En la piel de mis ancestros | Ana: flor y raíz

Artículos Relacionados.

Felisa y su amor por la niñez: Los niños del antes y el después  

Historia | La alcaldesa, cuando transitaba por la ciudad, se fijaba en los niños para identificar al más desamparado, roto, sucio, que veía en la calle. Lo mandaba a retratar en estado tan lamentable, luego el fotógrafo regresaba a tomar fotos del “después”, relata Elsa Tió.

La Cabeza de Colón

Literatura | "Se sabía en el círculo de navegantes ibéricos, que Colón iba en pos de la recóndita isla de Antilia, ubicada según mapas antiguos en la latitud 18 N, que atraviesa a Puerto Rico y La Española", escribe Francisco Watlington-Linares, PhD.

A 230 años de su nacimiento: ¿Quién fue el Maestro Rafael Cordero Molina?

Historia | "Impartió la educación sin discrimen de razas o posición social y, lo que es aún más sorprendente, no recibió ayuda oficial por tan encomiable obra durante casi sesenta años", escribe Silvia María Alberti Cayro.

Una Pregunta Más…a Tere Marichal Lugo

Personalidades | "Mi casa era como una escuela, siempre digo que en mi casa aprendí a aprender". cuenta la dedicada artista, sobre su niñez, en entrevista con Luis Echevarría.

Tiempo de lectura 4 minutos

Por: Nomar Stefans

Pionera en el movimiento feminista y sufragista en Puerto Rico, Ana Roqué de Duprey también es considerada la primera mujer astrónoma y periodista del País, así como la primera en recibir un doctorado honorario de la Universidad de Puerto Rico.

Un 3 de marzo de 2014, caminaba por la calle Tetuán del bohemio Viejo San Juan. El reloj marcaba las 10:23 de la mañana y caía un rocío plácido que hizo detenerme en un edificio color rosa pálido. Allí logré guarecer mientras contemplaba, como tanto amo hacer, la danza perfecta entre el aire y la lluvia.  Aunque el suelo estaba algo mojado, decidí sentarme en una pequeña esquina y esperar con un pedazo de chocolate negro con almendras en mano. Pasaron algunos minutos y vi a una dama acercarse desde la lejanía.

—     “¡Hola mijo, buen día! Muchacho, que fría está esta agua. Y yo que quería ir a llevarle esta comidita a los gatitos. Bendito, ahora tendrán que esperar porque creo que viene más agua”, me dijo.

—     “Buen día, señora. No se moje que puede darle catarro”, le respondí.

—     “¿Catarro a mí? ¡Chaaacho, yo estoy más dura que un roble! Eso de que te mojas y te enfermas son cosas de nuestros viejos. Y si por mala suerte te enfermas, coges un pedacito de raíz de mangle rojo y te haces un té… y si te sabe algo amargo le pones algo de miel y pa’ dentro. Vas a ponerte como coco rapidito”.

—     “¿De verdad? Pues fíjese siempre me ha interesado el tema sobre los poderes de las plantas y me ha sorprendido lo sanadoras que pueden ser”.

—     “Pues mira, nene. ¿Tú ves estas bolsas que cargo? Aquí tengo sábila, guanábana, limón, hoja bruja, jengibre, llantén y unos pedacitos de romero que me gusta ponerle al pollo guisa’o”.

—     “¡Qué increíble! Entonces debe invitarme a probar como queda ese guisado”.

—     “Aquí ahora todo el mundo vive de pastillas en pastillas y no saben que Dios hizo las plantas para sanarnos, pero nadie lo cree. Puej. Imagínate tú que ya ha pasado casi un siglo y aún la Botánica Antillana no ha sido publicada. ¡Pobre Ana! ¡Bueno mijito, me voy marchando que, si no, aquí me quedo y dejé lavando ropa! ¡Dios te cuide! Me llamo Doris”.

—     “Yo me llamo Nomar. Un gusto en conocerla. Cuídese”.

