El monumento a Gardel en Isabela

Por la Prof. Carmen Ruiz Grafals, presidenta de la Peña del Tango de Isabela.

Allá para principios de la década de 1980 la Peña del Tango de Isabela decidió erigir un monumento a Gardel.  El mismo habría de ser sufragado por suscripción popular, y la idea era que estuviese listo para junio 24 de 1985, en recordación del 50 aniversario de la trágica muerte del cantante en Medellín, Colombia.  Se contactó al escultor argentino-uruguayo Teodoro Bourse Herrera para que se encargara de la obra.  La asignación no estuvo exenta de inconvenientes y retrasos en gran parte ocasionados por la guerra delas Malvinas, en 1982, que hacía difícil el traslado de la escultura.

La inauguración se llevó a cabo finalmente para la fecha indicada y de manera que también coincidiese con el Festival de Tango de Isabela.  Este festival, de tres días de duración, comenzado en 1976 se continúa llevando a cabo todos los años para la misma fecha, y siempre se inaugura con una breve ceremonia frente al monumento a Gardel.

Monumento Gardel Isabela

Imagen: El director artístico del Isabela Tangofest, Fidel Guerrero y su compañera Magalí Suárez, bailando un tango frente al monumento a Gardel en Isabela. Suministrada.

La plazoleta donde está ubicado el monumento fue diseñada por el arquitecto puertorriqueño Jorge Oliver Piñeiro.  Dentro del basamento hueco donde descansa el busto de Gardel se encuentra una pieza del motor del avión donde pereció el artista.  También está depositada una urna con tierra del cementerio de San Pedro, barrio de Manrique, Medellín, donde estuvieron los restos de Gardel antes de ser devueltos a Argentina.

Isabela guarda un lindo recuerdo y una constancia real de la visita del cantor a dicho pueblo. Sucedió que cuando el artista y su comitiva se dirigían a Mayaguez se perdieron y entraron por Isabela.  Al llegar a la plaza de dicho pueblo y percatarse que efectivamente se habían extraviado, el plomero-músico, Francisco “Frasco” Serrano, testigo de ese momento, reconoció a Gardel y los ayudó     para que salieran de Isabela, no sin antes dialogar con Gardel y tararear un tango juntos.

La gente en Puerto Rico desarrolló una identificación extrema con Gardel : Se peinaban como él, vestían como él y usaban frases cómo las que él usaba. En cuanto a Isabela en particular los Isabelinos gustan de decir que el ídolo no es ni argentino, ni francés ni uruguayo… es de Isabela!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s