Una mirada al pasado: La tragedia del vapor Valbanera

Apóyenos
Suscríbase a nuestra página

Entre su correo electrónico y reciba nuestros escritos.

Tiempo de lectura 3 minutos
Imagen: Vapor Valbanera (Foto de la Autoridad Portuaria de Barcelona)

Por: Andrea Yambot Lugo

El Adoquín Times 

La situación que se vive a nivel mundial no es nada nuevo. Mediante estudios de investigación, se puede observar cómo a lo largo de la historia de la humanidad cada cien años el mundo ha sufrido grandes calamidades, tragedias y catástrofes. La primera gran Pandemia Mundial, llamada erróneamente Gripe Española, ocurrió a la finalización de la primera guerra mundial desde el 1º de marzo de 1918 culminando en el verano de 1919. Dejó un saldo de 100 millones de personas fallecidas, lo que representaba un cinco por ciento de la población mundial, más 500 millones de contagiados. Causó más muertes que en la guerra y ocasionó un terrible impacto económico.

En nuestro momento de nostalgia recordamos una de las peores catástrofes marítimas de la historia que ha quedado en el olvido. Ocurrió el 9 de septiembre del año 1919, hace exactamente 101 años, cuando el Vapor Valbanera, procedente de Santiago de Cuba, se embarrancó y fue cubierto por las embravecidas olas del mar al encontrarse con un potente huracán generado en las Antillas con vientos de 240 km/h, que se desplazaba por el estrecho de Florida hacia Cuba. Era un Buque Correo Trasatlántico de matrícula española, propiedad de la Compañía Naviera Pinillas, tenía 122 metros de eslora y 12.5 toneladas.

Su capitán, Ramón Martin Cordero no previó el movimiento del ciclón que era el mismo llevado por el barco, y creyendo que podía dominarle, entró de lleno en él a la altura de Matanzas, trató infructuosamente de emitir mensajes de ayuda, pero la antena telegráfica había sido arrancada al igual que el timón. En el desastre perecieron 500 personas entre pasajeros y tripulación. Sus cuerpos nunca fueron encontrados, quedando sepultados para siempre en las turbulentas aguas del Mar Caribe. No podemos dejar de mencionar que los pasajeros, todos salieron de España rumbo a América en busca de una mejor calidad de vida. España atravesaba una grave crisis social: Por la Primera Guerra Mundial sufrían de gran escasez en todos los ámbitos y, por otro lado, la gripe española hacia estragos matando a la población, la guerra de África además desangraba la juventud. Por eso emigraban, pues veían en América la oportunidad de poder evadir la miseria que les arropaba.


Anuncio

Casa Norberto Agosto 2020 (2)


El Vapor Valbanera partió del puerto de Cádiz rumbo a América el 3 de agosto, hizo escala en Canarias, donde embarcó más de la mitad del pasaje. El 1ro de septiembre, a los diez días de navegar, tocan puerto en San Juan, Puerto Rico, donde la industria azucarera se hallaba en pleno auge y los puertorriqueños estrenaban su ciudadanía americana. Algunos se quedaron allí. Partieron luego hacia Santiago de Cuba lugar donde desembarcó la mitad del pasaje; y el 5 de septiembre sale rumbo a la Habana, donde nunca llegaron. Diez días después del Naufragio un buque de la Armada de los Estados Unidos pudo encontrar los restos del vapor atascado en un banco arenoso muy profundo, al oeste de Cayo Hueso en el Bajo de la media luna. Sin sobreviviente alguno. No podemos dejar de mencionar que anteriormente, dos buques de la misma Naviera se habían hundido con cientos de muertes, pero la gente pensaba que era imposible una desgracia más, ¡Cómo se equivocaron!

En todas las épocas en que han ocurrido, a estas tragedias les son atribuidas efectos sobrenaturales. La creencia pueblerina española interpretó este desastre al hecho de que este buque inicialmente iba a ser bautizado con el nombre de la Virgen de La Rioja, Nuestra Señora de la Valvanera, y no se hizo. Todos piensan que el cambiar las letras de V por B en el nombre fue la causa de tan infausto futuro. Se cuenta además que de las personas que desembarcaron en Santiago de Cuba, había un señor que decidió quedarse allí unos días más para llegar a la Habana por carretera. Se quedó con uno de sus niños y su esposa con el resto de la familia siguió en el barco con el desenlace ya conocido. Cuentan que él todos los meses llamaba al puerto a ver si se había encontrado algo del barco. En memoria de los desaparecidos, repicaron las campanas en muchos pueblos de España y Cuba. Era lo único que se pudo hacer por ellos. Y recordarlos con una Oración.

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter

2 comentarios en “Una mirada al pasado: La tragedia del vapor Valbanera”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Traductor
Próximos Eventos
agosto 2021
¡No hay eventos!
Cargar más

Recientes