Anuncios
Please set up your API key!

El Adoquín Times

Digno ejemplo: Mujer Puertorriqueña

Digno ejemplo: Mujer Puertorriqueña
marzo 08
11:01 2019

Por: Carmen Alicia Morales

La trayectoria histórica de la mujer ha demostrado que se ha destacado desde siempre en todos los ámbitos laborales. Las mujeres han peleado en campos de batallas, sembrado cosechas mientras los hombres pelean, mantenido hogares cosiendo, bordando y cortando leña para mantener el fuego de los hogares.  Los ejemplos de las contribuciones de reinas, arquitectas, pescadoras y comerciantes, se han documentado en investigaciones académicas durante los últimos veinte años y han sido expuestos en películas y documentales. Es claro que estas mujeres han sido dignas representantes de la participación del género femenino en el espacio público ejerciendo posiciones de poder y liderazgo, contribuyendo en esta forma a la fibra socioeconómica de toda sociedad.  Sin embargo, el reclamo, hasta el día de hoy, es el mismo, han sido negadas en la educación, en el reconocimiento público y la igualdad de paga por su trabajo tanto en la industria privada como en los sistemas gubernamentales.


Anuncio   


Las mujeres puertorriqueñas continúan siendo ejemplos de esas otras mujeres cuyas luchas existieron, pero no fueron reconocidas. Nos han educado y precedido heroicas madres, tías y abuelas en el sofisticado entramado de la sociedad en que vivimos.  Con este objetivo en mente, de dar a conocer algunas de ellas cuya labor ha sido encomiable, hemos escogido, en este mes dedicado a la mujer trabajadora, estas nobles representantes cuya contribución nos ha llenado de orgullo.  

Petra del Carmen Figueroa Garrastazú 

Petra del Carmen Figueroa Garrastazú. Ilustración: Jorge Vargas / El Adoquín Times

De familia vasca, nacida en Cabo Rojo el 1 de octubre 1880, siendo la segunda de ocho hijos, su familia se estableció en Lajas y allí se convirtió en la primera telefonista del pueblo en 1917 con un salario de 13 dólares mensuales. La central telefónica estuvo en su casa en la calle Unión de Cabo Rojo hasta su muerte en 1959. Allí acudían las personas particulares a generar sus llamadas y conectaba las de los 17 abonados que había en Lajas. En 1923 se casó con el joven cayeyano Juan Aponte cuando ella tenía 43 años y él 25. Desafortunadamente, se divorció años más tarde y crió sola a su hijo Pedro Juan. Doña Petra fue un digno ejemplo de una mujer inteligente y trabajadora que venció los prejuicios de su época y se ganó la admiración y el aprecio de todos los que la conocieron. (Contribución: Prof. Kitty Aponte, nieta)

Gilda Navarra 

Gilda Navarra. Ilustración: Jorge Vargas. El Adoquín Times.

Gilda García Daubón, era hija del Dr. Esteban García Cabrera y Angelina Josefa Daubón; nació en Santurce en 1921 criada en una familia culta, hermana de la bailarina, directora y fundadora de Ballets de San Juan; Ana García. En 1934 comenzó a estudiar baile en Estados Unidos y regresó a Puerto Rico donde estudió con Manolo Agulló y su grupo de baile. En 1944 regresa a estudiar baile a la ciudad de Nueva York. Para el 1947 se va a España a formar parte de la Compañía de Ballet Español. Tuvo la oportunidad de participar y estar expuesta a importantes bailarines españoles entre ellos, José Greco.


Anuncio


En 1950, Gilda funda con su hermana Ana, la Academia de Ballet y Baile Español en Puerto Rico. Fundan, además, el Teatro del Niño y el Ballets de San Juan en 1954. Luego parte para continuar estudiando; esta vez al Actors Studio en Nueva York y allí es influenciada por el profesor Etienne Decroux (1898-1991), maestro del aclamado mimo Marcel Marceau. Sigue a Decroux a Paris y estudió también con Jacques Lecoq y Martha Graham. En 1964 vuelve y enseña en el Colegio San Ignacio, en Ballets de San Juan, en el Departamento de Teatro de la Universidad de Puerto Rico y funda el Taller de Histriones. Bajo su dirección en este taller, realizó innumerables adaptaciones de obras literarias en coreografía de mímicas. Taller de Histriones cesó sus funciones en 1987. Gilda Navarra fallece en 2015. (Contribución: Fundación Nacional para la Cultura Popular).

