[Opinión] Viejo San Juan Comercial: Las Fiestas de la Calle San Sebastián

Artículos Relacionados.

Fundación trabaja para agilizar la apertura del Zoológico

Comunidad | El secretario del DRNA reveló recientemente que entre las prioridades de su agencia figuran la reapertura del Parque de las Cavernas de Río Camuy y el Zoológico de Mayagüez.

[Por si se lo perdió] Notas culturales para esta semana

[Por si se lo perdió] Eventos para este fin de semana, literatura, la comunidad sin hogar y el Covid 19, entre otras historias.

No hay mayores contagios de COVID-19 en la población sin hogar

Comunidad | Un proyecto para realizar pruebas moleculares de COVID-19 a poblaciones vulnerables en varios pueblos de Puerto Rico ha realizado 1,475 pruebas, que revelaron el hallazgo de que ninguna persona sin hogar ha dado positivo al coronavirus.

Un Oasis de Salud en Puerta de Tierra: Hogar del Buen Pastor

Comunidad | En época de dar gracias, el Hogar del Buen Pastor en Puerta de Tierra se ha dedicado a rehabilitar las vidas de personas sin hogar con sus diferentes programas.

Tiempo de lectura 3 minutosPor Viejo San Juan Comercial

Cada año más comerciantes y residentes no relacionados a las Fiestas de la Calle San Sebastián optan por no ir ni estar esos días en Viejo San Juan. Si se hiciera una encuesta, la inmensa mayoría de residentes, suplidores, comerciantes y empleados públicos y privados del Viejo San Juan rechazarían estas celebraciones tal y como se llevan a cabo actualmente.

La ordenanza municipal confisca la ciudad por completo decidiendo arbitrariamente que se puede o no hacer y horarios para hacerlo, rentando espacios, restringiendo la libertad de movimiento, los accesos, los estacionamientos y decidiendo que anuncios comerciales de marcas no relacionadas al comercio residente pueden o no estar en espacios públicos.

Las excesivas multas y la fiscalización nauseabunda sobre el comercio establecido, y no necesariamente interesado en las fiestas, envía mensajes de ansia recaudatoria y persecutoria o amenazante, todo para imponer la ordenanza a puro mollero. La gente trabajadora residente y los residentes nocturnos en toda la Isleta se sienten acorralados y amenazados de muchas maneras. De fiesta nada de nada. Mas bien horrible experiencia y nada que celebrar para la inmensa mayoría.

El Comercio del Viejo San Juan se expresa a favor de que los comerciantes que dependen de las fiestas puedan operar y salvar su año, pero los costos comienzan a ser asfixiantes e intolerables bajo el marco actual, quejándose ellos mismos de muchas de las restricciones y prácticas del municipio.

Está claro que el crecimiento de las fiestas traspasó los contornos de una fiesta de calle, a una parroquial y de ahí a una municipal, pero está claro también que le queda grande al municipio su organización y esto se traduce en roces, choques y demandas con agencias estatales y federales, incluyendo casos de derechos civiles ya perdidos por el municipio y otros que seguramente perderá con derechos comerciales, y que sin duda irán a más.

Al organizar las fiestas en el Viejo San Juan intramuros desde una óptica municipal, se ignora que se invaden fácilmente poderes y derechos estatales y federales que le son vecinos, afectando todas sus operaciones normales como la Corte de Quiebras o Aduana, Coast Guard y Parques Nacionales, el Distrito Senatorial, la Compañía de Turismo, el Instituto de Cultura, el Departamento de Estado, Hacienda, Fortaleza y solo por mencionar algunos de los organismos tan afectados como el comercio y residentes no relacionados a las fiestas.

Creemos que es hora de que se traslade el asunto a una legislación estatal para que se desarrollen estrategias en las que los tres poderes que conviven en el Viejo San Juan y en especial todos los habitantes trabajadores y habitantes residentes garanticen unas celebraciones en las que dejemos de ser víctimas precisamente los que somos anfitriones.

Es evidente el atractivo turístico internacional de las fiestas y es evidente que hay que seguirlas haciendo, pero se le deben garantizar todos sus derechos a todos los habitantes de las Isleta y preservar el patrimonio cultural del que todos somos custodios.

Es hora de legislación estatal para las fiestas y que sean administradas por una entidad representativa de todos los componentes de la Isleta del Viejo San Juan y que por supuesto no es exclusiva del Municipio de San Juan.

Es hora de un fideicomiso para las Fiestas de la Calle San Sebastián que nos represente a todos, a todas las agencias estatales, a todos los organismos federales y municipales y a todos los residentes y comerciantes.

A todos.

Anuncio Camino Enero 2018

Artículos Relacionados.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recientes

Fundación trabaja para agilizar la apertura del Zoológico

Comunidad | El secretario del DRNA reveló recientemente que entre las prioridades de su agencia figuran la reapertura del Parque de las Cavernas de Río Camuy y el Zoológico de Mayagüez.

“A ISLA MIENTO- estampas de la pandemia”, exhibición virtual en La Casa del Libro

Eventos | La Casa del Libro invitó a un grupo de artistas del grabado a reflexionar sobre la pandemia y el confinamiento mediante su arte y como introducción a la exposición, se hace un recorrido histórico por el arte creado a tono con las pandemias más mortíferas de la historia.

Pro Arte Musical culmina su Temporada 2019-2020 con la presentación virtual del intrépido Kronos Quartet

Eventos | Con un programa de concierto ecléctico, Kronos Quartet promete una velada sin igual presentando, además, música de la compositora puertorriqueña Angélica Negrón.

Felisa y su amor por la niñez: Los niños del antes y el después  

Historia | La alcaldesa, cuando transitaba por la ciudad, se fijaba en los niños para identificar al más desamparado, roto, sucio, que veía en la calle. Lo mandaba a retratar en estado tan lamentable, luego el fotógrafo regresaba a tomar fotos del “después”, relata Elsa Tió.

Eclipse penumbral de la Luna en la madrugada de mañana lunes

Astronomía | Un eclipse penumbral de la Luna ocurre cuando nuestro satélite natural pasa por el cono de sombra de la Tierra que aún recibe luz solar.