Una pregunta más a… Danny Rivera

Artículos Relacionados

Tiempo de lectura 5 minutosImagen: Danny Rivera (Suministrada)

Por Luis Echevarría

“¡Soy un artista del Caribe!”

Ese fue mi primer escenario, la mesa… yo nací en Santurce, Puerto Rico en el Fanguito, cerca de la 23 donde estaba La Laguna. A todo ese territorial es donde llegaba toda la gente que venía del campo a vivir en la ciudad desde los años treinta en adelante por la precaria situación económica. Mi padre venía de la Playa de Ponce y trabajó dando mantenimiento en las estaciones del tren; era pintor de brocha gorda. Mi madre, de Naguabo, del Barrio El Duque, el pueblo de Pedro Flores. Yo era un muchacho pobre del Fanguito. Para nosotros era difícil tener música a menos que no fuera por la radio y mi padre fue quien trajo la radio. Me aprendía las canciones fácilmente: tenía esa agilidad. Entonces mi padre llamaba a los niños de los vecinos a verme pues creía que era genio porque cantaba muchas canciones aprendidas y me ponía encima de la mesa para cantarlas. Ese fue mi primer escenario, la mesa. En el barrio siempre había músicos bohemios, los que siempre aparecen con la guitarra, el que toca conga… o sea, el talento musical de un barrio. Eso fue normal y muy bonito.

Ser un cantante… eso va formándose inconscientemente dentro de ti. Cuando entro en la secundaria es que me doy cuenta de que cantar me estaba gustando más de lo que creía, que eso es lo que iba a hacer porque era lo que más placer me daba. Comencé a escuchar aquellos programas de aficionados y empecé a ir a ellos, e igual a las serenatas. Todo ese tipo de contacto va creciendo en uno poco a poco y con el tiempo uno se pregunta por qué estoy cantando, qué es eso. Entonces te das cuenta de que tu voz se convierte como en una zona de amistad entre ella y tú mismo. Hasta que tuve la oportunidad de hacer el primer disquito.


Anuncio


Mi primer disco…fue una sensación muy especial. La primera vez que grabé un disco y escuché mi voz grabada fue muy impresionante, como lo fue escucharlo por primera vez en la radio de Puerto Rico. Saber que se estaba difundiendo… y pensé “esto lo está escuchando miles de gente, contra, lo hice”. Entonces me digo: “bueno, qué viene ahora, qué voy a hacer” y se establece una comunicación de confianza entre tú y lo que viene. Yo creo que he grabado sobre los setenta discos. Creo que va a ser lo más pronto para llegar a los cien, si tengo salud pues tengo setenta y cinco años. Espero que en estos cinco o seis años si estoy vivo, pueda llegar a los cien discos.

La música…las canciones te escogen a ti. Mi biblioteca musical es mi escuela, que ha sido escuchar discos, escuchar música. Si no escuchas música no puedes entrar al mundo de la música y convertirte en un músico o un cantante. Como de niño cuando me sentaba a escuchar lo que pasaba en la radio, sin darme cuenta la estaba estudiando, ya estaba en la escuela. Existe una relación directa con la emoción, con el estado de ánimo del momento, lo que tú vives o lo que vive el país. Entre toda la diversidad de lo que es la música y la apreciación de la música yo me inclino a pensar que la música más sana que más me emociona es la música natural de los pueblos del mundo. Que nosotros la conocemos como música folclórica. Para mí esa es la esencia musical. La samba brasilera, por ejemplo, la samba suramericana, el folclor nuestro criollo, la cueca, el tango, la música hindú, o sea, esa música para mí es música esencial como igual cuando nacen las flores en el campo, que nace y es natural. La música folclórica tiene la esencia de la pureza que tiene que ver con el espíritu humano y su desarrollo.

Danny Rivera (Suministrada)

Ambiente musical… la juventud de ahora puede desarrollar su forma de cantar, de decir y expresar lo que están viviendo y sus experiencias en el mundo de la cibernética. La música de ahora es del momento en que vivimos, no es cuestión de que si es mala o buena. Yo hago la mía de expresarme de la manera que mejor pueda porque esa fue la manera de como la aprendí. Recuerda que hay poca gente que se dedica a divulgar la danza y yo la seguiré cantando para los que quieran escucharla.  Los periódicos y los medios en este momento lo dominan gente de esta época y lo que sale de ahí es a través de ellos mismos; ya los viejos, digamos los del siglo veinte, nos estamos yendo. Pero también surge lo que es el fenómeno de la resistencia nacional: por eso hay jovencitos y hasta niños practicando y buscando para identificarse con la música autentica puertorriqueña porque está en la conciencia del pueblo.


Contribución a periodistas independientes


Tu Pueblo es mi Pueblo… es una canción colectiva que habla de un pueblo, pero cuando oyes la canción filosóficamente estás hablando de todos los pueblos de la Tierra. El denominador común de la canción es que pide justicia y justicia piden todos los pueblos en este momento más que nunca. Es un sentimiento colectivo a nivel mundial la gente se está tirando a la calle a pedir justicia. La gente está pidiendo canciones que reflejen las injusticias del momento que se está viviendo. El cantor lo que hace es reflejar primero lo que uno tiene en sí mismo y luego buscar en alguna forma u otra conectarse con el pensamiento colectivo de la gente. Siempre he sido disidente en este aspecto de mi desarrollo, de mi carrera artística yo soy de minoría. Me he dejado respetar porque me he comportado de la manera que me comporto y eso crea también un respeto a uno como persona y como artista.

Una Pregunta Más… ¿cómo te sientes como cantor y artista? En este momento estoy internalizando muchas cosas; yo el cantor y artista en Puerto Rico. Nosotros somos almas, voces y pensamientos. Somos seres humanos y tenemos un contacto directo con el lugar donde nacimos; o sea, yo soy una de las muchas voces hablando como cantor que habla de quiénes somos, de cómo somos, del sentimiento amor, de los sentimientos emocionales de las parejas que llevamos directamente a la música popular y eso es lo que soy: un cantor de música popular de Puerto Rico. Siempre mi primer punto de partida cuando salgo de Puerto Rico es decir “yo soy de Puerto Rico”: eso me da seguridad y hace sentirme orgulloso de donde vengo. De saber de dónde yo soy. ¡Soy un artista del Caribe!

eladoquintimes

Artículos Relacionados.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recientes

eladoquintimes