Anuncios
Please set up your API key!

El Adoquín Times

Clara Lair: Una mujer apasionada

Clara Lair: Una mujer apasionada
marzo 11
18:23 2016

Por: Marcos del Valle / Fotos cortesía del Archivo fotográfico de Puerto Rico

Durante un recorridos por el Viejo San Juan entre árboles y murallas, nos encontramos con una pequeña calle con el nombre de “Clara Lair” la cual es uno de los tramos más románticos de nuestra vieja ciudad. Paralela al Paseo del Morro, a pasos de la Puerta de San Juan y dando acceso a La Fortaleza, se encuentra este tramo tan bohemio de nuestra ciudad con este nombre tan peculiar.

Clara Lair” fue uno de los seudónimos que utilizó la poetisa puertorriqueña, Mercedes Negrón Muñoz, quien nació el 9 de marzo de 1895 en Cidra (y no en Barranquitas como se cree popularmente) según relató Ivonne Belén, directora del documental “Una Pasión Llamada Clara Lair” (1996) a El Adoquín Times.

Negrón Muñoz, quien fue hija del poeta y periodista Quintín Negrón Sanjurjo y de Carmen Muñoz Rivera.  La prima del ex Gobernador Luis Muñoz Marín, fue una mujer sumamente fascinante de conocer, misteriosa y romántica con una imaginación infinita complaciente a cada una de sus fantasías quien a través de éste seudónimo escribía sobre asuntos cotidianos puertorriqueños desde el punto de vista femenino en aquella época.

Clara Lair 2

Mercedes Negrón Muñoz, estudió sus años de escuela superior en el pueblo de Ponce, donde tomó además, estudios de música. Desde muy joven, comenzó su amor por la literatura.  Con la edad de 20 años, empezó a escribir columnas en la revista Juan Bobo, bajo el seudónimo de Hedda Gabler, personaje principal de la obra de teatro escrita por el dramaturgo noruego Henrik Ibsen.

Luego emigró al estado de Nueva York, en la que trabajó como oficinista.  Fue en esta ciudad, donde escribió gran parte de sus poesías y fue el lugar donde “nace” el nombre de Clara Lair.   Negrón Muñoz, mientras trabajaba en una oficina en el estado de Nueva York, un hombre se le acercó, la llamó “Clara” y la invitó a salir a una mansión que se llamaba “Villa Lair”.  En ese preciso momento, decide no entrar al lugar,  ya que quizo mantener intacto ese momento.

Clara Lair” fue descrita como una mujer alta, delgada, con una mirada perdida quien caminaba despacio y se distinguía por sus largas manos con las cuales hablaba, junto con su mirada lo que la hacía una “mujer única” según expresó Doña Felisa Rincón de Gautier en el documental realizado por Belén.  Con esta apariencia y misterio, quizás se pudo haber pensado que era una mujer triste, lo cual era lo contrario. Rincón de Gautier recordó lo alegre que era “Clara Lair” y como vivía la vida, lleno de amor y amando.  Clara Lair fue una mujer que creía en las nubes, el cielo y las estrellas, disfrutando de la noche entre copas de vino poniéndole nombre a las luces en el cielo.

Clara Lair 1

Su poesía giraba entre los temas de la pasión del amor y la pérdida del hombre, donde se inspiraba en su mente a escribir imaginándose su atracción por un hombre y escribía sobre ello.  Era una mujer que decía mucho con pocas palabras y “una de las mujeres más inteligentes” según Rincón de Gautier quien también la describió como la “mejor poetisa de Puerto Rico”  Su trabajo recibió sus críticas, causando mucha polémica, ya que ella fue una mujer muy adelantada para su época, por sus escritos feministas y liberales.

La mayoría de sus críticos y biógrafos opinan que el tema principal de toda su obra poética fue el erotismo, según indica Jesus Tomé, a la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades.  “En el mundo amoroso de Clara Lair no hay sitio para el amor conyugal, ni para la maternidad. No obstante, ella estaba enamorada del amor y concebía el destino de la mujer ligado a la experiencia amorosa. Según se desprende de su obra, el amor interpersonal es una relación fundada en el diálogo, en igualdad de derechos, sólo así puede lograrse una experiencia total”.

Entre los títulos de poemarios más populares publicados por Clara Lair encontramos: Un amor en Nueva York; Arras de cristal; Trópico amargo; Más allá del poniente y últimos poemas. La poetisa fue premiada por importantísimas instituciones puertorriqueñas, como el Ateneo Puertorriqueño y el Instituto de Cultura Puertorriqueña.

Mercedes Negrón Muñoz falleció en San Juan, el 26 de agosto de 1973 a los 78 años de edad a causa del cancer.  Aunque ya Mercedes Negrón Muñoz no se encuentra entre nosotros, Clara Lair seguirá viva, a través de sus escritos llenos de amor y pasión.

____________________________________________________________________

“Angustia” Por: Clara Lair

A veces soy tan lejos, lejos de todo ésto.

A nada me acomodo, en nada me recuesto:

Las palmas, los coquíes son sonido, paisaje…

Yo siempre estoy ausente, yo siempre estoy de viaje.

En vano es que mi alma se incendie con afanes

y se prenda a los ojos potentes flamboyanes,

ni que por los caminos se me fugue el anhelo…

para topar de pronto la montaña y el cielo.

…Y el andrajo de pajas del pobre caserío,

y el andrajo de gente y el escuálido río,

y los pueblos cuadrados con la iglesia en el centro

y el cementerio junto: Estanques muertos dentro

del perenne bullir y saltar de las olas,

perenne ante mi alma impaciente y a solas.

Por doquiera que voy, por doquiera que vaya,

en el vaho soporoso de mestizo y quincalla…

La misma semimuerta vida del pueblo atado

por el mar implacable, de costado a costado…

…(Y el hombre de la esquina, ojitorvo y moreno,

que no mira a mis ojos y que mira a mi seno,

que masculla entre dientes una frase lasciva

cuando paso a su lado desdeñosa y altiva…)

¡Y a veces soy tan de ellos y ellos tan míos!

¡Las palmas, los coquíes, el monte, los bohíos…!

¡El escuálido río, que es como mis hazañas,

cintajo de rumores encerrado en montañas!

¡Y mi amor en tinieblas sollozando escondido,

como un triste y oculto coquí despavorido!

¡Y el mar, perenne mar, que me exalta y me abate,

que es como el corazón, en un late que late

perdido en el vacío, y oído, tan oído,

que ya no sé qué lleva ni sé lo que ha traído…!

…(Y el hombre de la esquina, ojitorvo y moreno…

¡Ah qué sienes viriles exaltará mi seno,

que no torne cenizas la llamarada esquiva

que enciendiera mi cuerpo su mirada lasciva…!

screenshot_2016-10-11-19-43-40-01

Anuncios

Artículos Relacionados

2 Comentarios

  1. Luzdeluna Sjpr agosto 13, 17:02

    Saludos y abrazos de mar!
    Gracias !
    Me encanta! Qué fascinante encontrar y disfrutar de esta historia.
    Entre escritos y deberes es un placer leer
    descubrir El Adoquin Times.

    Conteste a este comentario

Escriba su comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete Gratis

Su información está segura con nosotros. Suscríbase gratis a nuestra pagína.

Búsqueda

Anuncios

Translate Site

Anuncios
Anuncios

Videos

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: