Historia del Viejo San Juan: Fundación de San Juan en 1521

Apóyenos
Suscríbase a nuestra página

Entre su correo electrónico y reciba nuestros escritos.

Tiempo de lectura 4 minutos

Por Carmen Alicia Morales

Los colonos de Caparra habían pasado siete años solicitando a la corona castellana un permiso de mudanza a un islote que estaba rodeado de agua y tenía una hermosa bahía.  Desde el año de 1514 habían sometido cartas en donde describen las precarias condiciones en que estaban viviendo, enfermedades de los niños, lejanía e incomodidad de transportación para llegar al puerto y por esta razón los productos eran más caros y ataques de los indios… y por estas razones tenían necesidad de mudarse. La mudanza fue, entonces, un emotivo peregrinaje de esperanza para salvaguardar las condiciones de vida, y la supervivencia precaria de un puñado de colonos.

Adentrarse en la interpretación de la documentación sobre el porqué de la pujanza de una realidad urbana se concibe en un epistolario compartido por oficiales de la villa y cédulas reales, entre ellas una de la reina Juana I de Castilla en la cual favorece la decisión de los isleños para comprometer su futuro con el advenimiento de felicidad, salubridad, bienestar y prosperidad tanto personal como para la comunidad.   En 1517, a pesar de que no les había llegado el permiso para mudarse, reportaron al rey en una carta, sobre la creación de un futuro puerto de madera, habían decidido dónde establecerían los pozos de agua, y además se encontraban construyendo un puente de madera.   En 1519, como parte de la documentación sometida por el licenciado Rodrigo de Figueroa, para reportar el adelanto de las obras de construcción, se confirma que ya estaba casi terminado un camino empedrado para llegar al asentamiento fundacional.


Anuncio


Y finalmente, el 20 de julio de 1521, exactamente hace casi 500 años, el rey Carlos I de Castilla, concede a los colonos de la villa de Caparra el permiso para la mudanza a la nueva localización. Pide excusas por no haberse comunicado antes y les comparte que se había encontrado lidiando con la revuelta de los comuneros, considerada por algunos historiadores como la primera revolución de las comunidades europeas.  Les confirma que en abril 23 de ese mismo año había librado la batalla en Villalar con un enfrentamiento armado durante la Guerra de las Comunidades de Castilla y había logrado derrotar las huestes y ajusticiar los líderes comuneros.  Y por último les comunica que el 20 de julio de 1521 el rey recibió con verdadera congoja la gravedad del ataque de los caribes (20 de noviembre de 1520) a diferentes puntos de la isla y en esta misma cédula aprueba la mudanza favoreciendo de inmediato la recomendación de los colonos de la construcción de la Fortaleza y la Casa de la Contratación como primeras estructuras necesarias para el funcionamiento de la ciudad.    En esta forma sobre la construcción de la estructura y los materiales confirma en su decisión que:

“…en lo de la fortaleza y casa de contratación que decís convendría hacerse en la isleta donde se muda el pueblo, parecióme que debéis al presente hacer una Casa de Contratación donde se puedan poner nuestros libros y hacienda, y ésta se podrá hacer por ahora de tierra, que adelante, placiendo a Dios, teniendo vosotros cuidado de solicitarme, yo lo mandaré proveer porque se haga mejor…”

Mientras tanto, los colonos, además de crear la infraestructura urbana para poder mudarse al islote habían decidido utilizar un guardia para la defensa del nuevo asentamiento.  El 30 de junio de 1521 el Consejo dio libramiento para que se le pagara a Pedro de Ayala, uno de los cuatro hombres de confianza de Juan Ponce de León, que se dedicaba a servir de guarda de las armas en su casa, para que se fuera a servir la nueva villa, hasta que se hiciese la Fortaleza.  La Fortaleza no se comienza a construir hasta 1532, sin embargo, podemos comprobar que Pedro de Ayala va a llevar a cabo la misma labor de guarda en el futuro, cuando se construya la Fortaleza.


Anuncio


Los colonos, como eran gente de ley y de palabra, inmediatamente se disponen a levantar dinero para construir un Cabildo.  Prueba de ello es que el 2 de diciembre de 1521, el carpintero Cristóbal Lorenzo reclama 8 jornales de paga, ante Baltasar de Castro, Diego de Villalobos y Juan Sánchez de Robledo, y este era el jornal que reclamó por el trabajo que realizó en el Cabildo. Y con este conocimiento ya no hay que esperar, la villa ha completado su compromiso gubernamental y ha construido un Cabildo.  Se habían prácticamente mudado, la infraestructura estaba completa, las casas, el puerto, pozos de agua y un Cabildo para reunirse. El 31 de diciembre de 1521 se lleva a cabo la primera reunión fundacional de lo que se llamará ciudad de San Juan en el Cabildo.  Debido a la secuencia de acontecimientos relacionados con la construcción de las estructuras con protagonismo político (específicamente la del Cabildo de la ciudad), la carta del rey Carlos I y, por último, el documento firmado por el escribano Juan Pérez en el cual especifica que el Consejo está reunido “en el Cabildo de esta ciudad”: podemos concluir que la ciudad inicia su vida gubernamental el 31 de diciembre de 1521.

 

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter

1 comentario en “Historia del Viejo San Juan: Fundación de San Juan en 1521”

  1. Avatar
    Zaida Garcia Arenas

    Es bonito saber nuestro historian a pesar de haber nacido en Arecibo vivi y trabaje mucho tiempo en San Juan y lo amor mucho

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Traductor
Próximos Eventos
agosto 2021
¡No hay eventos!
Cargar más

Recientes