Súper Madre: Certificada

Artículos Relacionados.

Ciudadana lucha por mantener su hogar

Comunidad | Madre residente del Municipio de Isabela reclama ayuda para no perder su hogar.

Promoción del destino de Discover Puerto Rico traerá futuros viajeros en 2 a 4 meses

Comunidad | Las publicaciones en las redes sociales y otros mensajes de mercadeo están diseñados estratégicamente para inspirar visitas futuras y generar conciencia entre los consumidores para que Puerto Rico sea considerado para viajes a finales de este año.

Reabren al público Museo Casa Blanca, Museo de la Música y el Parque Ceremonial Indígena de Caguana

Comunidad | Se informó además, que el uso de mascarilla será compulsorio y se cumplirán con las recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC)

Denuncian cierre de escuelas de arte en Mayagüez

Comunidad | Candidata a alcaldesa denunció además, que las oficinas de Arte y Cultura ya comenzaron a ser eliminadas fuera de la estructura del Municipio de Mayagüez. 

Tiempo de lectura 8 minutosPor: Marcos Del Valle

El Adoquín Times

Se ha hablado en los medios de comunicación sobre el efecto que ha tenido el estado de emergencia causado por la pandemia del COVID-19 sobre los sectores de la salud, la economía, el comercio, el turismo y el sistema de educación, sin darle la merecida relevancia a lo que las familias han tenido que pasar durante el periodo de cuarentena, impuesto por el gobierno ante la situación creada por el coronavirus.

Puede que quizás algunos digan, que antes de todo esto, las madres y los padres tenían que hacer miles de maniobras mientras trabajaban. Lo más probable, pero por lo menos estaban todos ya acostumbrados a su estilo de vida. Además de la desgracia salubrista que sufrimos, cada hogar ha tenido que aprender de la noche a la mañana cómo manejar su nueva “normalidad”.

Quisimos adentrarnos en esa realidad de muchas familias a través de un grupo de madres puertorriqueñas en y fuera de la Isla. Nos encontramos con casos tan variados como el de una madre estudiante de universidad con tres hijos, que se sienta aún con cada uno a estudiar. Como otra que es maestra, da clases en línea, graba vídeos explicativos, mientras todos están en casa, la interrumpen constantemente llamados de ayuda, prepara la comida y también ofrece compañía y apoyo emocional. Como nos dijo una de las entrevistadas: “créeme, no es Disney”.

IMG_4447

Una de estas grandes madres, residente en Orlando y con un hijo que cursa el décimo grado, relata cómo se enfrenta a discusiones todos los días, ya que el joven quiere hacer lo que quiere y no lo que debe. ¿Suena familiar? Lo desafiante que a veces se convierte esta nueva situación, es una de las características que compartieron muchas. Aunque la madre radicada en la Florida nos relató, que además de ella, hay otras madres en su misma situación, pero conoce otros casos diferentes en los que el estudiante está haciendo bien su trabajo y lo que extraña es compartir con sus compañeros de clases, mientras otros han subido sus notas a consecuencia de esta nueva medida de educación. Lo que resume en general, las diferentes experiencias para el estudiantado y como resulta para la familia el proceso de adaptarse en tan poco tiempo a realizar todos los roles necesarios para continuar el desarrollo.


Anuncio

95782491_2937832666253208_3821676799222349824_o


“La maestra no lo hace así”, “tú no eres mi maestra” son algunas de las frases que otra madre ha escuchado de parte de sus hijos durante esta cuarentena. Al igual que millones alrededor del mundo, esta heroína-residente de Toa Baja-, que por el momento se encuentra desempleada, sin embargo, se levanta todos los días y se pone su capa para luchar con las adversidades que se le presentan en el día a día, como  la poca señal de internet y los ruidos externos alrededor de su hogar, el buscar ayuda para imprimir los trabajos, ya que ningún negocio de imprenta está operando por el toque de queda. Todo por querer ayudar a sus dos hijos, una joven adolescente y un niño de grados primarios, para sacarle el mayor provecho a lo que queda del año escolar. Nos cuenta que los maestros envían un calendario de lo que se hará día a día, incluyendo los días y horas de encuentro. Son los días que no cuentan con una clase virtual, donde el estudiante tiene que tomar control de sus estudios, enfrentándose con problemas de disciplina hacia la madre.

Otra de las Súper Madres que entrevistamos, del municipio de Guaynabo y que se sacrifica para que su hijo asista a uno de los colegios privados mejor reconocidos en el área metropolitana, contó, con una emoción que fue transmitida a través del teléfono, como al ella ser una persona estructurada en el trabajo y con un hijo, que luego de clases asistía a diferentes prácticas de deporte hasta las 6 de la tarde, por lo general, se le ha juntado todo en un mismo lugar. Su hijo ha pasado de tener una vida activa escolar y deportiva a estar ocho horas sentado en un escritorio durante sus estudios en la cuarentena. Como parte del plan de organización de la madre, ésta ha tenido que recurrir a un sistema de pizarra para ayudar a organizar las semanas de su hijo. En este caso, los maestros están utilizando diferentes plataformas digitales para diferentes trabajos, lo cual les dificulta esa organización. Cada materia, incluyendo educación física, envía un plan de trabajo semanal y basado en éste, la madre puede mantener un horario de educación para su hijo, a quien se le hace difícil enfocarse en un solo día cuando tiene los demás cuatro frente en la pizarra.

