[Fragmento] Los dominicos se guillaron con su monasterio

Apóyenos
Suscríbase a nuestra página

Entre su correo electrónico y reciba nuestros escritos.

Tiempo de lectura 4 minutos

Por: Andrés Sanfeliú Cruz. IG: @el_cayito | FB: @elcayito

¿Sabes la iglesia esa que está cerca del tótem? ¿Esa que llevan como mil años restaurando y no acaban de abrir? Esa es la iglesia San José. Muchos piensan que ese es el segundo edificio más viejo de América (el primero es la Catedral de Santo Domingo, en la República Dominicana). Pero eso no es verdad. Antes de la iglesia hubo un monasterio dominico. En algunos lugares de la internet, encontrarás que el monasterio se convirtió en la iglesia. Pero eso tampoco es verdad. La gente tiene un enredo bien brutal con eso.

El monasterio Santo Tomás de Aquino es como le llamaban al conjunto de la iglesia y un convento dominico. El convento era un edificio aparte, bueno, lo sigue siendo. Fue Juan Ponce de León quien le regaló a los frailes el terreno para el convento. No se sabe quién lo diseñó, pero en el 1523 comienza la construcción. Los mismos frailes montaron hornos de cal y ladrillos para la obra. Ya para el 1529 estaba parcialmente construido y albergaba 25 dominicos. En el 1532, solo existían los cimientos de la iglesia Santo Tomás.


Anuncio


Por si se están preguntando, el convento es el edificio azul que está al lado de esa iglesia (la Santo Tomás, la que ahora se llama San José). Ese convento hoy día lo que tiene es una tienda del Instituto de Cultura. Al otro lado de la tienda, en ese mismo edificio, dice en letras bien grandes Galería Nacional de Puerto Rico. Uno le pasa por al lado a ese edificio cuando entra a Viejo San Juan, pero como que ni lo mira, porque ahí no se entra. Es irónico que el edificio más viejo que tenemos sea casi invisible para nosotros. La Galería Nacional, que exhibía pinturas de los duros del arte puertorriqueño (como José Campeche y Francisco Oller, entre otros) está cerrada. Sólo duró 6 años abierta, y las razones del porqué clausuró están medio sketchy.

Galería Nacional de Puerto Rico. Suministrada.

Este convento es súper importante en la historia de Puerto Rico. El edificio era un monumento imponente en aquella ciudad acabada de fundar. En el 1548, el obispo Bastida le escribe a la corona quejándose del gran monasterio dominico.

El estilo arquitectónico del convento tuvo un impacto bien grande en la arquitectura del resto de la ciudad, influenciando cómo se construían las casas y los edificios en ella por siglos. Algunos le llamarían arquitectura colonial, aunque el estilo de acá reflejaba el estilo de allá (Europa). En ese sentido, ambos edificios contienen una mezcla de estilos isabelinos (una versión tardía del estilo gótico) y renacentistas, entre otros, dependiendo de la época en que fue construida o remodelada esa parte de la estructura. Llámale como tú quieras. El punto es que los edificios son tan viejos, que su proceso de construcción sobrevivió diferentes épocas y estilos. Si le llamas colonial, se pierde perspectiva de estos periodos históricos. Colonial suena como un solo estilo y no como algo que ha ido evolucionando por quinientos años.

En la iglesia estuvo enterrado Juan Ponce de León por un tiempo, al igual que unos cuantos gobernadores, como Juan de Haro, quien rechazó el ataque a la isleta del holandés Balduino Enrico. Se estima que en sus criptas hay más de 4,000 personas enterradas de la época colonial. En el 1821 se cierra el convento de los dominicos. En el 1858 es entregado a los Jesuitas, quienes estuvieron allí hasta el 1886. Durante ese tiempo fue que la iglesia se comenzó a llamar San José. En el 1978 descubrieron en la iglesia un mural de San Telmo, posiblemente del siglo XVI. Su autor se desconoce, pero se cree que es la primera pintura puertorriqueña.

Para leer el escrito en su totalidad visite www.elcayito.com

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Traductor
Próximos Eventos
junio 2021
¡No hay eventos!
Cargar más

Recientes