Estudio revela que el núcleo de la Tierra es más joven que el planeta

Apóyenos
Suscríbase a nuestra página

Entre su correo electrónico y reciba nuestros escritos.

Tiempo de lectura 4 minutos

Por El Adoquín Times

El núcleo sólido interno de la Tierra, que ayuda a fortalecer su campo magnético, se formó hace unos 1,300 billones de años cuando el planeta ya tenía 3,200 billones de años, de acuerdo con un estudio, informó el periódico británico The Daily Mail. Según indicó este estudio, “el desarrollo de este núcleo interno sólido coincidió con el hecho de que el campo magnético de la Tierra se volviera más fuerte y robusto”. Investigadores de la Universidad de Texas recrearon las condiciones que se cree que existen en el centro del planeta Tierra, para determinar cuánto tiempo hace que se formó esta masa sólida. Ya se sabía que el núcleo era más joven que el planeta que lo rodea, ya que el núcleo sólido interno se formó lentamente a medida que la Tierra comenzó a enfriarse después de su formación inicial.

Las principales teorías sugirieron que el núcleo interno comenzó a fusionarse a partir del metal líquido en el corazón de la Tierra hace entre 4,500 billones y 565 millones de años. Los autores del estudio de Texas dicen que la cifra real está en algún lugar intermedio, en 1,300 billones de años. El núcleo de la Tierra está hecho principalmente de hierro, y la eficacia del hierro en la transferencia de calor por conducción, conocida como conductividad térmica, es clave para determinar una serie de otros atributos del núcleo. A lo largo de los años, las estimaciones de la edad del núcleo y la conductividad térmica han variado desde muy antiguas y relativamente bajas hasta muy jóvenes y relativamente altas.

Se pensaba que los cálculos más recientes, incluido el último estimado de 1,300 billones de años, creaban una paradoja, porque el núcleo habría tenido que alcanzar temperaturas irrealmente altas para mantener la llamada geodinamo durante miles de millones de años antes de la formación del núcleo. La geodinamo del planeta es el mecanismo que sostiene el campo magnético de la Tierra, que mantiene las brújulas apuntando al norte y ayuda a proteger la vida de los rayos cósmicos.


Anuncio


La nueva investigación resuelve la paradoja al encontrar una solución que mantenga la temperatura del núcleo dentro de parámetros realistas. Los investigadores recrearon las condiciones encontradas en el núcleo exprimiendo muestras de hierro calentadas con láser entre dos yunques de diamante; se necesitaron dos años para obtener resultados adecuados. Esto les permitió medir directamente la conductividad del hierro en condiciones similares a las de un núcleo, donde la presión es superior a un millón de atmósferas y las temperaturas pueden rivalizar con las que se encuentran en la superficie del Sol. Descubrieron que la conductividad es hasta un 50 por ciento menor que la conductividad de la estimación de núcleos jóvenes realizada por otros investigadores. Esto sugiere que la geodinamo se mantuvo mediante dos fuentes y mecanismos de energía diferentes: convección térmica y convección composicional.


Contribución a periodistas independientes


Lea también: La Tierra viaja mediante escombros de antiguas supernovas, según estudios


Al principio, la geodinamo se mantenía solo por convección térmica, pero esto cambió con el tiempo y ahora, cada mecanismo juega un papel igualmente importante. Los investigadores utilizaron esta información mejorada sobre la conductividad y la transferencia de calor a lo largo del tiempo para hacer una estimación más precisa de la edad del núcleo interno. Esta edad revisada del núcleo interno podría correlacionarse con un pico en la fuerza del campo magnético de la Tierra, explicaron los autores del estudio. Dijeron que la disposición de los materiales magnéticos en las rocas que se formaron en esta época parece mostrar un pico en la fuerza del campo. En conjunto, la evidencia sugiere que la formación del núcleo interno fue una parte esencial de la creación de los campos magnéticos robustos de hoy.

Se cree que el campo magnético de nuestro planeta se genera en las profundidades del núcleo de la Tierra. Nadie ha viajado nunca al centro de la Tierra, pero al estudiar las ondas de choque de los terremotos, los físicos han podido determinar su estructura probable. Las diferencias de temperatura, presión y composición en el núcleo externo provocan corrientes de convección en el metal fundido a medida que la materia fría y densa se hunde y la materia cálida se eleva.

Astronomía

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Traductor
Próximos Eventos
abril 2021
¡No hay eventos!
Cargar más

Recientes