Loiceñas impulsan su desarrollo personal a través de la industria de la costura en plena pandemia del COVID-19

Tiempo de lectura 3 minutos Las mujeres asistieron a 22 clases durante nueve meses, periodo durante el cual aprendieron a manejar la máquina de coser, realizar patrones, cortar, y confeccionar bultos y mascarillas,