuchar y disfrutar de la magia que creaban aquellos músicos. Fue en este entonces que pensó que algún día podía hacer de esta su pasión un trabajo. A sus 20 años comenzaron a abrirse posiciones en la Orquesta para las que audicionó y consiguió el puesto de Asistente de Concertino, el que guardó por los próximos 27 años. Hoy, Velázquez Frías ocupa la posición de concertino la cual describe como una muy importante ya que es la persona que trata de unificar la masa de las cuerdas y es quien se pone de acuerdo con los principales de cada instrumento en cómo se llevará a cabo cada pieza. Es una posición más expuesta como solista.


Anuncio:


Por su parte, José Daniel de Jesús Carrasquillo -Violonchelo de la Orquesta- quien lleva 28 años con la Orquesta Sinfónica, explica al preguntársele sobre las influencias de otros géneros y la música clásica: “La música es una manifestación cultural que proviene de la música renacentista, que luego la Iglesia la captura y la tratan de moldear, pero los compositores siempre han estado alimentados de la música popular” entabló el músico. “La música que presentamos durante la temporada es variada, conciertos con temáticas diferentes. Por ejemplo, (recientemente) tocamos música de un compositor moderno, Mariano Morales, quien hizo un concierto para flauta, donde el ejecutante fue Néstor Torres. Esa obra tenía muchos elementos de los ritmos latinos, de latín jazz. Resultó ser un concierto exquisito. El público joven puede escuchar instrumentos que son cotidianos, tratados de otra manera” añadió Carrasquillo.

Imagen: José Daniel de Jesús Carrasquillo, Violonchelo de la Orquesta (Foto Four Two Photography)

Siguiendo el tema de la nueva generación que atiende a los conciertos de la Sinfónica de Puerto Rico, el grupo de músicos José Villegas -viola-, Isabel Paola -violín- y Felipe Rodríguez -principal trompeta, continúan diciendo que la persona que se dé la oportunidad -aunque no haya estudiado desde pequeña música clásica, ni vaya a comenzar con un oratorio de Bach de primera- podrá encontrar tantas obras que son bien amenas, rápidas y divertidas además de música puertorriqueña. “La experiencia de escuchar una Orquesta en esta sala en donde no existe un equipo de sonido, es incomparable por la potencia musical que puede producir la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico”. A lo que abundó Omar Velázquez Frías: “Experimentar esa ‘masa de sonido’ todavía para nosotros es impresionante. Para el público, el momento sí conlleva quedarse sentado por unos 25 a 30 minutos, mientras que en el receso se disfruta una copa de vino antes de continuar el concierto, pero la experiencia es una que puede ser inolvidable para muchos del público”.

Imagen: Los músicos de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico José Villegas -viola-, Isabel Paola -violín- y Felipe Rodríguez -principal trompeta- (Foto por Four Two Photography)

Continuemos apoyando este proyecto gubernamental que, sí vale la pena, y regale un concierto de una de las mejores orquestas de Latinoamérica a ese ser querido. La Orquesta Sinfónica estará efectuando cuatro diferentes conciertos este mes de diciembre o puede capturar la experiencia durante la próxima temporada que incluye el Festival Casals a principio de 2019.

Artículos Relacionados

0 Comentarios

Aún no hay comentarios

Al momento no hay comentarios. Sea el primero en comentar

Escriba Comentario

Escriba su comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete Gratis

Su información está segura con nosotros. Suscríbase gratis a nuestra pagína.

Búsqueda

Translate Site

Videos

A %d blogueros les gusta esto: