Debut en Sociedad

Anuncio Camino Zapateria Agosto 2017

Por: Andrea Yambot Lugo

El Adoquín Times

Imágenes: Revista Alma Latina 1957. Archivo El Adoquín Times.

La presentación en sociedad o la celebración del Quinceañero es uno de los eventos más esperados en la vida de las jóvenes, ya que significa su transición de niña a mujer. Es un momento social que atesorará inolvidables recuerdos en su vida: su primer baile y puesta de largo. Históricamente, esta tradición se remonta al siglo XVIII cuando las jóvenes o niñas de la aristocracia o nobleza al cumplir sus 15 años eran presentadas a los reyes en una formal y elegante ceremonia a fin de instruir en ellas las costumbres de la vida social. A partir de ese momento, adquirirían la compostura adecuada para su activo desempeño en sociedad. 

Debut en Sociedad 3

En Puerto Rico para los años 1940 al 1950, esta celebración se llevaba a cabo sólo por la clase adinerada y se celebraba en lugares tan exclusivos como el Casino de Puerto Rico en San Juan, Casino de Mayagüez, Arecibo y las Sororidades. Consistía en una esplendorosa fiesta donde además se elegía una reina entre las debutantes. Generalmente debutaban un grupo de señoritas vestidas de blanco. 

 Si era una niña perteneciente a una familia de muy alto poder monetario, debutaba sola y la celebración era por todo lo alto. Esta actividad se reseñaba en todos los periódicos y revistas del País antes de llevarse a cabo, ya que su organización le tomaba varios meses y después por el éxito de la misma. Se iniciaba con una misa de consagración de las debutantes en la iglesia, en donde las jóvenes rodeadas por sus padres y acompañantes, se arrodillaba en un reclinatorio especial al pie del altar; al concluir depositaban sus ramos de flores a la Virgen.  Llegaban al salón de recepción para el desfile, luego las niñas bailaban el vals con sus padres, cambiaban a bailar con sus acompañantes (llamados chambelanes), abriendo paso al baile en general. Las clases medias y clubes de artesanos, dependiendo de su estatus social, celebraban a sus niñas una fiesta más sencilla en sus hogares o centros culturales. 

Debut en sociedad 2

Por los cambios sociales en estas últimas décadas y adaptada a la era moderna, se ha traducido esta celebración a fiesta de Quinceañero, donde el padre agasaja a su hija con una lujosa fiesta siguiendo la misma ceremonia de antaño: se celebra la misa o servicio religioso baile del vals y un ritual donde el padre le cambia la zapatilla a zapato de tacón, simbolizando la transición de niña a mujer. Para dar paso al baile en general, la joven baila una coreografía con todo su séquito. Actualmente muchas niñas prefieren realizar un viaje al exterior con su familia y alguna íntima amistad en vez de una lujosa fiesta. Luego de su presentación en sociedad, la joven puede asistir a todas las actividades sociales propias de su condición de adulta, mostrando en su comportamiento la formalidad de una dama. 

Screenshot_2017-07-10-20-18-30-01

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s