Anuncios
Please set up your API key!

El Adoquín Times

UNA PREGUNTA MÁS … a Adriana Pantoja

UNA PREGUNTA MÁS … a Adriana Pantoja
junio 17
18:05 2019

Por Luis Echevarría

Siento que el teatro y el arte en general deben llevar un mensaje: deben ir alguna parte y darle un “shock” al público al final del camino. Que se vayan pensando.

Ópera… mi madre, Julia Vázquez, era soprano y me sentó frente a un piano a los tres años con miras a que yo fuera concertista de piano y la acompañara, pero eso no se llegó a dar, aunque llegué a compone melodías sencillas que todavía tengo grabadas y escritas. Desde esa edad ella se ocupó de llevarme al cine, llevarme al ballet de grandes producciones… yo me quedaba con la boca abierta mirando aquello: obras de teatro, óperas; tomé clase de pintura… tuve la dicha de esa educación cuando pequeña. En una ocasión me regaló bien emocionada La Divina Comedia y La Ilíada; imagínate, no las entendí un divino, pero leía de todo: cómics, libros de pintar, libros de cuentos de todas clases. Como a los ocho años comencé a narrar obras completas escritas por mí en una grabadora. Recuerdo que hice una sobre Drácula que estaba casado con Doña Draculeta y cada vez que había un personaje hacía una voz distinta. Desde la escuela primaria hasta la superior participaba en la escritura de las obras escolares. Siempre tuve mucho estímulo de muchas cosas en términos del arte.

El “chip” … en tu “chip” viene lo que vas a hacer en tu vida. De entrada, ya yo tengo varias cosas desde pequeña que es escribir obras teatrales, que es crear, luego dirigir, que es una segunda escritura para mí, y comienzan los gérmenes de producir. Esto ocurre al ingresar en el Departamento de Drama de la Universidad de Puerto Rico. En una ocasión entré al teatro y estaba vacío el escenario y me dije: “esto es lo que es, este es mi lugar”. Estudié de todo lo que me pudiera ayudar, fotografía, etc. Mis mentores fueron el profesor José Luis Ramos Escobar en sus clases de dramaturgia y el productor teatral Pablo Cabrera. Terminé con un bachillerato en Arte con concentración en teatro, música y literatura inglesa, y una Maestría en Gestión y Administración Cultural. Me preguntaba: “me gusta escribir, pero ¿quién me conoce a mí?, ¿quién me va a contratar?, y por eso decidí hacer un grupo teatral que fue Cuarzo Blanco”.


Anuncio


Cuarzo Blanco… lo comencé sola hace treinta años, en 1989. El nombre surge de la idea de un amigo del ambiente de teatro en la época del “New Age”. Me dice que el cuarzo blanco tiene junto todas las propiedades de los otros cuarzos de diferentes colores, que es como un prisma donde salen todos los colores. Los integrantes son amistades interesadas en el teatro, sean actores, técnicos, de vestimenta, maquillaje, etc. La primera obra que presentamos se tituló “Arpegio Mortal”, la cual escribí sobre la comunidad gay y se presentó en el Anfiteatro Julia de Burgos. Era sobre como una familia rechazaba a esta persona que estaba buscando su identidad, su lugar, en un momento en que el SIDA estaba bien presente en la sociedad. Siempre ha sido, a través de estos treinta años, darles voz a los que no tienen. No se puede tener apatía por los temas. Siento que el teatro y el arte en general, deben llevar un mensaje, deben ir a alguna parte y darle u “shock” al público al final del camino. Que al terminar la obra se vayan pensando. Eso es lo que yo entiendo que se debe hacer.

Escribo para actores…yo escribo pensando en que cierto actor o actriz que conozco estará en la obra. Cuando dirijo la obra, como la vuelvo a escribir, la ajusto. Pero de entrada ya estoy escribiendo para alguien y si esa persona la abandona por cualquier razón y entra otra, soy flexible; no me resisto al cambio. No me considero actriz, pero he estado en el escenario, lo cual me da a entender la perspectiva del actor, donde están las luces en cierto momento, por ejemplo. Entonces soy más justa, no tan solo como escritora sino también como directora. Porque si tú tienes un actor contento, todo va a salir bien.

Adriana Pantoja. Suministrada.

Las obras… Tengo gran facilidad de escribir, todo sale de una vez y trabajo mucho con la imagen, aunque sea pequeña. Por ejemplo, para la obra “Muera el Recuerdo” yo tenía esta imagen en mi mente de un sillón antiguo vacío moviéndose en un cuarto obscuro con una luz sobre él, y poco a poco la historia está completa y la escribo toda sin parar. Mi trabajo como dramaturga y directora es extenso a través de estos treinta años. Obras como “Luna de Cristal», “Reflejos”, “El Nuevo Macbeth”, «Otra noche de Halloween»… son muchas. La más reciente es “Torbellino”, que se presentó en La Campechada. Es sobre un amor prohibido entre el compositor Juan Morel Campos y su alumna Mercedes Arias. También he producido ocho cortometrajes como “Resolution”, que ganó un premio en el festival de Cine Fiesta, y publicaciones de libros de obras teatrales. Otro de mis proyectos es Leamos Todos Juntos, una serie de lectura dramatizada para niños de kinder a tercer grado. Ese proyecto incorpora a un intérprete de lenguaje de señas. No importa que no haya un niño sordo, porque les estás educando. En una ocasión algunos niños vinieron adonde los intérpretes y les decían: “cuando grande yo quiero hacer eso que tú haces”. Estás sembrando una semilla.

Una pregunta más … Arte Fusión, ¿cuál fue el propósito? Me di cuenta de que la comunidad sorda no iba al teatro y me dije “caramba, el teatro tiene que estar accesible a ellos también”. Me imagino que esto viene porque fui criada con dos tíos ciegos. Yo les leía, los llevaba, quizás esa sensibilidad estaba ahí. No tenía idea de cómo hacer “algo” sobre esto. Pasaron años hasta que en una entrevista radial sobre una obra me di cuenta de que habían comenzado a poner cámaras en las estaciones de radio y luego se dio la oportunidad de conocer a José Bertrán y su grupo Servicio Orientados al Sordo Inc. Le hablé de mi ide de hacer un programa radial para sordos y decidieron colaborar. Empiezo a atar cabos y en noviembre de 2011 se formaliza Arte Fusión, en donde se entrevistaban a personas sobre una gran gama de tópicos. Técnicamente es complicado producirlo, pero se logró poder transmitirlo por Internet. Fue algo totalmente innovador en Puerto Rico. Tuvimos comunicación con personas de otros países que empezaron a hacerlo a raíz de ver Arte Fusión: por ejemplo, se hizo e México, en Colombia, en Argentina y en España.


Anuncio

Anuncios

Artículos Relacionados

0 Comentarios

Aún no hay comentarios

Al momento no hay comentarios. Sea el primero en comentar

Escriba Comentario

Escriba su comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete Gratis

Su información está segura con nosotros. Suscríbase gratis a nuestra pagína.

Búsqueda

Translate Site

Videos

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: