El Coronavirus: un nuevo reto para la comunidad universitaria

eladoquin times
Apóyenos
Suscríbase a nuestra página

Entre su correo electrónico y reciba nuestros escritos.

Tiempo de lectura: 4 minutos

Por: Javier Negrón Miranda

Estudiante de Maestría en Relaciones Públicas y Comunicación Integrada en la Universidad Sagrado Corazón

A comienzos del 2020 empezó a propagarse una nueva enfermedad en China. En ese momento, no se vio como algo preocupante, sin saber que en unos meses cambiaría por completo la historia del mundo moderno. El COVID-19, mejor conocido como el coronavirus, ya ha afectado gran parte del planeta. Se han tomado medidas extremas para combatirlo, como cuarentenas, así como el cierre de comercios, empresas, áreas de entretenimiento y todo lo que no sea considerado como un servicio esencial —y los sistemas de educación no han sido la excepción.

Tras varios años, el sistema de educación superior de Puerto Rico ha sufrido varios embates, ya sea de huracanes, apagones y problemas administrativos, entre otros. Pero hoy, este se enfrenta a un nuevo problema: el COVID-19. Tras el cierre de las universidades como medida para luchar contra de esta enfermedad, muchas de estas han tenido que reevaluar la manera en que se da clase, optando por el uso de la tecnología. Las clases en su mayoría se han movido a diferentes plataformas en línea, lo que ha cambiado en solo semanas la dinámica que los estudiantes han conocido por toda su vida.

shutterstock_1517180474

Pero, dentro de este cambio, surge el cuestionamiento y la reflexión sobre esta nueva “normalidad”. La transición de un sistema completamente presencial trae consigo unas ciertas preocupaciones por parte de los estudiantes. Paola Marrero, estudiante de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras, expresa que este cambio ha sido muy desorganizado. Entiende que una sola semana que dio la universidad para que los profesores se ajustaran a este nuevo cambio es muy poco tiempo. Esto ha traído problemas en la comunicación, falta de organización, y un sinnúmero de otros problemas.

Otros estudiantes han visto esta transición y este cambio como un reto propio. Así ha sido el caso de Reynaldo González, estudiante de la Universidad de Puerto Rico, quien ve el reto como uno de organizarse a su propio tiempo y de poder crear un cierto espacio de trabajo dentro de este mucho más personal. Concentrarse en su materia desde su casa, de la misma manera que lo hacía en el salón, es uno de los retos para Camelia Maldonado, estudiante de la Escuela de Derecho UPR. Los estudiantes han tratado de tomar estos cambios de la manera más abierta, entendiendo que la situación que se está viviendo no es algo fácil de manejar.


Anuncio

Anuncio ABC PR Abril 2020


Existe una preocupación por la falta de recursos entre los estudiantes. Aunque en la actualidad el acceso a las computadoras, internet y otros recursos tecnológicos es mucho más fácil, aún queda en duda para los que esto no es posible. Paola se mantiene en línea con el internet que le provee su teléfono para poder conectarse y continuar con sus trabajos, pero sí con la preocupación del qué pasará al terminarse la data de éste. Con ningún acceso a los recursos que la universidad provee, y los recursos limitados en estos momentos en el país, se hace más difícil poder continuar con sus estudios.

Pero, al final de todos estos escenarios, se presenta un factor que preocupa: la salud mental. Camelia expresa que los profesores no han sido malos, pero no han tomado en consideración que el evento que está ocurriendo actualmente sí los afecta. El estar en las casas encerrados no significa que nada está pasando, que esto no causa estrés y ansiedad; todo lo contrario: el encierro al final le causa a uno síntomas emocionales que poco a poco se vuelven un problema.

shutterstock_342311261

Al fin y al cabo, con la situación que se vive en el país y en el mundo, solo queda una nube de incertidumbre ante el futuro. Nadie tiene claro qué pasará en las próximas semanas, y menos en los próximos meses. Esto pone en cuestionamiento el semestre que se cursa y el verano que viene que muchos lo utilizan para tomar clases y realizar proyectos; y queda en suspenso el próximo semestre de clases. “Pienso que depende de cómo se va a manejar la situación, y que creo que aun así es muy temprano”, expresa Reynaldo. El sector universitario es uno que dentro de todo siempre se ha mantenido en el camino. Ante estas adversidades se debe evaluar y repensar el futuro, no solo de la educación, sino del País.

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Anuncios

Traductor
Próximos Eventos
diciembre 2021
¡No hay eventos!
Cargar más

Recientes

Anuncio