Así nos despedimos. Al Doris marcharse, quedaron grabadas en mí unas palabras: Botánica Antillana y “¡Pobre Ana!”. Inmediatamente, decidí tomar mi teléfono y hacer una búsqueda.  Lo que encontré fue impresionante. Quiero contarte. Ana tiene apellidos: Roqué de Duprey. Nació el 18 de abril de 1853 en Aguadilla. Fue escritora, educadora, líder sufragista y científica. Su legado puede medirse de tantas maneras y en tan diversos ámbitos. Sin mencionar que, a 85 años de su muerte, aún queda uno de sus manifiestos por ser divulgado a gran escala. Por esta razón, hoy es un deleite adentrarme en la piel de la inmensa Ana.

Princesa Gastro Bar Revisado

“Entre leche salpicada de café, jugo de toronja y alcanfor, pociones diuréticas, caldos y champán, así me sanaba la naturaleza que un gran dador nos ha regalado desde el amor. En mis labios, miel; en mis manos, flores silvestres; y en mis pies, la tierra que tanta energía me da. Y luego de andar, andar y andar, quiero probar que, desde las más diminutas raíces hasta las últimas hojas de los árboles que juegan con los rayos del sol, tenemos los máximos tesoros en ti, linda y majestuosa naturaleza”.

“¿Te has preguntado el porqué del descontrolado cáncer? ¿Por qué el acelerado Alzheimer? ¿Por qué la suma de virus contra el sistema inmune? ¿Por qué los agravamientos relacionados con sistema cardiovascular? ¡Se ha escapado la salud de nuestras manos! Ya son aquellos quienes deciden, dominan y hacen de ella un vaivén descontrolado y que día tras día deja míseros a tantos. ¡A los ricos, no! ¡A los pobres, sí!

Entonces, amigos todos, unamos el conocimiento porque entre árboles y flores, viandas y frutas, aceites y ungüentos está la salud preciada. ¡Así de simple! Nuestros ancestros lo confirmaron. La historia está plasmada y con esta poderosa intención he decidido entregar al mundo mi obra maestra. Con mi alma y el deseo absoluto de regalarles a cada uno de ustedes lo más valioso que puede tener un ser humano: la educación y el conocimiento. Con el apoyo de grandiosos amigos escritores, líderes comunitarios y el Departamento de Recursos Naturales he decidido publicar la obra que por tantos años ha quedado a la espera. Presento a Puerto Rico, el Caribe, las Américas y al mundo con soberana alegría y esperanza mi joya y mi máximo aporte a las ciencias: Botánica Antillana. ¡Que cada hoja se convierta en una nueva aportación a la salud de los míos y la tierra!”.

Con mis manos,                                                                                                                          Ana Roqué de Duprey, la Flora Antillana

libreria magica adoquin times-11074249791..jpg

Artículos Relacionados.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recientes

Felisa y su amor por la niñez: Los niños del antes y el después  

Historia | La alcaldesa, cuando transitaba por la ciudad, se fijaba en los niños para identificar al más desamparado, roto, sucio, que veía en la calle. Lo mandaba a retratar en estado tan lamentable, luego el fotógrafo regresaba a tomar fotos del “después”, relata Elsa Tió.

Eclipse penumbral de la Luna en la madrugada de mañana lunes

Astronomía | Un eclipse penumbral de la Luna ocurre cuando nuestro satélite natural pasa por el cono de sombra de la Tierra que aún recibe luz solar.

Gobernadora solicita a la Fundación Nacional de las Ciencias reconsiderar su decisión de decomisar el Observatorio de Arecibo

Astronomía | Vázquez Garced destacó que decomisar la facilidad es una tarea complicada, considerando los requisitos ambientales, culturales e históricos que deben tomarse en cuenta a la hora de hacerlo.

[Por si se lo perdió] Notas culturales para esta semana

[Por si se lo perdió] Eventos para este fin de semana, literatura, la comunidad sin hogar y el Covid 19, entre otras historias.

Nuevos temas musicales para bailar en la Navidad

Música | Luego de un año difícil para todos, un poco de alegría nunca viene mal. A continuación, cuatro nuevos temas para disfrutar la época navideña.