Anuncios
59 F
San Juan
domingo, julio 12, 2020

Tras las huellas de Betances

Artículos Relacionados.

Proponen tumbar esculturas históricas en el Viejo San Juan

[Comunidad] El Consejo en Defensa de los Derechos Indígenas de Borikén convoca a una manifestación en solicitud para remover las estatuas de Cristóbal Colón y Juan Ponce de León.

Muestra histórica del deterioro de calles y estructuras

[Historia] Las condiciones de las calles del Viejo San Juan han sido por siglos un asunto muy discutido entre las autoridades, sus residentes y comerciantes.

Ahora disponible la primera película sonora de Puerto Rico: Romance Tropical

El Archivo Digital Nacional de Puerto Rico (ADNPR), anunció que ya se puede ver parte de la historia de Puerto Rico en la primera película sonora puertorriqueña realizada en 1934, Romance Tropical.

Luis Muñoz Rivera y el Bill Hollander… un juicio fabricado y una reunión secreta

[Historia] A Luis Muñoz Rivera le fabricaron un caso por denunciar un proyecto que buscaba despojar a los puertorriqueños de sus tierras, escribe Elsa Tió.

Por: Daniel del Valle

El 5 de julio de 2006 el señor Javier Avilés realizaba lo que supone fuese un recorrido de rutina por las antiguas instalaciones del Club Caborrojeño de Guaynabo, las cuales habían sido vendidas unos dos años antes a Levitt Homes. En ese momento, Avilés notó que el lugar había sido víctima de un robo del cual sustrajeron metales de distintas índoles y formas, incluyendo la escultura del prócer puertorriqueño Don Ramón Emeterio Betances. Se trataba de una escultura que pesa más de media tonelada y una altura de unos diez pies. Según los expertos para transpórtala se requería – al menos – una grúa y un camión de arrastre. A pesar de los movimientos físicos y los ruidos que tal tarea conllevaría – entonces al igual que sucede hoy día – nadie vio ni escucho nada.

La escultura es obra del afamado escultor y educador puertorriqueño José Buscaglia Guillermety nacido en San Juan en 1938. Esta se realizó en el 1969 y fue fundida en bronce en Madrid, España. La misma fue comisionada al artista por un terrateniente de Bayamón de nombre Sergio Dávila. Fue Dávila quien la donó al Club Caborrojeño donde por 36 años recibió a los visitantes del Club, antes de desaparecer bajo circunstancias aún misteriosas. Buscaglia al enterarse del suceso, lo catalogó de una “ofensa a la dignidad del país”.

El caso estuvo bajo la investigación del entonces del agente Ángel Santiago del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Guaynabo. La investigación preliminar arrojó que no se había roto ningún candado por lo cual no se descartaba la posibilidad de que fuese obra de alguien que adquirió acceso a una copia de la llave. Por otro lado, Rafael Torrens quien al momento del robo era presidente de Levitt Homes, informó no tener conocimiento de la suerte de la escultura.

La obra monumental había sido donada al Ateneo Puertorriqueño de parte del Club, luego de la venta de sus terrenos. El Ateneo ya había contratado personal y equipo para transportar la pieza a su sede en el Viejo San Juan, donde la mano derecha en alto de Betances señalaría hacia el asta donde ondea la bandera puertorriqueña en la fachada de la sede. También se había construído la base/pedestal sobre la cual descansaría tan importante obra de arte dentro de la historia de nuestras artes plásticas.

Este escrito no busca de forma alguna ser un artículo investigativo. Su fin es más bien dar a conocer actos contra el patrimonio y acervo cultural de nuestro país. Actos de esta naturaleza no se cometen contra la institución o individuo custodio de la pieza, sino que es un atentado contra todo el pueblo puertorriqueño. ¿Cómo es posible que una escultura de Betances de 10 pies de altura y media tonelada de peso se desaparezca sin dejar huella alguna? Al día de hoy, sólo contamos con una idea imaginaria de cómo luciría el Ateneo Puertorriqueño con esta excelente obra flanqueando su entrada. Quiero dar las gracias al Ateneo Puertorriqueño y a la Policía de Puerto Rico por su cooperación y la información brindada para la redacción de este artículo. Se exhorta a toda persona que tenga información que pueda esclarecer este caso a comunicarse con el CIC de Guaynabo, División de Propiedad al (787) 720-2122 ó al (787) 343-2020.

PD: Luego de terminado este escrito se recibió una llamada de una de las partes investigativas indicando que su memoria le indica que se había dado con “el grupo” que removió la escultura para picarla y vender el metal. El Ateneo Puertorriqueño no tenía conocimiento de este dato. Se obtuvo el número de querella, pero dada la limitación de tiempo no se pudo corroborar esta última información. La misma le fue brindada a esa institución para que le den seguimiento al caso.

Daniel del Valle Báez es coleccionista de arte y antigüedades de Latino América tema sobre el cual ha publicado en Puerto Rico, Estados Unidos y México.

Anuncios

- Advertisement -

Artículos Relacionados.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recientes

Elsa María Meléndez y su aportación a la perspectiva de género desde el arte

[Arte] La obra de Elsa María Meléndez genera narraciones propias y a su vez sirve de testigo de la desigualdad de género en un complejo sistema de valores.

Piquete lanza video oficial de su primer sencillo: “Fluir”

La agrupación de neo plena y bomba groove, lanzó recientemente su video oficial del tema FLUIR. Vea el video aqui.

Proponen tumbar esculturas históricas en el Viejo San Juan

[Comunidad] El Consejo en Defensa de los Derechos Indígenas de Borikén convoca a una manifestación en solicitud para remover las estatuas de Cristóbal Colón y Juan Ponce de León.

Anuncian importante descubrimiento astronómico en el Observatorio de Arecibo

[Astronomía] Un nuevo estudio muestra que las estrellas de neutrones en colisión podrían revelar los misterios de la expansión del universo.

Muestra histórica del deterioro de calles y estructuras

[Historia] Las condiciones de las calles del Viejo San Juan han sido por siglos un asunto muy discutido entre las autoridades, sus residentes y comerciantes.