Continúa la exhibición «Un lugar para Puerto Rico: la colección contemporánea, 1959-1965»

Simposio de Historia del Arte
Apóyenos
Suscríbase a nuestra página

Entre su correo electrónico y reciba nuestros escritos.

Tiempo de lectura 3 minutos

Imagen: Suministrada

Una nueva exposición, titulada “Un lugar para Puerto Rico: la colección contemporánea, 1959 – 1965”, ofrece por primera vez una visión global de un aspecto fascinante y poco conocido de la historia del Museo de Arte de Ponce. La muestra ya en exhibición cuenta con 48 pinturas, 14 esculturas, y 28 obras sobre papel adquiridas antes de la inauguración del edificio actual en 1965.

postcard_Un_lugar_para_Puerto_Rico

Imagen: Suministrada

Las colecciones de pintura barroca y victoriana del Museo de Arte de Ponce eclipsan cualquier otra faceta de la institución. Sin embargo, el arte puertorriqueño contemporáneo también estaba presente desde el principio y, de hecho, fue especialmente protagónico en los primeros años del museo, como ha puesto de relieve una investigación reciente. “La exposición es una oportunidad única para explorar un capítulo breve en la historia cultural de la isla”, expresó Alejandra Peña, Directora ejecutiva del museo.

Desde el comienzo, resulta llamativa la presencia en la colección de artistas menos conocidos, como Bartolomé Mayol o Luis Hernández Cruz, junto a figuras como Rafael Tufiño, Olga Albizu, Lorenzo Homar, o el ponceño Miguel Pou, que por aquel entonces era el artista puertorriqueño con mayor éxito comercial. La exposición refleja el orden en el que el museo adquirió las obras para dar cuenta del desarrollo de la sala puertorriqueña a lo largo del tiempo. El punto de vista de la historia del coleccionismo invita a replantear la relación del fundador del museo, Luis A. Ferré (1904 – 2003), con el arte puertorriqueño de su tiempo.

Museo Ponce 2

Imagen: Suministrada

“El proyecto museográfico de Ferré buscaba reclamar un lugar para Puerto Rico dentro del canon de la historia del arte”, explicó el curador de arte europeo del museo, Pablo Pérez d’Ors. “La sala puertorriqueña de la primera sede del Museo de Arte de Ponce supuso un hito importante, sobre todo si recordamos que ninguna otra institución en el mundo contaba entonces con una instalación permanente y no comercial de arte puertorriqueño”, añadió.  (El área metro no contó con un espacio así hasta 1967, con la creación del tristemente desaparecido Museo de Bellas Artes de Puerto Rico, del Instituto de Cultura Puertorriqueña.) Además, a mediados del siglo pasado todavía no era lo habitual encontrar arte antiguo y contemporáneo bajo el mismo techo. Ferré emerge a lo largo de la exposición como un coleccionista dispuesto a correr riesgos, abierto a nuevas propuestas y, sobre todo, entusiasmado por la emergencia de un nuevo Puerto Rico en el mundo del arte.

Para más información puede llamar al museo al 787-840-1510 o escribir a eventos@museoarteponce.org. Para hacerse socio del museo pueden escribir a: socios@museoarteponce.org o visitar la página web www.museoarteponce.org/asociate.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Traductor
Próximos Eventos
junio 2021
¡No hay eventos!
Cargar más

Recientes