Cinco generaciones de lírica: Yolanda Fernández Sanz, compositora y autora arecibeña

Artículos Relacionados.

Reseñas Literarias de Casa Norberto – Septiembre 2020

Literatura | A continuación, las reseñas literarias para el mes de septiembre 2020 de la librería Casa Norberto • Libros & Cafébar.

Hallazgo de un recuerdo II: La liberación de la memoria

Literatura | La segunda parte de la historia en la que la escritora fue contactada, luego de haber lanzado al mar un mensaje en una botella hace 50 años.

Anuncian participantes del Certamen Literario PEN 2020

Literatura | El evento cuenta este año con una participación histórica, según se expresaron Sandra Santana, presidenta de PEN de Puerto Rico y Richard Rivera Cardona, vicepresidente y secretario interino de la institución.

Promover una novela en tiempo de pandemia

Literatura | El autor de “El Ángel de los Solteros”, Fernando Gallardo Bustillos, escribe sobre su experiencia de promover su libro en tiempos del COVID-19.

Tiempo de lectura 9 minutos

Imagen: Las tres nietas Yolanda (a la izquierda), Fabiola y Elsa en compañía de su abuela, Trina Padilla de Sanz, La Hija del Caribe en Arecibo c. 1939. (Imágenes Suministradas)

Por: Yolanda Suárez-Crowe

El ilustre poeta vegabajeño, José Gualberto Padilla, “El Caribe”, tronco de mi familia, siembra su vena lírica con cuatro generaciones que conjugan, a través de la poesía, el amor y esencia de nuestro idioma y cultura. Desde su hija, Trina Padilla Otero “La Hija del Caribe” la vena heredera pasa a su nieta Trinita Sanz Padilla (poeta), continua con su bisnieta, Yolanda Fernández Sanz (compositora y autora) y finalmente, con su tataranieta, Elsa Tió Fernández (poeta). Todas mujeres, un legado de amor a Puerto Rico.

Yolanda Fernández Sanz, hija de Trinita Sanz Padilla y de Ramón Fernández Morales, nació el 17 de diciembre de 1920 en Arecibo, Puerto Rico. “La desgracia de mi madre fue la suerte mía”- con el divorcio de sus padres, Yolanda, su madre y dos hermanas, fueron a vivir a la casa solariega de su ilustre abuela, Trina Padilla de Sanz, “La Hija del Caribe”, en donde despierta su interés por la música clásica y la poesía. Su abuela, poetisa, patriota y periodista fue educada en el Conservatorio de Madrid, y ya sorda, continuaba dando clases de piano para sostener a la familia.

“Cuando abuela se sentaba a tocar en el piano me tomaba de la mano. Me sentaba en la butaca cerca del piano de cola en donde interpretaba a Beethoven, Chopin y a Liszt, que eran mis favoritos. Trató de enseñarme música, pero me fue difícil y yo no quería aprender”. Intuía a su abuela y sentía la pasión por la música a una temprana edad. Ya su abuela, reconociendo el interés de su nieta, influye mucho en el desarrollo artístico que Yolanda tomaría mucho más tarde con los golpes que le destinaba la vida- cuando abandonada por su esposo queda sin recursos económicos para mantener a sus tres hijos.

El interés artístico de Yolanda Fernández Sanz queda relegado a un segundo plano. Empieza a trabajar de archivera en las oficinas de Fomento Económico de Puerto Rico, y al poco tiempo, se convierte en Editora de la revista, “La Rueda” de Fomento en donde entrevista a personalidades destacadas y notables, entre ellos, al gran violonchelista, Pablo Casals (amigo de su abuela, la Hija del Caribe). Años más tarde en 1960, acepta una posición en la Fortaleza en las oficinas de Esteban Padilla en relaciones públicas y prensa del Gobernador de Puerto Rico, Luis Muñoz Marín. Con los cambios de gobierno continúa trabajando en otras agencias de gobierno hasta que se traslada al sector privado y acepta la posición de co-vicepresidenta de Relaciones Públicas en Taller Creativo hasta su retiro en 1980.

El período inicial de la música de Yolanda Fernández Sanz se hace evidente con los primeros boleros románticos que escribe entre el 1940 y 1960. A pesar de no tener una educación formal en música, Fernández Sanz poseía una sensibilidad natural para el ritmo y un oído musical, que combinada con la poesía que escuchaba diariamente de los poetas clásicos en la casa solariega de la abuela Trina Padilla, afinan su oído y lira creando el estilo femenino y clásico de su bolero. “Me sentaba con la guitarra y me salía la canción. Yo componía y la escribía de una tirada. Otras veces, cogía la guitarra y la cantaba de un tiro completa sin escribirla. La cantaba de memoria. Empezaba a tocar la música que me salía y me salía la letra a la misma vez que cogía la guitarra”.


Anuncio

BioStrong Agosto 2020


Las composiciones de Yolanda Fernández Sanz tienen una sensualidad que toma vuelo con la imaginación. Escribe sobre treinta boleros, algunos se perdieron y otras fueron olvidados porque nunca se 3 escribió la música. Uno de sus primeros boleros “Abanicos Verdes” se estrenó en 1943 con la publicación de una página suelta auspiciada por La Directiva del Casino Español y dedicada a su pueblo de Arecibo. Se hizo una grabación personal de doce de sus boleros interpretados por ella, acompañándose de su guitarra, en los estudios de Cuco Pérez en Hato Rey Puerto Rico el 21 de abril de 1963.

La vocación de escribir boleros y ponerles música a sus penas lo resumió en un verso que escribe:

Oye bien lo que te digo:

Yo no canto con mis penas,

mis penas cantan conmigo.

Por eso es hondo el sentir

que de mis penas arranca

y por eso cuando cantan

mis penas cantan por mí.

Una de sus composiciones “Soy de tí” nos declara el lamento por su amor que el amado ya no escucha:

Soy de ti

como no fui de nadie.

Como nadie en la vida

me pudiera tener.

Y te vas

y me dejas perdida.

Y me quitas la gloria

de poderte besar.

Y en mis noches

Solitarias de besos

Llamo a gritos

Y no escuchas mi voz 

Y hasta el viento

se detiene en tu paso

y te lleva el lamento

de mi amor por tu amor.

yolanda3
Trinita Sanz Padilla y sus tres hijas, (izquierda a derecho) Yolanda, Fabiola y Elsa Fernández Sanz. Arecibo, Puerto Rico en la casa de su bisabuela, Trina Padilla de Sanz (La Hija del Caribe, 1926)

El verso sincero y triste revela ternura y la intimidad de su ser que no se disminuye con la ausencia, sino que vuela reflejando la dignidad y el decoro que aprende desde su juventud. De niña escuchaba el canto de mi madre. El verso me narraba su cuento que se mecía en el columpio de su melodía triste. No era un cuento de magia o de hadas al rescate ante algo nefasto. Era un cuento de ida, ausencia, abandono y sueños de desierto y vacío. No existe un final alegre, sólo la cadena rota de un recuerdo de amor. Nunca cae en lo vulgar del realismo erótico contemporáneo. Lo que no se dice, la imaginación lo descubre, el dolor, las noches de sombras y el recuerdo que late con el beso. Hay pasión y melancolía que no se autodestruye, convirtiéndole en una fortaleza porque los golpes enseñan.

Ya que me voy de ti

y de tu vida,

vuelve otra vez a mí,

yo te lo pido.

Yo necesito verme en tus pupilas

Si he de quedar después

en el olvido.

Y toma mi mano entre tus manos

Cierra mis ojos con un beso

Hazme vibrar entre tus brazos

Para dormir de amor

Sobre tu pecho.

Y asi llevarme entonces el recuerdo

que siempre un gran amor

deja escondido.

A cambio de este amor

que yo te tengo

ya ves mi bien es poco

lo que pido.

La sensualidad se pinta de color con perfume, sabor y sentir que toma vuelo. Se rompe la ternura de un momento que termina con la pesadilla de la ausencia y el abandono. “Ven dame un beso” se puede comparar con el bolero, “Bésame Mucho” de Consuelo Velázquez: Bésame, bésame mucho, como si fuera esta noche la última vez. Bésame, bésame mucho, que tengo miedo a perderte, perderte después…Quiero tenerte muy cerca mirarme en tus ojos y estar junto a tí, pienso que tal vez mañana yo ya estaré lejos, muy lejos de ti…El bolero de Yolanda Fernández Sanz, “Ven dame un beso” estila la belleza semejante que se puede ver en la composición de Velázquez, compositora Mexicana de gran talento, educada en el conservatorio de música, llegando a ser una pianista concertista clásica de primera clase.

El bolero “Amor es”, con letra de Yolanda Fernández Sanz y arreglo musical de Eroilda Colón es seleccionado para la telenovela, Anacaona, protagonizada por Marilyn Pupo y Martín Lantigua que se presentó en la cadena Telemundo durante el período 1979-1980. “Amor es” recibe el primer premio como el mejor tema musical en 1979 en el Primer Festival de Telenovela en Puerto Rico.