A esta madre le preocupa el trabajo de adaptarse al hecho de que no todas las clases son a la misma hora de antes y el maestro no está presente todo el día, sino que durante el mismo existen espacios vacíos en los cuales el estudiante tiene que seguir trabajando por su cuenta. Por mejores plataformas digitales que los colegios tenían para llevar su día a día, ninguna de las opciones estaba preparada para este cambio. Ha habido ocasiones, cuando incluso la misma profesora no ha podido llegar a dar la clase por falta de servicio de internet, por los fallos en la energía eléctrica. Por otro lado, agradece el apoyo de sus maestros y reconoce que estos tienen otros grupos de clases además del de su hijo y está aprendiendo a disfrutarse el poder trabajar en sus quehaceres en casa cuando puede, y disfrutar de una calidad de vida que con el “corre corre” no tenía.

Imagen Historia Portada Editorial 1

Por el lado de los maestros, pudimos conversar con una colaboradora para este medio, maestra de español en el estado de Nueva York, que cuenta que ha podido manejar su situación en casa y la ha mantenido bajo control junto a su familia, que incluye a dos hijos varones de 11 y 13 años y su esposo. De acuerdo con las preocupaciones de otros padres sobre el daño a la educación y “lagunas” de aprendizaje que esta situación de aislamiento pueda crear, esta madre y maestra nos responde a preguntas sobre el tema:

“Como madre, me siento confiada de que, a pesar de los grandes déficits del aprendizaje “online”, las lagunas de contenido y destrezas no afectarán demasiado a mis hijos. Pero como maestra, no creo que se haya destacado realmente la farsa de esta situación, esto no es aprendizaje.  En la escuela donde enseño, tuvimos la suerte de que nos dieran 45 minutos de preparación para decirnos cuáles eran las plataformas que usaríamos a distancia si cerraba el plantel. Después de eso, desde que cerramos, esto ha sido, como muchos dicen, el construir un avión mientras lo tratas de pilotear.  Primero, yo no paro de trabajar; matemáticamente no funciona.  Con 130 estudiantes y cinco clases diferentes, el crear material básicamente de la nada todos los días, corregir cada trabajo, dar “feedback” sobre ese trabajo, contestar preguntas por escrito individualmente, llamar a las casas de los estudiantes que no hacen el trabajo, etc…. en eso se va el día, más las reuniones virtuales de facultad, limpiar y cocinar… ¡imagínate si tuviera niños pequeños!  Es insostenible.  Pero soy enormemente afortunada: ¡tengo trabajo! Soy la excepción en este país.


Anuncio

Taller-22-de-mayo-MLA


Segundo, la desigualdad de mi estudiantado es enorme. Tengo muchos alumnos privilegiados.  Pero hay tantos que no tienen ningún acceso tecnológico, o que emocionalmente no han podido acoplarse a esto, cuyas situaciones en casa son terribles porque, o son inmigrantes o son recién llegados que no conocen el idioma y el sistema, o son los únicos que cuidan de su familia porque el padre o la madre están enfermos con el virus -recuerda que vivo en uno de los “hotspots” originales de Nueva York- o están desempleados. Las “lagunas” son el menor de los problemas aquí. La desigualdad socioeconómica y la falta de entendimiento de parte del gobierno, que aún pretende que en estas ocho semanas de verdad se ha aprendido algo y que en las próximas seis se seguirá aprendiendo, son problemas mayores.  El contacto humano, tan esencial en el mundo de la educación, hace una falta enorme. Es en esos momentos en que sí conecto con los estudiantes, por escrito o por voz, que ocurre la belleza.  Nunca pensé que extrañaría tanto el estar en el salón de clase”, finalizó la residente de Nueva York.

Imagen Historia Portada Editorial Mayo 2020 2 (1)

Por su parte, nuestra entrevistada en Orlando, FL está de acuerdo con este sentimiento ya que no ve “que aprenden como nos tocó a nosotros”. Por lo que piensa que habrá lagunas en el aprendizaje “porque los estudiantes no le prestan mucha atención a este movimiento [de educación] en línea. Aquí en la Isla, se le hace eco a esta opinión. Cuando se lleve a cabo el comienzo de clases presenciales, “será un gran reto para cada maestro porque va a tener que ir bien atrás. Recuerda [que] en enero perdieron casi todo el mes de clases por los temblores, febrero lo cursaron completo y marzo solo apenas dos semanas”, detalló la madre toabajeña angustiada.

A pesar de todo, lo más que pudimos percibir en nuestras entrevistas fue un grupo de madres que lo dan todo por sus hijos. Que seguirán contorsionando sus vidas y ajustándola lo que sea necesario por el futuro de sus criaturas. Que por mansas o feroces, son las que siempre le darán ese título que nunca se debe dejar de celebrar, el ser madre. ¡Felicidades, mamá!

Artículos Relacionados.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recientes

Vinculan comida chatarra ‘ultraprocesada’ con el envejecimiento avanzado de las células

Salud | Investigación refleja que las personas que comen una gran cantidad de comida chatarra procesada son más propensas a exhibir un cambio en sus cromosomas vinculados al envejecimiento.

La SAPR celebrará “La Noche de Observación Internacional de la Luna 2020” con una actividad virtual

Astronomía | Se informó además que desde anoche jueves y hoy viernes, la Luna estará en conjunción con los planetas Júpiter y Saturno.

Capitán de la comedia y del bienestar infantil: La memorable vida artística de Tío Nobel

Personalidades | Nobel Vega, continuará siendo recordado como ícono de la televisión infantil y dueño absoluto de la página principal en el libro de oro de las memorias puertorriqueñas.

Ciudadana lucha por mantener su hogar

Comunidad | Madre residente del Municipio de Isabela reclama ayuda para no perder su hogar.

Promoción del destino de Discover Puerto Rico traerá futuros viajeros en 2 a 4 meses

Comunidad | Las publicaciones en las redes sociales y otros mensajes de mercadeo están diseñados estratégicamente para inspirar visitas futuras y generar conciencia entre los consumidores para que Puerto Rico sea considerado para viajes a finales de este año.