Myrta Silva en el recuerdo

Por: Andrea Yambot Lugo

El Adoquín Times

Una de las figuras femeninas más destacadas y admiradas en la música popular puertorriqueña ha sido la inolvidable Myrta Silva, mejor conocida como la Gorda de Oro.  Nació en Arecibo el 11 de septiembre de 1927 en el seno de una familia compuesta por siete hermanos (tres niñas y cuatro varones) siendo ella la antepenúltima de la prole.  Fueron sus padres Aurelia Oliveras y Aureo Silva.  Bautizada como Myrta Blanca Silva Oliveras, desde muy niña dio muestras de su talento, ya que pasaba todo el tiempo cantando. A muy temprada edad sufrió la perdida de su padre y a los doce años va a vivir a la ciudad de Nueva York al cuidado de una tía materna, donde decide dedicarse a estudiar música.

myrta-siva-master

Tuvo el privilegio de comenzar sus estudios musicales bajo la tutela del compositor puertorriqueño Rafael Hernández, quien al intuir su gran talento, le enseñó y ayudó a desarrollar el mismo.  Bajo el ala de Rafael, comenzó a expresar una personalidad romántica que pronto florecería en sus canciones.  Fue contratada oficialmente como guarachera del Conjunto Victoria, en donde recibió su mayor impulso.  Lució su talento en cabarets y fue solicitada a trabajar en México, Panamá y Venezuela.  Regresa a Puerto Rico y debuta como solista en el famoso Escambrón Beach Club.  Aclamada como la reina de la guaracha, la compañía RCA Victor le rinde homenaje en Buenos Aires, por haber sido la estrella que más discos vendió de 1947 al 1949.

Conquista La Habana, Cuba y su voz se destacó en la Sonora Matancera. En 1950 fue premiada con el trofeo de la Artista Extranjera Más Popular. Luego de haber participado en la Televisión Cubana con su programa Una Hora Contigo, regresa a Nueva York, ciudad que le sirvió de base de acción a su carrera de vedette. Laboró allí en el canal 47 con un programa de variedades que fue proclamado posteriormente por el TV Mirror como el mejor de Nueva York. Su carrera y fama sigue en ascenso y la convierte en la más importante empresaria y comentarista de radio y televisión del momento.

ms-y-dona-fela

Foto: Myrta Silva junto a Felisa Rincon de Gautier. Imagen cortesía de Lynda Moran.

Además de guarachera, es una compositora sentimental y su rúbrica aparece en muchas composiciones que obtienen inmediata popularidad al ser interpretadas por los más populares cantantes internacionales. Su época más fructífera, afirmado por ella misma fueron los años 1962 al 1964 cuando vieron la luz: Qué sabes Tú, Tengo que Acostumbrarme, Juguetes del Destino, Fin de un Amor y Aunque se Oponga el Mundo.

En 1964 escribe en Puerto Rico Cuando La Lluvia Cae, y estando el 24 de diciembre de 1968 muy enferma con una fiebre muy alta, le llegó la inspiración y escribió Yo Quiero Volverme a Enamorar.  Por el gran amor y orgullo que sentía hacia su tierra le dedicó la canción Puerto Rico del Alma y compuso para su adorada mamá Yeya la canción No Te Vayas de Mi Vida.  A pesar de su fuerte carácter y a veces controversial, era un excelente ser humano con un gran corazón que no le cabía en el pecho, participaba activamente en labores humanitarias y cívicas, abrazando las causas en pro de la mujer y los más necesitados.

con-los-ninos-y-adultos-lisiados

Foto: Myrta Silva con personas lisiadas. Imagen cortesía de Lynda Moran.

Fue precursora de los hoy programas de chismes, pues en su programa Tira y Tápate, tenía una sección de Madame Chencha y su bola de cristal, y ¡Pobre! de quien fuera mencionado ahí, pues decía nombre, apellido y circunstancia.

Sus composiciones reflejan gran pasión, intensidad y un estilo único, en ellas permea la sensibilidad de un alma romántica y sentimental.  Su trayectoria musical le hizo merecedora de infinidad de homenajes y reconocimientos, su presencia y calidad interpretativa le ganó los más altos elogios de la crítica.  No podemos dejar de mencionar que tuvo un breve matrimonio con el destacado mejicano David Silva, nunca tuvo hijos, pues prefería dedicar su vida a su familia a quien amaba intensamente y a su exitosa carrera.

Anuncio Camino Zapateria Noviembre 2017

Luego de una dolorosa enfermedad que la mantuvo en cama durante algún tiempo, abandonó el escenario de la vida el 2 de diciembre de 1987. Su sepelio fue una muestra de gran admiración y solidaridad de ese público que tanto quiso y nunca la ha olvidado y el escuchar sus canciones en la voz de cualquier intérprete, es lo que no permite que su presencia y recuerdo  caiga en el olvido. Myrta estarás siempre en nuestra memoria y esperamos que muy pronto tu nombre reluzca en una estrella en el Paseo de la Fama Puertorriqueña por derecho propio.

fiestas-patronales

Foto: Myrta Silva en las Fiestas Patronales. Imagen cortesía de Lynda Moran.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s