Anuncios
Please set up your API key!

El Adoquín Times

 Última Hora

Una Pregunta Más…. a Idalia Pérez Garay

Una Pregunta Más…. a Idalia Pérez Garay
enero 21
20:17 2020

Por Luis Echevarría

“Hay que seguir dando la batalla, hay que seguir hablando, seguir levantando el estandarte de lo que debe ser el teatro y la cultura en una sociedad”

Las Hermanas Estrellas… Cuando mi mamá y mi papá se iban a trabajar, mi hermana Flora y yo hacíamos de la casa un estudio de cine. Escribíamos historias sencillitas que tenían que ver mucho en ese mundo de fantasía que vivíamos nosotras. Cuando llegaban familiares y en fiestas navideñas entonces salíamos como Las Hermanas Estrellas a presentar nuestras obras. ¡Imagínate, niñas de 8 y 9 años! En aquel entonces vivíamos en Nueva York al mudarnos a Puerto Rico fuimos a la escuela pública Juan Ponce de León. En esa escuela tuvimos los mejores maestros y unas oportunidades extraordinarias para manifestarnos en el Teatro, en el Arte, en la Música y en la Danza.

Así que desde jovencita empezamos a actuar en todas las obras de teatro de la escuela. En el Club de Inglés, hicimos “The King and I”, y nos ganábamos todos los premios cuando competíamos con las otras escuelas porque se hacía mucha competencia entre escuelas aquí en Puerto Rico en los años sesenta. Los maestros nos llevaban al Teatro Tapia, al Teatro de la Universidad; la primera obra que veo -creo que estaba en octavo grado- fue “Los Soles Truncos” de René Marqués con el elenco original. Yo empecé a leer a William Shakespeare, “La Carreta” de René Marqués y “Tiempo Muerto” de Manuel Méndez Ballester en tercer año de escuela superior.  Así que vengo desde la escuela superior bien familiarizada con la literatura dramática puertorriqueña.


Anuncio

Plaza2 Alta Resolucion


El Teatro…aunque yo veía al teatro como algo maravilloso que lo disfrutaba, nunca pensaba que el teatro fuera una posibilidad real como una profesión. Al entrar a la Universidad de Puerto Rico quería ser sicóloga, quería ser diplomática en las Naciones Unidas, quería ser pintora, y entre las clases que tomaba estaban de bellas artes y teatro. En una ocasión Doña Luisa Géigel de Gandía -profesora de escultura- me dijo, “Tú sabes que pasa, tú tienes buena mano para la escultura, pero yo a ti te veo en el teatro, porque el teatro es una actividad social que envuelve mucha gente, envuelve el colectivo y una escultura tiene que trabajar sola, yo tú sigo por el teatro”. Fue cuando entonces incursioné en el teatro más seriamente, que al tomar las clases con profesores como Dean Zayas y Myrna Casas, me abrió las posibilidades a que el teatro fuera una opción de trabajo de vida profesional.

El Tapia…. Los estudiantes del Departamento de Drama nos montábamos en las guaguas todos los domingos para ver la función del teatro puertorriqueño que se estuviera dando en El Tapia. Pensaba que estar en el escenario de El Tapia era algo inalcanzable. Mi primera obra en El Tapia fue Un Tranvía llamado Deseo donde hice un papel pequeño y tenía una línea nada más. Esta producción era dirigida por el profesor Dean Zayas y estaba tan emocionada que dije: “¡Dios mío, estoy en El Tapia! Me tenía que pellizcar para saber que estaba en el escenario de El Tapia. Luego estuve en la producción Las Brujas de Salem, dirigida por Myrna Casas donde hacía una de las chicas que están poseídas y me acuerdo yo gritando por todo el escenario. Fue estando en la universidad cuando entré a formar parte del Teatro del Sesenta.

Idalia Pérez Garay en su Patio

 

«Hay que seguir dando la batalla, hay que seguir hablando, seguir levantando el estandarte de lo que debe ser el teatro y la cultura en una sociedad«. -Idalia Perez Garay

 

  Teatro del Sesenta… ¡esa es la década! la década de los estudiantes de La Sorbona, la década de la música, la de Andy Warhol; era una época tan fascinante, no me hubiera gustado vivir en otra época. El Teatro del Sesenta se forma en 1963 y se transforma a finales de los sesenta. En el 1970 estábamos limpiando lo que llegó a ser el Teatro Sylvia Rexach. En el 1971 lo adquirimos y al comenzar ese mismo año, cambió la historia del teatro en Puerto Rico. Obras como Puerto Rico Fuá, La Verdadera Historia de Pedro Navaja, El Gran Pinche, La pasión según Antígona, fueron tremendas producciones con un talento teatral y técnico excepcional. Nosotros vivimos trabajando intensamente esa época. Al entrar la década de los ochenta la vida teatral cambió en Puerto Rico.

Como dice Shakespeare en “As You Like It” … “All the world’s a stage, and all the men and women merely players”. Nosotros estamos desempeñando pequeños roles desde que nacemos hasta que morimos. En el teatro, un actor básicamente es un personaje que puede reproducir el comportamiento humano, pero dentro de una acción particular. Ese personaje debe tener una acción que llevar a cabo, tiene un objetivo, tiene una meta. Se tiene que contestar seis preguntas básicas, que son: quién soy, de dónde vengo, qué estoy haciendo, por qué lo quiero hacer, qué quiero lograr y hacia dónde voy. Con esas preguntas. se contesta lo que es en sí la “acción dramática”. Para uno treparse en el escenario uno debe tener una predisposición innata.


Anuncio

GOYA


En este País… no hay tanto teatro para lo que debía de haber. El teatro infantil, el teatro escolar, el teatro de la calle, estos son algunos ejemplos de teatros ausentes. La responsabilidad de un gobierno es fomentar las artes y la cultura como parte de una política cultural cosa que no hay en Puerto Rico y cada día la vemos más lejana. Hace falta crear una industria de teatro, una Escuela Nacional de Teatro donde tú te concentras todo el tiempo únicamente en la materia del teatro. La gente en Puerto Rico le gusta el teatro. El problema es la estructura gubernamental que lo que tratan es que desaparezcan las instituciones de arte y cultura. Hay que seguir dando la batalla, hay que seguir hablando, seguir levantando el estandarte de lo que debe ser el teatro y la cultura en una sociedad. Siempre vivo agarrada de la esperanza, siempre le queda a una un poquito de esperanza para seguir luchando por este país.

Una Pregunta Más… ¿Tienes un proyecto actualmente? En la televisión en el programa “Taller Actoral: El Arte de Actuar” en el Canal 6 donde soy parte de un jurado. En el teatro, trabajo en el taller del Teatro del Sesenta en Maunabo dirigido por Rey Pascual, donde se hacen reposiciones de las obras que hacíamos en el Sylvia Rexach; y nosotros los actores mayores, ofrecemos clases para una generación de jóvenes que a través del teatro se están conectando con el mundo, con la sociedad puertorriqueña y con el pasado con lo que era el teatro en Puerto Rico. Así que es una labor maravillosa y estamos en proceso de terminar el documental sobre la historia del Teatro del Sesenta.


Anuncio

ProArte

Anuncios

Artículos Relacionados

0 Comentarios

Aún no hay comentarios

Al momento no hay comentarios. Sea el primero en comentar

Escriba Comentario

Escriba su comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete Gratis

Su información está segura con nosotros. Suscríbase gratis a nuestra pagína.

Translate Site

Búsqueda

Suscríbete Gratis

Su información está segura con nosotros. Suscríbase gratis a nuestra pagína.