Anuncios
Please set up your API key!

El Adoquín Times

 Última Hora

El más grande tenor puertorriqueño: Antonio Paoli

El más grande tenor puertorriqueño: Antonio Paoli
octubre 11
17:51 2019
 Imagen: Antonio Paoli como boxeador. Inglaterra 1914 (Suministrada / Casa Paoli)
Objetos e imágenes donados por Jesús M. López y la familia Paoli a Casa Paoli.

Por: Marcos Del Valle

El Adoquín Times

Una superestrella es reconocida por todos, sin importar qué parte del mundo visite. La primera figura puertorriqueña que logró esta popularidad fue el tenor ponceño Antonio Paoli. Una de las más grandes figuras en el panorama musical puertorriqueño de todos los tiempos, Paoli carece del reconocimiento merecido dentro de la historia de la Isla. Este caballero dejó escrito el nombre de Puerto Rico en letras de oro alrededor de todo el mundo, al ser el tenor dramático de mayor demanda en Europa en aquellos tiempos.

Nacido el 14 de abril de 1871 en la calle Mayor de la Perla del Sur, es el octavo hijo de nueve hermanos. Su hermana mayor Olivia, era seguida por María Josefa, luego por Carlos y Manuel. La familia continúa con Amalia, Domingo y Rosarito, para luego llegar el nacimiento del futuro tenor, Antonio, y, por último, María Hortensia. Todos frutos del matrimonio de Domingo Paoli Marcantetti y Amalia Marcano Intriago.

Antonio Paoli 5 Octubre 2019

Imagen: Antonio Paoli a los seis años (Suministrada / Casa Paoli)

A finales del siglo XIX, en Ponce se fomentaban mucho el arte y la cultura. La ciudad contaba con una gran oferta artística que incluía teatro, orquestas, bandas y fiestas anuales, entre muchas otras celebraciones. Varios de los hermanos Paoli fueron reconocidos luego dentro de este ambiente, pero la primera que mostró un interés musical fue la joven Amalia, hermana de Antonio Paoli, quien, luego de adiestrarse, debutó en 1880 cantando ópera en el Teatro La Perla de Ponce.

Al fallecer sus padres, fue ella quien se hizo cargo de sus hermanos dando clases de canto y piano en su residencia. Se dio a conocer en Ponce y el resto de la Isla como cantante. Fue entonces que se atrevió a emprender su viaje a España para continuar su carrera en la ópera y zarzuelas. Amalia reunió el dinero suficiente y partió a Madrid con sus tres hermanos menores Antonio, Carlos y Rosarito. Según escribe Jorge Martínez Solá en Antonio Paoli, el tenor puertorriqueño, a punto de realizarse la mudanza, Antonio Paoli decidió no viajar a España y se escapó de su casa. Mario Braschi, esposo de su hermana mayor Olivia, fue a buscarlo y casi lo forzó a realizar la encomienda de irse a España con sus hermanos.


ANUNCIO

Montblanc


En conversación con Néstor Murray-Irizarry, historiador, escritor y director de la Casa Paoli en Ponce, descubrimos que ya en España, Antonio Paoli comenzó su carrera militar. En unos años la reina regente María Cristina y las personas a su alrededor se percataron de la voz del joven ponceño, que como parte de las actividades vinculadas a la milicia lo habían colocado en el coro del Real Monasterio de El Escorial. En este edificio maravilloso en la ciudad de Madrid se vieron por primera vez los dotes especiales que tenía el joven Paoli, por lo que decidieron enviarlo a estudiar a Italia, donde se desarrollaban los grandes cantantes de la época.

Pronto, Antonio Paoli comenzó a cantar en Italia bajo un seudónimo, ya que, para entonces, los estudiantes no podían ejercer profesionalmente y Paoli quería tener una entrada de dinero adicional. De esta manera el tenor comenzó a obtener experiencia hasta que, alrededor de 1899, se enfermó un tenor que se suponía cantara en el teatro de la ópera de París, por lo que invitaron al puertorriqueño a sustituirlo. Esta presentación fue su gran comienzo de éxitos en la historia mundial de la ópera.

Antonio Paoli 2 Octubre 2019

Los primeros artistas en grabar una opera completa. De izquierda a derecha: Francesco Citada (barítono), Giuseppina Huguet (soprano), Maestro Carlo Sabaino, Leoncavallo (compositor), Antonio Paoli (tenor dramático), Ernesto Badini (barítono), Caetano Pini-Corsi (tenor lírico). 1907. (Suministrada / Casa Paoli)

Desde este momento, se convirtió en uno de los tenores más importantes del mundo. Fue parte del grupo que grabó en 1907 el primer disco en pasta de la primera ópera completa del mundo discográfico. Antes de esto, la ópera se grababa en diferentes partes, no completa en un solo disco. Además, el compositor Ruggiero Leoncavallo seleccionó a Antonio Paoli entre todos los tenores de la época -que eran bastantes, especialmente de Italia- para interpretar su ópera “Il Pagliacci” (El Payaso). Murray-Irizarry nos relata como el compositor italiano lo escogió a él, un jibarito de Ponce, para el papel del personaje que conlleva el tenor en esa obra.  Antonio Paoli se convirtió en una mega estrella mundial, al punto de ser invitado especial del papa, reyes y zares para que cantara en sus palacetes y palacios.

 Dentro de todo este éxito, Antonio Paoli tuvo un poco de mala suerte. Se vio en la necesidad de demandar a RCA Victor porque la casa disquera utilizó unas canciones sin pagarle las regalías. Antonio Paoli ganó la demanda, pero como represalia los anuncios de RCA Victor publicados en los diarios de la época ponían los nombres de todos los cantantes excepto el suyo. La disquera lo borró de su panorama: por eso Antonio Paoli es uno de los tenores más olvidados en América, aunque es muy recordado en Europa.  En cambio, el tenor italiano Enrico Caruso era muy conocido en América, comenta en entrevista para este medio Murray Irizarry.

Imagenes: Casco que Paoli utilizó como parte del vestuario de su personaje Vasco da Gama en la ópera La Africana en La Scala de Milán en 1910, y las botas que Paoli utilizó como parte del vestuario de su personaje Edgardo de Ravenswood en la ópera Lucia de Lammermoor. (Objetos donados por Jesús M. López y la familia Paoli a Casa Paoli.)

Paoli siempre había sido atlético. Cuando llegó la Primera Guerra Mundial en 1914, notó que todos los escenarios europeos cerraban y que los únicos que se mantenían abiertos eran los de América.  En vez de salir de Europa, por consejo de amistades, se fue a Inglaterra a practicar el deporte del boxeo, ya que como tenía dinero ahorrado del que podría vivir hasta que las cosas se calmaran, quería aventurarse en el deporte. Una vez en Inglaterra, se adiestró y llegó a hacer unas cinco peleas, pero los golpes recibidos casi le hicieron perder su afamada voz e instrumento de principal sustento. Con ayuda de un especialista pudo recuperar su voz, pero el boxeo por poco lo aniquila como tenor. Mas adelante pudo continuar con su carrera como cantante.

Su hermana Amalia se jubiló y se dedicó a cuidarle la voz a Antonio. Éste era un indisciplinado que quería cantar todas las noches, aunque las cuerdas vocales no aguantan todo ese esfuerzo. Amalia, como también era maestra de canto, se mudó de vuelta a Puerto Rico en el 1920 y creó el Conservatorio Paoli, una academia dedicada al canto y al arte dramático en la que fue la maestra principal. Más adelante en 1922, Antonio Paoli regresó a su querido Puerto Rico. Ya juntos, los dos hermanos hicieron varias presentaciones de ópera. Aunque a ella nunca se le acusó de abandonar a Puerto Rico, a pesar de ser quien tomó la decisión en un principio, a Antonio Paoli sí se le señaló por abandonar su Isla.


ANUNCIO

ABC- TGIT


El Sr. Néstor Murray-Irizarry destaca como para la década de 1910 la ópera tenía gran acogida en Puerto Rico, y las grandes compañías que venían a la isla se podían mantener. Por cierto, el promotor italiano Adolfo Bracale, que se dedicaba a traer talento a las Américas, dijo en su autobiografía que en aquella época fue a Cuba pensando que iba a hacer dinero, pero lo que hizo fue arruinarse.  En cambio, cuando fue a Puerto Rico pudo tener éxito económico. En la misma autobiografía señaló que es el lugar en que más aficionados hay a la ópera. “Quiere decir que Puerto Rico tuvo un momento muy importante de la historia de la ópera, que no necesariamente se ha estudiado”, concluye el historiador.

En 1922, después de un gran recibimiento en San Juan y en diferentes teatros de la Isla, Paoli se presentó en Ponce. En aquel entonces el Teatro La Perla no había abierto todavía sus puertas ya que en el 1918 había sufrido un fuego a consecuencia de un temblor. Antonio Paoli se presentó entonces en el teatro Broadway, que era uno de los mejores teatros de acústica en Puerto Rico. Luego de haber llenado coliseos en Europa con más de 18,000 personas, se topó con que en su ciudad natal no contaba con el mismo apoyo, y tuvo que cancelar sus conciertos por falta de audiencia. En Ponce se dio a entender que no lo querían ver muchas personas. Algunos hasta lo llegaron a ver como un “cohete quemado” que había regresado a Puerto Rico. En una de las funciones se vendieron solamente doce o dieciséis entradas. Por esta razón Paoli mandó a hacer un rótulo que decía “…suspendida la función por falta de público.” Salió del teatro Broadway y se le fueron uniendo personas que no podían pagar los precios de un teatro. En aquel entonces se creía que los teatros se habían hecho para una clase privilegiada, no para la gente humilde.  Poco a poco se fue acumulando toda esa gente humilde detrás de él. Ya en su hotel pidió su comida mientras que las personas se seguían acumulando afuera. Le comentaron a Paoli sobre la multitud, pero el tenor se tuvo que disculpar, porque luego de comer un artista no puede cantar. La gente seguía ahí y le pedía a gritos que cantara.

Imagenes: Arriba, el broche utilizado por Paoli en Otello y los brazaletes que utilizó en sus personajes de Manrico y Sansón en las óperas El Trovador y Sansón y Dalila respectivamente. Abajo el Puñal de Otello, usado por el tenor italiano Francisco Tamagno, quien se lo obsequió a Paoli en 1903 en Milán. Paoli lo usó en Otello 575 veces. (Objetos donados por Jesús M. López y la familia Paoli a Casa Paoli.)

daga Paoli

Luego de ésta ser su última presentación teatral, Antonio Paoli se mudó a Santurce y se dedicó al desarrollo de los jóvenes durante sus últimos años, luchando por su ilusión de tener un Conservatorio de Música. Más adelante, luego de su muerte se construyó, pero no guarda hoy rastro del aclamado tenor.

Antonio Paoli falleció en 1946 en una residencia cerca del centro de Bellas Artes de Santurce. Hombre muy humilde que nunca utilizó su reconocimiento o su fama para su ventaja, fanático del deporte de los gallos y con una mente fotográfica, Antonio Paoli sentía un gran cariño por Puerto Rico y su natal Ponce donde se encuentra enterrado. A Paoli lo velaron en su casa y comentan que la razón por la que no se conserva más de sus recuerdos es porque poco a poco, luego de su muerte, las personas fueron robándose todo de su casa para sus colecciones individuales. Por esto mucha de la memorabilia del tenor ha “desaparecido”. El entierro de Paoli fue uno limitado de personas, ya que se dice que en aquel entonces se enterraban a las personas poco después de fallecer y la noticia no salió a tiempo para que su fanaticada se enterara. De cualquier manera, debemos reconocer y recordar a este astro puertorriqueño, quien en vida tuvo que marcharse de Puerto Rico junto a su familia, hizo que su nombre brillara junto al de nuestra Isla y regresó para dejar sus frutos al país que lo vio nacer.

Casa Paoli

Casa Paoli TZ 6

Casa Paoli (Suministrada)

La Casa Paoli -estructura que vio nacer a Antonio Paoli en la Calle Mayor de Ponce- es hoy la institución dirigida por Néstor Murray Irrizarry para conservar y promover la historia de la familia Paoli, al igual que alberga al Centro de Investigaciones Folklóricas de Puerto Rico dedicada a la educación de la niñez y la juventud.

Doña Amalia Marcano Intriago, madre del tenor puertorriqueño, heredó la propiedad de una tía. Su hija Olivia y el marido de la joven, Mario Braschi, fueron los más que vivieron en la propiedad. La pareja estaba grandemente involucrada en la actividad social y cultural de Ponce y el resto de Puerto Rico, por lo que la casa sirvió como escenario para muchas actividades relacionadas.

Antonio Paoli 3 Octubre 2019

Antonio Paoli (Suministrada / Casa Paoli)

La fundación hoy guarda gran parte de la información disponible sobre la familia Paoli desde su inauguración el 12 de septiembre de 1992. Quizás no se conozcan las veces que Antonio Paoli viajó a visitar a su isla, donde inclusive celebró su luna de miel en 1901. Luego procreó un hijo, Antonio Arnaldo. Este hijo llegó a trabajar en una tienda de discos creando una gran colección la cual fue regalada por su familia a la Casa Paoli en Ponce y luego digitalizada en parte en un CD disponible para la venta.

Para el próximo 14 de abril 2021 se anticipan una serie de actividades para celebrar los 150 años del natalicio de Antonio Paoli honrándose la vida y obra del artista y la de su familia. La próxima presentación que se llevará a cabo en Casa Paoli es del Dr. Reniel Rodríguez el jueves 24 de octubre a las 7:00 p.m. Para más información visite Casa Paoli en Facebook.


ANUNCIO

Screenshot (36)

Anuncios

Artículos Relacionados

1 Comentario

  1. Loretta octubre 11, 18:44

    bravo, paoli!

    Conteste a este comentario

Escriba su comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete Gratis

Su información está segura con nosotros. Suscríbase gratis a nuestra pagína.

Translate Site

Búsqueda

Suscríbete Gratis

Su información está segura con nosotros. Suscríbase gratis a nuestra pagína.

A %d blogueros les gusta esto: