La época dorada del tabaco en Puerto Rico

tabaco
Apóyenos
Suscríbase a nuestra página

Entre su correo electrónico y reciba nuestros escritos.

Tiempo de lectura 3 minutos

 El cultivo de tabaco poco a poco se fue extendiendo de forma rápida y consistente, llegando al tercer puesto de los productos comerciales más importantes de Puerto Rico, después de la caña de azúcar y del café

 

Durante muchos años Puerto Rico ha sido uno de los grandes productores de tabaco, siendo esta cosecha una de las que ha tenido más impacto agrícola en la Isla. Si bien es cierto, han sido muchos años de arduo trabajo dentro, pues desde los inicios de la historia del tabaco se ha invertido no solo tiempo, sino un gran esfuerzo de trabajo en conjunto para cosechar y disfrutar del tabaco.

Bien, si nos damos un breve paseo por el comienzo o la llegada del tabaco a Puerto Rico, tendríamos que remontarnos alrededor de cien años, quizás más cuando los indios taínos cultivaban y fumaban el tabaco para lograr calmar su cansancio, y también para celebrar sus ritos religiosos.

tabaco
Cosiendo tabaco en una finca de Barranquitas. Foto por Jack Delano, 1941. Puerto Rico Mio.

Asimismo, cuando llegó a Puerto Rico Cristóbal Colón; el tabaco pasó a ser un tipo de lujo para las personas de la realeza española por más de dos siglos. Desde 1492 hasta el año 1780, más de la mitad de la carga embarcada era el tabaco puertorriqueño, el cual era el de preferencia de los españoles.  Cabe destacar, que el tabaco pasó a ser en un importante producto de exportación; logrando producir alrededor de 35 millones de toneladas de tabaco al año.

Desde entonces, el Hoja Prieto, es una de las plantas más importante y la más cultivada en las tierras puertorriqueñas; llegando a ser considerada como la hoja de envoltura más deliciosa y la cual se usó de manera exclusiva en los mejores cigarros del mundo.

Anuncio


La hoja de tabaco fue incluida en la estructura tarifaria colonial, como un producto libre de aranceles. Esto, permitió elevar la posibilidad de participar en el gran mercado estadounidense. De esta manera, los agricultores de las diferentes regiones montañosas de la Isla posicionaron el cultivo de tabaco como una de las actividades económicas más importantes en los años 90.

Asimismo, el cultivo de tabaco poco a poco se fue extendiendo de forma rápida y consistente; llegando al tercer puesto de los productos comerciales más importantes de Puerto Rico, después de la caña de azúcar y del café. Vale decir, que esto fue en el 1917, seguidamente; para el año 1918 ya el tabaco había logrado posicionarse por encima del café, convirtiéndose en el segundo producto más importante, una posición que logra mantener hasta mediados del 1940.

Partiendo de este contexto, el cultivo de tabaco no solo era de importancia para el comercio; por el contrario, era una fuente crucial de ingresos para los agricultores y la población rural. Los reportes de los primeros años eran cada vez más altos, pues más del 14% de las fincas ubicadas en diferentes zonas en la isla cultivaban hoja de tabaco ya para el 1940; ese número ya se había elevado nuevamente, teniendo en cuenta que era el 40% de los cultivos eran de hoja de tabaco.

El auge que tenía el cultivo y las exportaciones de tabaco aumentaba de forma asombrosa, en el 1957 las exportaciones récord hacia el Norte de América, Inglaterra, Francia, México, Honduras, Costa Rica; entre otros países donde se dedicaban a elaborar los mejores cigarros del mundo.  Hasta ese momento, Puerto Rico era uno de los más grandes exportadores de tabaco en el mundo, ocupando el quinto puesto; después de los Estados Unidos, México, Venezuela y África.

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter

2 comentarios en “La época dorada del tabaco en Puerto Rico”

  1. Avatar

    Como siempre pasa, los pequenos agricultores salen perdiendo. Mi padre fue un pequeno agricultor y sembraba tabaco, ademas de otras cosas. El tabaco una vez cosechado y secado, se le llevaga a lo que llamaban un refaccionista, que en mi pueblo, Comerio, se llamaba don Luis Rivera. Este senor le daba algun adelanto a los agricultures para que pagaran gastos (semillas, peones, etc.) Al final, cuando mi padre iba a cuadrar, le sobraba muy poco y como mi padre no llevaba esos numeros no podia reclamar nada, Esa era la historia cosecha por cosecha, mientras el tal don Luis Rivera se hacia rico. Estas historias tambien deben contarse porque ciertamente la epoca dorada fue para los que tenian los bolsillos dorados. En el devenir del desarrollo economico la verdad es que la riqueza la crean los que trabajan duro y finalmente las tajadas bien grandes se las llevan los que mantienen el control y el poder, Seria bien bueno que en todas estas historias se apuntara esa realidad, porque hoy en dia todavia sucede lo mismo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Anuncios

Traductor
Próximos Eventos
octubre 2021
¡No hay eventos!

Recientes