Anuncios
Please set up your API key!

El Adoquín Times

¡Caíste en la página de Cheo!

¡Caíste en la página de Cheo!
diciembre 05
17:22 2015

Por: Marcos Del Valle

Caricatura de portada por: Arturo Yépez

Muchos hoy día cuando escuchamos el dicho: “¡caíste en la página de Cheo!”, sabemos que estamos en problemas ya sea con una persona o dentro de alguna situación. Nos llena de intriga semejante “lista negra” de ese tal “Cheo” en la que está nuestra imagen plasmada desde ese momento y nos llena de preocupación el solo pensar que tenemos que enmendar nuestros actos para que nos saquen de la famosa página de “Cheo”. Pues sepa que ese tal “Cheo” fue una caricatura desarrollada por Manuel Moran para el periódico El Imparcial, dándole vida a este personaje que a través de caricaturas expresaba el sentir del pueblo acerca de sus problemas sociales. La caricatura de “Cheo” pasó por diferentes manos antes de llegar a las de Manuel Moran, pero éste sin duda fue el responsable de hacer de “Cheo” y su página parte del folklore puertorriqueño que nos dejó la famosa frase en nuestro vocabulario.

Nacido en el barrio de Guerrero, Distrito Federal de Méjico, Manuel Moran nos cuenta cómo desde su niñez se interesó en el dibujo observando a su padre, Josué Moran, colorear libros en blanco y negro con sus lápices de colores. Este recuerdo aún lo lleva hoy muy vivo dentro de sí, por ser el comienzo de la chispa que logró que se convirtiera en tan exitoso artista más adelante en su vida. Además de esa pasión por el dibujo desde temprana edad, fue aficionado del boxeo, alpinismo y hasta campeón de natación viajando a través de Centro y Sur América. Aunque ya desde sus 27 años de edad Manuel Moran es residente del Viejo San Juan, este no puede evitar recordar a su amigo de la infancia y vecino, el gran comediante Mario Moreno “Cantinflas” y lo vivaracho que era el famoso artista desde temprana edad. Es un momento el cual Moran lleva consigo desde aquellos tiempos, brindando aún una sonrisa cuando recuerda y habla de su amigo el inolvidable comediante.

En Méjico, Manuel Moran trabajó en el periódico cómico “El Adelaido” y luego, en búsqueda de una mejor oportunidad de empleo, viajó a Nueva York logrando conseguir una entrevista con el periódico El Imparcial a través de un anuncio que se publicó en el diario New York Daily News. Allí en la Gran Manzana, lo contrató el periódico puertorriqueño y el 4 de noviembre de 1947 llega Manuel Moran a la Calle Fortaleza en el Viejo San Juan. Moran recuerda lo mucho que le impresionó toda la belleza de San Juan, cuando llegó en un tiempo que solo existía la radio y cuando Puerto Rico no era tan conocido en el extranjero. Ya aquí en la isla, Moran conoce a una mujer hermosa llamada Yady Molina, hermana menor de la afamada Myrta Silva y quien luego se convirtiera en la madre de sus tres queridas hijas Yadita, Lynda y Smyrna. De ahí en adelante Manuel Moran se abrió paso trabajando para el periódico, que luego le dio la oportunidad de poder dibujar diariamente la caricatura de “Cheo”.

Originalmente “Cheo” comenzó a ser dibujado por Fernando Conesa, quien creó el personaje con la cara de uno de los mensajeros del periódico a quien llamaban “Cheo” y se le solicitó a los mismos lectores del diario que enviaran sus chistes para que fueran plasmados en la caricatura. Luego, sin dar explicación, Fernando Conesa dejó el periódico para irse a Nueva York, ocupando su puesto Edwin Rivera quien también partió a Nueva York, dándole paso a que Manuel Moran desarrollara la caricatura, otorgándole más personalidad, contando chistes de actualidad y política, lo cual creó un auge con el personaje, haciendo popular la frase que hoy todavía escuchamos: “¡caíste en la página de Cheo!”. Por ser quien le dio tal popularidad a “Cheo”, Moran resume la historia de su personaje en el libro La Noticia y Yo de Rafael Matos y Arturo Yépez, como que “Cheo” tuvo un padre biológico que lo abandonó, media docena de padrastros y un amantísimo padre de crianza quien fue él, Manuel Moran el único a quién “Cheo” llama papá.

A través de los años con El Imparcial, Manuel Moran continuó dibujando la caricatura en medio de una situación donde el pueblo se sentía que ésta era una de las pocas fuentes que tenían para expresar su sentir a la situación fiscal de la isla y le regala un pedazo de la historia periodística al pueblo de Puerto Rico logrando también que la famosa frase quede grabada en nuestra jerga del diario vivir.

Manuel Moran continúa dibujando la caricatura diariamente hasta el 1972 cuando se incendia el edificio donde albergaba el periódico El Imparcial, para luego en 1974 llevar su popular caricatura a El Vocero de Puerto Rico hasta que decide retirarse. Durante su carrera el señor Moran recibió un sin número de reconocimientos locales, al igual que tres de estos siendo otorgado por la UNESCO (United Nations Educational, Scientific and Cultural Organization) por sus años de colaboración como caricaturista y fotógrafo en el periodismo. Hoy, a sus 95 años, Manuel Moran sigue dibujando como pasatiempo muy contento al cuidado de sus tres hijas disfrutando de las historias que le ha dejado tan impresionante carrera.Car 3Car 4Car 5Car 61CasaYady.VSJFoto: El artista Manuel Moran.

Con Marco Antonio Muñiz y Rafael Hernandez

Foto: Moran con Marco Antonio Muñiz y Rafael Hernández.

El Imparcial 2

Foto: Moran en el periódico El Imparcial.

HOMENAJE_A_MORAN.UNESCO

Foto: Moran recibiendo su primer reconocimiento departe de la UNESCO en el 2004.

screenshot_2016-10-11-19-43-08-01

 

Anuncios

Artículos Relacionados

0 Comentarios

Aún no hay comentarios

Al momento no hay comentarios. Sea el primero en comentar

Escriba Comentario

Escriba su comentario

Deja un comentario

Suscríbete Gratis

Su información está segura con nosotros. Suscríbase gratis a nuestra pagína.

Búsqueda

Translate Site

Videos

A %d blogueros les gusta esto: