Himno de Puerto Rico

Himno de Puerto Rico

Julio Alvarado Tricoche: El eterno director musical 

Julio Alvarado Tricoche
Tiempo de lectura: 5 minutos

Imagen: Julio Alvarado Tricoche junto a los músicos que integraban la Banda Municipal de Ponce. Fotos Archivo General de Puerto Rico.

 

Por Néstor Murray-Irizarry, historiador  

www.casapaolipr.com

Colabora: Rosana Duchesne

El artista: músico, compositor, director extraordinario, propulsor dinámico, maestro inspirador. Nacido en Ponce el 18 de febrero de 1886, es una de las más grandes figuras de la música popular puertorriqueña. En su juventud, se desempeñó como tabaquero en la antigua fábrica de cigarros La Sultana ubicada por aquel entonces en la calle Comercio y como herrero en la famosa herrería de Don Roberto S. Graham. En 1903, comenzó a estudiar guitarra bajo la tutela del maestro Clemente Acosta. Más tarde estudió solfeo con el maestro Jesús Ramos Antonini, quien además lo interesó en la ejecución de la flauta.

En 1908 se casó con Georgina Santos y Guadalupe. Tuvieron seis hijos: Emilio, Georgina, Luisa Angélica, Julio, Antonia y Santiago.

Anuncio

Transcurrido el tiempo, Alvarado se convirtió en guitarrista y flautista. Juan Ríos Ovalle y Domingo Cruz (Cocolía), dos grandes maestros, también contribuyeron notablemente al desarrollo de la educación musical de Julio. En 1912, pasó a formar parte de la Banda Municipal de Ponce en calidad de flautista. Durante ese año Domingo Cruz (Cocolía), quien fuera miembro destacado de la Orquesta de Juan Morel Campos, dirigió la banda. En 1918 se inscribe en el ejército de Estados Unidos.

Julio Alvarado Tricoche
Julio Alvarado Tricoche junto a los músicos que integraban el Conjunto Musical de Ponce

Para 1920, Julio Alvarado Tricoche asume la dirección de la Banda Escolar de Ponce y forma parte de la Orquesta Sinfónica Ponceña. Al cabo de los años, enseñó solfeo en la escuela Libre de Música. Tomás Clavell, otro destacado músico ponceño, se retira como director de la Banda de Ponce en 1953 y Alvarado le sucede en la dirección de esta hasta el momento de su muerte. Dirigió la Banda Municipal de Ponce por espacio de diecinueve años. Formó parte de la popular orquesta ponceña Mingo y sus Whoopee Kids en calidad de arreglista, flautista y guitarrista. Además, dirigió la Orquesta Casino de Ponce desde 1937 hasta 1955, aproximadamente. Viajó en gestiones de su oficio, a la República Dominicana y a Nueva York.

Julio Alvarado Tricoche comenzó a componer selecciones musicales desde el año 1914. Su obra es fecunda y variada, e incluye valses, danzas, pasodobles, danzones, polkas, boleros, pasillos y plenas. Compuso alrededor de cincuenta piezas. Su principal fuente de inspiración fue la mujer. Sirvan de ejemplo estos versos escritos con música en 1937 y que nuestro poeta y músico tituló Lejos de ti.

“Lejos de ti, no quiero ni la gloria porque sin ti la vida es sufrir. Que tristes y amargas las horas, Que paso amor mío, lejos de ti. Tú eres la visión encantadora, Tú eres la mitad de mi existencia; Tu alma se fundió en mi alma, Para quererte en esta ausencia”.

Todas sus composiciones son versos que palpitan lo que su corazón dice. Son una gama de llanto y ternura. Son sencillamente lo que él era: un amante de lo hermoso y lo tierno. Entre sus composiciones musicales podemos destacar las siguientes: Ausencia (1920), Una noche de algodón (1926), Ambición (1938), Cenizas (1942), Octavo mandamiento (1967), Un lóbrego, Jamás, Imposible, Me pregunto, Por primera vez, Ojos verdes, Si a otro quisieras, Ave errante, Si sabes amar, Los colibríes, Triste vivir. Entre las danzas: Mañanita de sol (1955) y Nieve en abril (1959); la polka Blan-Milá dedicada a las dos únicas damas que integran la Banda Municipal de Ponce, Blanca y Milagros; la plena No me veles más; y el bolero Lejos de ti (1937) que se estrenó en Caracas, Venezuela, por la Orquesta Ponceña de Mingo (Domingo) Colón Suris y sus Whoopee Kids, quienes pasaban una temporada de seis meses en dicha capital.

Anuncio





Reconocimientos:

El maestro Alvarado recibió en vida merecidos homenajes de cariño y simpatía por parte de amigos y admiradores. Diferentes organizaciones públicas y privadas le brindaron homenajes, entre éstas: el Distrito Escolar de Ponce el 7 de mayo de 1965 en el teatro La Perla; la Asociación para el reconocimiento de Ciudadanos Distinguidos de Ponce el 1 de junio de 1969 en el Teatro La Perla; el Club Deportivo de Ponce en 1966; y el Instituto de Cultura Puertorriqueña en su tercera Fiesta de la Música Puertorriqueña celebrada en noviembre de 1968, rindió el homenaje musical más preciado que concede esta entidad a compositores nativos. Compartió honores en la fecha mencionada con otro baluarte de nuestra música popular, Plácido Acevedo.

Julio Alvarado murió en Ponce el 24 de septiembre de 1970. Sus restos reposan en el cementerio de la ciudad que tanto amó. El 3 de octubre de 1971, la Asociación para el reconocimiento de Ciudadanos Distinguidos le concedió un Homenaje Póstumo en el propio cementerio. Hoy, 52 años después de su muerte, queda su recuerdo y su música. Un recuerdo grato de su dinámico espíritu y de su genio musical.

 

Julio Alvarado Tricoche
Tumba de Julio Alvarado en el Cementerio Civil Municipal Canas en Ponce

 

Deja un comentario

Anuncios

Suscríbase gratis