Andariegos por Puerto Rico: Una historia de padre e hijo

Por: Marcos Del Valle

El Adoquín Times

Ser madre o padre soltero/a es un trabajo de compromiso, integridad, y mucho esfuerzo para una parte o la otra.  Conlleva el vivir una vida junto a sus hijos sin la ayuda que puede brindar una segunda persona en el hogar.  Es muchas veces triste como también es lo contrario, pero todo vale la pena cuando se cosecha una relación de amor y cariño.  Mucho se habla de las madres solteras, de sus triunfos y vicisitudes.  Conocemos historias conmovedoras mezcladas con superación continuamente a través de los medios.  Le llamamos a menudo “supermamás” y se escucha que “mamá es solo una”, pero poco se habla del padre responsable que de igual manera existe a pesar de la opinión pública.  Esto claramente no quita todo el esfuerzo con el que lucha una madre soltera, aunque se debería incluir más el género masculino cuando se habla del trabajo de criar a un hijo sin la otra parte cuando ésta se ausenta.

Este es el caso de Juan Sostre González y de miles de padres en la isla.  Juan es un joven padre que como muchos, soñó con tener un hijo.  Antes de nacer la criatura, tuvo sus esperanzas y deseos como cualquier otro padre comprometido.  El día que nació su hijo Marcos, sintió la misma emoción que pensó algún día tener.  En aquel entonces vivía en un lugar alquilado y decidió que lo primero que quería hacer era conseguir un hogar estable y seguro para que el niño creciera.  Al conseguir una vivienda donde se pudieran mudar el con su hijo y su esposa en aquel entonces, Juan recuerda que mucho del tiempo que compartía con su hijo era los sábados dado a que la madre trabajaba ese día.  Gracias a tener este día para ellos, pudo comenzar a construir un lazo muy fuerte que sigue guardando hoy con su hijo.

10422290_10152967869033055_9008174614009723667_n

Durante los primeros dos años, la vida familiar era normal entre los tres con los tan añorados viajes familiares a Walt Disney World y otras ciudades.  Aunque Marcos no los recuerda, su padre plasmó estos momentos con su cámara para el disfrute del niño en un futuro.  Desafortunadamente esta alegría no duró mucho más. A los dos años de matrimonio, la pareja se separa y el dolor más grande para Juan es saber que no solo se separará de su esposa pero también tendrá que hacerlo de su hijo Marcos. A partir de la separación, Juan decide que Marcos se quede con su madre en la casa que habían comprado.  Al ésta no aceptar, Juan comienza una relación paternofilial abierta para tener flexíbilidad al ver a su hijo.

Un tiempo más adelante, debido a cambios en la vida sentimental de la madre de Marcos, ésta busca cambiar la custodia y consigue que se logre que Juan solo pueda ver a su hijo cada dos semanas.  Este cambio ya comienza a crear cierta tensión en la relación de familia y a través de la corte se logra en aquel entonces la custodia compartida. Luego que se logra la custodia compartida, Juan nota una conducta indebida por parte de la pareja de su ex esposa y de la mujer hacia su hijo, lo que hace que decida comenzar los trámites para obtener la custodia de Marcos y librarlo del dolor que se le estaba causando.  Esto resulta en que se le conceda a Juan la custodia de su hijo hace un poco más de un año.

11225384_10153634558503055_6682022833027078609_n

La idea de su página de internet tipo “blog”, comenzó hace dos años partiendo de este escenario.  Era ya costumbre para Juan el compartir con su hijo todo el tiempo posible como cuando solo tenía los sábados para hacerlo.  Momentos diferentes y sencillos de aventuras con su hijo que documenta en su página de internet para que otros padres y madres se inspiren en buscar actividades diferentes para sus hijos.   Aventuras como visitar parques y pasear alrededor de la isla, al igual que visitar un establecimiento del Salvation Army para comprar algún artículo ya utilizado de otra persona por un dólar.

Su “blog” se diferencia a otros porque relata la experiencia completa de parte de ambos sobre las actividades. Marcos es tremendo estudiante, deportista y aventurero gracias a la atención y el cariño que le ha brindado su padre.  Juan lo ayuda en sus tareas, empaca sus meriendas para la escuela y se ocupa de que el niño cumpla con sus responsabilidades.  Marcos hoy día es un líder, participa de actividades en la escuela y es muy comunicativo sin problema alguno.  Juan es un gran ejemplo para todo padre quien coloca a su hijo en primer lugar ante todo y hoy sueña con seguir brindándole las herramientas para un mejor futuro mientras andariegan juntos por el mundo. Puede seguir las aventuras de Juan y su hijo Marcos a través del internet www.andariegospr.com o Facebook en Andariegos.

Leave a Reply