Más allá de la Nostalgia: La Familia Pérez

Por: Andrea Yambot Lugo

El Adoquín Times

La radio era el medio de comunicación más importante en nuestro país durante la década del cuarenta. Programa noticiosos, educativos y divertidos llenaban nuestras horas de solaz mediante los cuales el radioyente echaba a volar su imaginación. Las amas de casa realizaban sus labores cotidianas mientras escuchaban sus novelas favoritas. Era una ventana al mundo. Fue en una época cuando Tommy Muniz, hijo, hombre de gran talento y visión comercial crea las empresas de producciones artísticas y con ellas nace La Familia Pérez, un programa radial cómico que se transmitía diariamente al mediodía y fue de gran entretenimiento. Aunque fue creado mayormente para la grey infantil, se convirtió en solaz disfrute de los mayores también.

Familia Perez

Imagen: (izquierda a derecha) Miguel Fernández, Vilma Carbia, Rosaura Andreu y Walter Bothwell. La Familia Pérez. Cortesía: Flavia García.

De sano humor, diálogo sencillo y natural, expresaba ocurrentemente las ideas de forma tan precisa que permitía mantener el interés del radioescucha y fue esto lo que contribuyó a su popularidad. Reflejaba el prototipo de una familia típica de la época; con sus sueños, ilusiones, alegrías y problemas habituales del diario vivir.  El productor reunió los elementos necesarios para una transmisión de excelencia. Utilizó efectos de sonidos representativos de situaciones fácilmente reconocida por los niños, lo que le ayudaba al desarrollo de su imaginación. 

Inculcar en los niños las buenas cualidades y el respeto que deben tener en su trato hacia sus mayores, padres, abuelos y maestros era su objetivo primordial.  Cada episodio recreaba un clima familiar similar al del propio radioescucha. Vemos cómo los niños confían a sus padres los problemas diarios y a la misma vez tenían la confianza para bromear con ellos respetuosamente. Por su gran audiencia y popularidad este espacio radial se mantuvo en la preferencia del público durante mucho tiempo y se distinguió por la autenticidad de la realidad familiar vivida día a día en nuestros propios hogares.  

Anuncio Campechada

El elenco de esta comedia estaba compuesto por Walter Bothwell como el padre, Don Federico; nuestra recordada actriz Rosaura Andreu, personificaba a doña Conchita, la madre; la niña mimada de la casa Toñita era la inolvidable Vilma Carbia y el actor juvenil Miguel Fernández caracterizaba a Cuquito, el niño travieso. Ocasionalmente, Tommy Muñiz hacia pequeñas intervenciones como Carlitos, el novio de Toñita. 

En 1956, fue presentada su versión televisiva como Hogar, Dulce Hogar, con otros actores por un breve espacio de tiempo. Fue precursor de programas familiares como Gloria y Miguel, un matrimonio compuesto por Luz Odilia Font y Tommy, y más tarde Los García, una versión moderna acorde con el tiempo, pero con las mismas situaciones familiares. No podemos dejar de mencionar que muchos de nuestros actuales grandes artistas iniciaron su carrera a través de las ondas radiales, y a la llegada de la televisión en 1954, pudieron dar el salto y sobresalir exitosamente en la pantalla chica. Con el recuerdo de esos programas radiales que tanto nos deleitaban, hemos viajado más allá de la nostalgia, a la época de nuestra niñez cuando salíamos de la escuela y llegábamos rapidito a la casa para sentarnos con la familia. ¡A reír y a gozar con La Familia Pérez! 

Anuncio Camino Zapateria Agosto 2017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s