Bajo la dirección musical del maestro, Ángel “Cucco” Peña, se hizo una grabación en CD “Lunna interpreta las canciones de Yolanda Fernández Sanz” con la colaboración del pianista y arreglista, Fernando Muscolo en la selección “Gracias a ti” y “Quiero”. En esta producción el maestro guitarrista, Ernesto Cordero interpretó un solo de la composición “Quimera”. Ángel Torres colabora también de flautista y saxofonista en esta producción. La presentación del disco compacto se celebró el 29 de septiembre de 2010 en la sede de la Fundación Nacional para la Cultura Popular en el Viejo San Juan.

Yolanda2
Durante el gobierno de don Luis Muñoz Marin, la Administración de Fomento establece el Festival Casals en 1955. Entrevista del violonchelista catalán don Pablo Casals por Yolanda Fernández Sanz.

Desde la lírica de la canción a la prosa, Yolanda Fernández Sanz publicó tres libros. Su primer primer libro- Trina Padilla de Sanz La Hija del Caribe Colección de Recuerdos (1996) evoca el recuerdo de su querida abuela, Trina Padilla de Sanz, “La Hija del Caribe”. Luis de Arrigoitia en el prólogo del libro destaca el estilo prosístico de Yolanda:

“La conversadora deleitosa que es Yolanda Fernández Sanz muchas veces se embriaga con su propio licor. Hija de un arte casi olvidado en nuestros tiempos de prisa vertiginosa, la autora nos reproduce el fruto de largas conversaciones, de tertulias familiares, con y en la evocación de la abuela. … Todo fluye y se detiene, sube o baja, dentro de una femenina coquetería con la cual pretende y casi siempre logra, seducir al lector mejor dicho al interlocutor.”

Fernández Sanz se extiende al género del periodismo humorístico en donde conjuga el ritmo del verso con la sátira para deleitarnos con el pan nuestro de la política puertorriqueña. Publica un segundo libro titulado Letanias que describe los acontecimientos noticiosos de país del 1980 al 1983 y como las cuentas de un rosario, repite lo absurdo del gobierno que abusa de su poder y atropella la cultura, el idioma y su espíritu. Salvador Tió Montes de Oca en el prólogo de este libro nos dice:

“Las letanías de este pequeño volumen, obedecen, como muchas de las sátiras de Quevedo contra los males de la sociedad y de la Corte de su tiempo, a un espíritu de protesta que se ha venido manifestando sordamente a veces, cuidadosamente en otras, a lo largo de los últimos años que ya se nos antojan demasiado largos”.

Muchas de las letanías de Yolanda Fernández Sanz se publicaron en la prensa local y se escuchaban por la radio y la televisión en donde las leían para sacar a luz y recordar los males de los políticos de la isla. La publicación de su tercer libro- Letanías II abarca las noticias desde el 1983 a 1984. Ellen Hawes comenta que Yolanda Fernández Sanz es “magistral en el arte de citar sin misericordia lo que la gente dice”. La metáfora de su verso nos revela los sucesos de un año extraordinario en la isla de Puerto Rico. Con sátira y chispa humorística, Yolanda nos enseña historia a la vez que nos saca la carcajada. Jaime Benítez, entonces Ex-Presidente de la Universidad de Puerto Rico dice que las letanías de Yolanda son “Aleluyas ingeniosas y vivificantes”.

Yolanda Fernández Sanz muere a los 93 años, el 11 de abril de 2016 y fue enterrada en el Cementerio Viejo de Arecibo, Puerto Rico. Las composiciones de Yolanda Fernández Sanz representan una aportación significativa a la música escrita por mujeres puertorriqueñas dentro del marco geográfico del Caribe y Latinoamérica.

Artículos Relacionados.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recientes

Contra viento y pandemia el Concurso Nacional de Trovadores

Música | El lugar de la competencia será informado al participante cuando se registre y sólo podrá llevar a un acompañante. Un distanciamiento físico de 6 pies y el uso de mascarilla será requerido, mientras no esté participando.

Nicole Soto Rodríguez: La ciudad como herramienta de trabajo

Arte | El trabajo de la artista tiene como propósito el reclamar espacios perdidos en la memoria, provocando visibilizarlos al darles otro uso, otra posibilidad.

12 Puertorriqueños han sido nominados a los Farándula Global Awards

Música | La cantante Gisselle será homenajeada con el Premio Trayectoria por su exitosa carrera en el arte.

Fundación realiza encuesta sobre tendencias de la Generación Z

Comunidad | La Fundación CHICAS by Alejandra, realizará la encuesta entre niños y jóvenes de la Generación Z, de 11 años en adelante, para examinar cómo han cambiado las preocupaciones de nuestros estudiantes desde la encuesta anterior.

Vinculan comida chatarra ‘ultraprocesada’ con el envejecimiento avanzado de las células

Salud | Investigación refleja que las personas que comen una gran cantidad de comida chatarra procesada son más propensas a exhibir un cambio en sus cromosomas vinculados al envejecimiento.