Tradiciones Sanjuaneras

Por Andrea Yambot Lugo

El Adoquín Times

Una de las tradiciones más esperadas en el año es la fiesta en honor a San Juan Bautista, patrono de nuestra ciudad capital.  Festividad cristiana que data de muchos años, se nutre de celebraciones religiosas, misas, procesiones y también rituales pueblerinos tan arraigados en el pueblo que se celebran año tras año con el mismo fervor.

Existe la creencia de que esa noche el mar se vuelve milagroso y sus aguas adquieren el poder de sanar enfermedades y alejar la mala suerte. Al tirarse al mar a la medianoche, dejan allí todas las desdichas y penurias sufridas durante el año.  En la víspera de San Juan, la gente llega en bandadas a la playa, se reunen  en familia con sus neveritas, calderos de comida y mucha música.

Al llegar la medianoche, se tiran tres veces de espaldas al mar, pidiendo deseos de salud y prosperidad.  Continúan la diversión hasta el amanecer y siguen de rolimpín el día completo en la playa. Preparan además otros ritos en el hogar como echar un huevo en una palangana de agua y a las doce de la medianoche o al otro día lo miran. Al separarse la yema de la clara, se transforman diferentes figuras: un velo de novia significa boda; la forma de una caravela, significa que ocurrirá una muerte en la familia.

Las jovenes casaderas colocan bajo la almohada tres granos de habichuelas; una entera sin pelar, una pelada y otra a medio pelar; en la mañana toman una al azar y dependiendo de la que saque, conocerá la posición económica de su futuro marido.  Otra creencia es que el joven que aparezca esa noche en sus suenos, sera su esposo.

Noche de San Juan… una noche sagrada de purificación del alma… noche llena de un aura mágica y pagana… noche de tradiciones, creencias y conjuros. ¡A darnos el chapuzón!

Screenshot_2016-06-09-09-44-15-01

Leave a Reply