Apóyenos
Suscríbase a nuestra página

Entre su correo electrónico y reciba nuestros escritos.

Tiempo de lectura 3 minutos

«Empecemos por inculcar valores; tenemos a una juventud sedienta, pero frente un sistema educativo tanto público como privado, que ha convertido la educación en un pozo seco».   

El infame y salvaje asesinato que golpea la conciencia colectiva es propio de una película de terror; y queda al descubierto la crueldad de la subcultura de la droga embrutecedora, que nos asfixia y angustia. Repugna una realidad tan opuesta a nuestro “ay bendito”, a nuestra cultura de compasión y solidaridad.  A la sabiduría milenaria, que abarca todos los géneros «amarás a tu prójimo como a ti mismo”.

Todavía más espeluznante el asesinato de Keishla, indefensa y embarazada.  Ya son muchas, Andrea, y tantas otras que nunca nos aprendimos ni sus nombres.  Hablamos de género, pero cada día hay menos educación en las escuelas. Empecemos por ahí. Sufrimos las consecuencias de vivir en una sociedad con más puntos de drogas, que escuelas, y ahora cerradas; un sistema educativo donde la poesía, el deporte, el arte, han sido expulsados del currículo.

Anuncio

Freshmart

Estamos ante un sistema educativo que se niega a educar a los jóvenes a ser puertorriqueños, a inculcarles el amor por su País, por su lengua su cultura, su historia. Me pregunto: ¿qué hombres y mujeres estamos preparando si a los estudiantes no se le dan lecturas que los formen? Jóvenes que en el salón de clase no ha leído un poema que los sensibilice.  Y hablo de poemas, porque sé del poder transformador de la poesía y la lectura sobre el espíritu humano.  Y no hablo por hablar.

Lo vi en mis talleres de poesía en la cárcel de mujeres de Bayamón. El testimonio de Magdalena Morán nos da una ruta de lo inaplazable.  A los 14 años Magdalena se fugó de su casa y en mi taller de poesía escribió una carta, aquí un fragmento:

“Yo también cumplí sentencia probatoria, juvenil, también soy desertora escolar, también he sufrido perdida de allegados, muchas veces he sentido que mi vida colapsa, por mi mala rebeldía desde la prisión, por mi récord criminal que cuenta con 17 delitos, me han marginado tanto, ya duré 7 años y medio en custodia máxima, sin oportunidades de talleres porque nadie creía en mí. Pero desde que la poesía llegó a mi vida, fui desenvolviéndome y para mi sorpresa sin darme cuenta empecé a dedicar mucho tiempo a la escritura, empecé a olvidarme de los problemas y he aprendido a mejorar mi lenguaje, y mi forma de expresarme, he cambiado las palabras malas y las actitudes por palabras constructivas para mi vida y hoy sirviendo de ejemplo para mis compañeras».

La poesía transformo está vida y la de tantas otras.  Cuántos hombres no hubieran asesinado, agredido a mujeres, a ancianos, a hijos, si desde niños les hubieran abierto el corazón con palabras poetas, que le descubrieran lo mejor de ellos mismos, que le transmitieran un sentido de dignidad. Estamos hechos de palabras, pero con que palabras queremos formar a los hijos de esta tierra.  Estamos criando hijos vacíos, sin más dios que el billete, sin ánimo de educarse, para qué, si el amigo en el punto tiene carro de lujo, y reloj de oro sin abrir un libro.

No es con sillas eléctricas que se resuelven estos graves problemas sociales. Empecemos por inculcar valores; tenemos a una juventud sedienta, pero frente un sistema educativo tanto público como privado, que ha convertido la educación en un pozo seco.

Oportunas las palabras proféticas de Salvador Tió, que escribió hace 30 años. “Aprovecho el día de hoy para decir claramente que, si el sistema de instrucción de Puerto Rico no puede hallar los medios y maneras de despertar en cada puertorriqueño el orgullo de sí, de su cultura, su lengua y su historia, en una generación más habrá aquí un pueblo roto, vuelto contra sí mismo, y se habrá sustituido su voluntad de ser y de permanecer por los paraísos artificiales de la droga o el tranquilizante de los cupones de alimentos”.

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter

1 comentario en “Opinión | Pozo Seco”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Traductor
Próximos Eventos
septiembre 2021
¡No hay eventos!
Cargar más

Recientes