Poemas en 4 tiempos 4 generaciones: mi bisabuela, mi abuela, mi madre y yo

Artículos Relacionados.

Reseñas Literarias de Casa Norberto – Septiembre 2020

Literatura | A continuación, las reseñas literarias para el mes de septiembre 2020 de la librería Casa Norberto • Libros & Cafébar.

Hallazgo de un recuerdo II: La liberación de la memoria

Literatura | La segunda parte de la historia en la que la escritora fue contactada, luego de haber lanzado al mar un mensaje en una botella hace 50 años.

Anuncian participantes del Certamen Literario PEN 2020

Literatura | El evento cuenta este año con una participación histórica, según se expresaron Sandra Santana, presidenta de PEN de Puerto Rico y Richard Rivera Cardona, vicepresidente y secretario interino de la institución.

Promover una novela en tiempo de pandemia

Literatura | El autor de “El Ángel de los Solteros”, Fernando Gallardo Bustillos, escribe sobre su experiencia de promover su libro en tiempos del COVID-19.

Tiempo de lectura 4 minutosPor: Elsa Tió

 La poeta Elsa Tió ofrece a los lectores cuatro inspiradores poemas dedicados a las madres, escritos por su bisabuela Trina Padilla de Sanz -conocida como “La Hija del Caribe”-, su abuela, Trinita Sanz Padilla, su madre Elsa Fernández de Tió y el último por la misma Elsa en 1981, justo antes de nacer su hijo. 

El Niño

Por: Trina Padilla de Sanz “La Hija del Caribe”

(Cálices Abiertos, 1912)

 

Di, madre mía, madre adorada,

¿de dónde vine cuando a tu lado yo me encontré?

¿Acaso de una lejana estrella, sobre las alas de una

paloma, a tu regazo tibio, bajé?

¿De una magnolia rica en perfume

nací tal vez?

¿O me encontraste dentro de una ola envuelto en algas, o en la hendidura de un caracol?

¿Bajo la umbría de un monte virgen,

o en la colgante cuna tejida por el piquito de un ruiseñor?

 

Responde, madre, madre adorada;

calma amorosa, tanta ansiedad:

¿de dónde vine? ¿dónde vivía?

¿Era yo sueño, jirón de bruma suelto de alguna nube fugaz?

 

Hijo del alma:

Como los astros dentro del espíritu del

mismo Dios,

antes que el caos se iluminara

con los prodigios de la Creación,

tú, en mis anhelos, dentro de mis sueños, vivías

y eras… todo mi amor!

¿Aún no adivinas en dónde estabas…?

Pues escondido,

muy en el fondo de un blando nido

hecho con fibras del corazón.


tree-branch-bird-pine-wildlife-fauna-108751-pxhere.com

Desolación

Por: Trinita Sanz Padilla, 1934

(Detrás del Silencio, 2018)

 

Y se cayó mi nido

de tan alta distancia,

que mis tres gorrioncitas asustadas

volaron al calor de mis faldas,

yo les canté gozosa

mis humildes canciones,

las canciones más puras,

olorosas a nardos

a tomillo y albahaca,

y luego se durmieron…

¡Que locura tan grande!,

quietecitas, tranquilas;

mis ojos satisfechos

de mirarlas lloraban,

¡y qué viento tan fuerte!

¡y qué noche tan larga!,

¡más fue mi noche dulce

más dulce que ninguna

la de esa noche aciaga!


shutterstock_1693912225

Oración por los Hijos

Por: Elsa Fernández de Tió

Revista ICP, Abril 1966

 

Hazme buena Señor, para mis hijos

con la bondad de las cosas sencillas.

En cada mañana, en cada noche,

en la verdad de cada día.

 

Hazme fuerte, Señor, para darles

la palabra precisa

y para mantenerme y mantenerlos

serenamente digna.

 

Hazme sabia, Señor, para llegarles

oportuna y sin prisa

que sepa aligerarles la tristeza

y compartir sus risas.

 

Hazme justa, Señor, para formarles

la conciencia tranquila.

Para que sean libres de malsanas pasiones,

hondos en el sentir y altos de mirar.

 

Hazme humilde, Señor, cuando les lleguen

sus triunfos y sus dichas

que sepa ser prudente y no despierte

adulación, ni envidia.

 

Y hazme humilde, aún más cuando les toque

atravesar desdichas,

que tus diez mandamientos les sostengan,

y mi amor los conforte

y tu amor los dirija.

 

Ampáralos, Señor, no me los dejes

atravesar peligros sin salida,

Que entren limpios y firmes en la prueba,

para encontrar serenos la alegría.

Que sepan compartir, y bien escojan

quien ha de acompañarlos en la vida.

Hazme merecedora de ser madre,

que para serlo fui por ti escogida.


shutterstock_707780632

Oración de mi entraña

A mi primer hijo antes de nacer

Por: Elsa Tió (1981)

 

Tu corazón tiembla en mi vientre

cada vez que te mueves,

giras como un astro en tu universo,

y yo soy tu universo,

tu infinito rincón y tu horizonte.

 

Tu conoces mi entraña

yo a ti no te conozco.

Tú serás mi horizonte,

yo soy tu territorio,

tu pedazo de tierra, de raíz y de patria.

 

Te presiento y te quiero

con un temor extraño de perderte

y un deseo de mirarte a los ojos

de presentarte el árbol y la luna.

quisiera conocerte en las palabras

pero aún no tienes gesto ni memoria.

 

Vives en lo profundo de la ausencia

rodeado de las voces del silencio.

Eres la forma de mi cuerpo y mi sangre

un poco de mi llanto y mi alegría

la soledad oscura de la tierra,

el implacable amor, amor que me devora.

 

Oración de mi entraña

parcela de mi alma,

destinado a sentir lo que yo siento.

 

Artículos Relacionados.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recientes

Ciudadana lucha por mantener su hogar

Comunidad | Madre residente del Municipio de Isabela reclama ayuda para no perder su hogar.

Promoción del destino de Discover Puerto Rico traerá futuros viajeros en 2 a 4 meses

Comunidad | Las publicaciones en las redes sociales y otros mensajes de mercadeo están diseñados estratégicamente para inspirar visitas futuras y generar conciencia entre los consumidores para que Puerto Rico sea considerado para viajes a finales de este año.

Reabren al público Museo Casa Blanca, Museo de la Música y el Parque Ceremonial Indígena de Caguana

Comunidad | Se informó además, que el uso de mascarilla será compulsorio y se cumplirán con las recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC)

Jóvenes teatreros se reinventan en la pandemia con obra virtual Algoritmos

Arte | Algoritmos está basada en piezas del laureado libro “Cuentos Cortos Que No Aburren” de Ricardo Martí Ruiz. Con una duración de 50 minutos, la obra está dividida en tres partes que exploran temas de tecnología, religión y ateísmo, política, amistad, hermandad, responsabilidad paternal, y códigos sociales.

Denuncian cierre de escuelas de arte en Mayagüez

Comunidad | Candidata a alcaldesa denunció además, que las oficinas de Arte y Cultura ya comenzaron a ser eliminadas fuera de la estructura del Municipio de Mayagüez.