María y Haydee Morales

Haydée Morales. Ilustración Jorge Vargas. El Adoquín Times.
María Morales. Ilustración: Jorge Vargas. El Adoquín Times.

Nacidas en Santurce, María Morales comenzó en 1986 como diseñadora y productora de afiches y accesorios para compañías de teatro y baile. Becada por el Pratt Institute for the Arts, hoy colabora con un sinnúmero de entidades de renombre mundial como lo es el Miami City Ballet donde su hermana, Haydee Morales es diseñadora y directora de vestuario. Por su parte, Haydee ha participado en innumerables películas relacionadas con el baile y obras en Broadway en las que se encuentran: The Chorus Line, Annie, The King and I, entre muchas otras dentro del campo del baile, Broadway, opera y cine. Haydee Morales adquirió mucha de su habilidad teatral en la Barbara Matera Costume Shop en Nueva York, responsables del vestuario en producciones como Beauty and the Beast, Angels in America, Dream Girls, La Cage aux Folles entre la larga lista. (Contribución suministrada)

Doña Francisca Asunción Negroni Albelda de Lluberas 


Francisca Asunción Negroni Albelda de Lluberas. Ilustración: Jorge Vargas. El Adoquín Times

Nacida en Yauco en 1879, Doña Francisca se caracterizó por sus obras benéficas y de caridad en esa ciudad, donde estableció el “Asilo de Huérfanas” y fundó el primer Hospital Municipal de Yauco. Junto a su esposo, don Arturo Santiago Lluberas y Rodríguez de la Seda establecieron en 1913 la Central San Francisco en Guayanilla, la única central en manos privadas de Puerto Rico. Esta central estuvo activa hasta 1977. Más adelante apoyó a su esposo para establecer el Banco de Ponce y el Banco Crédito y Ahorro Ponceño. Luego, don Arturo fue alcalde de Yauco entre 1924 a 1928. Ambos donaron la construcción del Parque de Recreo Lluberas en el centro de Yauco. Doña Francisca falleció en 1968 y con su muerte, se ha olvidado de la tenacidad de mujeres como ella. (Contribución: Héctor Andrés Negroni, sobrino nieto)

Gloria Ojeda Chabert

Gloria Ojeda Chabert. Ilustración: Jorge Vargas. El Adoquín Times

Nacida en San Juan en 1890, fue reina del Carnaval de San Juan en 1910. De adolescente vivió en el casco de la capital en la Calle Del Cristo. Luego, su familia se mudó a una finca de cítricos en Sabana Llana. Su nieta nos cuenta “recuerdo que nos contaba que, durante tiempos de cosecha, toda la familia empacaba las frutas una a una en papel de seda y las enviaba a Estados Unidos en guacales de madera”. Con solo completada la escuela superior -supuestamente en Río Piedras- se casó con el arquitecto e ingeniero Carlos del Valle, quien fue responsable del diseño de varios edificios importantes del área, incluyendo el edificio del Casino de San Juan. Más adelante, Gloria vivió años en Nueva York, Ecuador y Cuba, acompañando a su esposo en viajes de trabajo criando a sus tres hijos. Gloria Ojeda Chabert falleció a los 97 años. (Colaboración: Josie Arellano, nieta).

Anuncios

Artículos Relacionados

0 Comentarios

Aún no hay comentarios

Al momento no hay comentarios. Sea el primero en comentar

Escriba Comentario

Escriba su comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete Gratis

Su información está segura con nosotros. Suscríbase gratis a nuestra pagína.

Búsqueda

Translate Site

Videos

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: