Román Baldorioty de Castro en Exposición Universal en París 1867

Exposición Universal
Apóyenos
Suscríbase a nuestra página

Entre su correo electrónico y reciba nuestros escritos.

Tiempo de lectura 5 minutos

Don Román Baldorioty de Castro fue nombrado por el entonces Gobernador de Puerto Rico como representante en la Exposición Universal de París en 1867

 

Las ferias y exposiciones universales representaron un punto clave sobre tecnología, economía y desarrollo comercial del País. Por lo que centrar la atención en la Exposición Universal de París, significaba la forma de indagar sobre cómo hacer evolucionar a las naciones.

Muchos escritores de Puerto Rico reflexionaron sobre el progreso de la Isla. Analizaron la posibilidad de exponer ideas de crecimiento, desarrollo y superación en dos textos la Memoria de la Feria de Ponce y la Memoria de la Exposición Universal de París. Sin embargo, muchos antes de transcender a estos textos, se proyectaron otros con ideas para afianzar el progreso de diferentes países con sus respectivos gobiernos.

De allí que, exposiciones universales como la de Londres en 1851, la de París en 1855, nuevamente la de Londres en 1862 y por último la de 1867 una de las más resaltantes en París, buscaron promover textos de carácter moral. Esto, bajo un solo punto de vista, que es el de mejorar la condición física y moral de los pueblos, de su gente y de los gobiernos civilizados de los países europeos.

El objetivo de la Exposición

El objetivo de la Exposición Universal de París fue mostrar diferentes innovaciones con respecto a maquinarias, equipos y demás recursos de índole agrícola. Se proyectó a través de un muestrario de materiales de todo tipo, provenientes de las metrópolis y sus colonias. La intención de esta exposición era exponer la mayor totalidad de objetos y recursos a partir de un criterio único: hacer que los espectadores pudieran ser testigos del progreso material del país.


Anuncio


Dentro de este contexto, las apreciaciones Román Baldorioty de Castro, eran más que todo promover la economía agraria puertorriqueña. Utilizando para ello, herramientas y puentes de ayuda las tensas relaciones que existían entre las autoridades coloniales, y el sector liberal de la elite a la cual pertenecía. La Exposición Universal de París fue publicada a mediados de 1868 en Puerto Rico, como una memoria descrita en un libro voluminoso, que consta de tres partes:

La primera, centrada en la descripción de revistas, que formaban parte de la publicidad y promoción de la exposición. La segunda, daba paso a las descripciones sobre motores, turbinas, reguladores entre otros artefactos. Y la tercera, parte habla de las medidas y monedas por personas que acudieron a la exposición. En esta tercera parte, existe una sección de suma importancia que marco gran trascendencia; un texto que muestra el estado actual de los pueblos del mundo, su condición, su estabilidad política y sus avances de orden científico, artístico, económico y social.

Exposición Universal
Imagen de la biografía de Don Román Baldorioty de Castro por Pablo Morales Cabrera (1910)

La innovación en la exposición de París

La innovación en la Exposición Universal de París fue mostrada a través del Famoso Paseo en Globo Aerostático. Formó parte de las principales atracciones memorables. Se presentaba a través de una vista panorámica del campo, en la que destacaba el ascenso del gigante ante la medida de cientos de espectadores. Esto fue tomado como un medio de transporte rápido, recreativo y seguro, que combina ingeniería mecánica, arte y recreación. Y a su vez el progreso, y la popularidad de cualquier país.

El tema del paseo en globo habla mucho las ventajas de la navegación aérea y la importancia de la educación para el desarrollo de un País. Esta narración incluía aspectos de historia, ficción y diversión para todos los pueblos que se encontraban dispuestos a formar parte del ascenso del gigante. El propósito fundamental de este globo era encarar el espíritu de progreso y futuro que la exposición de 1867 promovía a través de tecnología y arte.

El objetivo principal de este hecho del paseo de los globos está centrado en generar seguridad y confort en la sociedad con respecto a la evolución de los productos de aviación aerostática, que, desde su invención, habían quedado atrás.  Poder mostrar a través de su ascenso, la confianza y la seguridad en la tecnología del globo. Y su proceso de creación y construcción como innovación y superación de cualquier nación que pudiera poner en marcha esta alternativa.


Anuncio


Puerto Rico y su papel en la Exposición

La exposición universal fue un hecho muy transcendente, y al mismo tiempo complejo. Muestra detalladamente ciertos temas enmarcados de Puerto Rico. Según Baldorioty, el muestrario debería incluir el “orden material”, en el que figura el producto, obra de la naturaleza, de la industria o del arte. De orden económico, para presentar la historia del producto. El orden intelectual, para configurar la instrucción pública. Y, por último, el orden moral, para revelar el área del bienestar del trabajador como fruto de sus labores.

Dentro de la Exposición Universal , Baldorioty estudia aquellos aspectos que forman parte del progreso de Puerto Rico y que han quedado en el olvido. Principalmente, analiza sobre la escasa importancia prestada a las iniciativas del país: “Tenemos en el polvo de nuestros archivos, proyectos de acueductos, de limpia de puertos, de riegos, para algunas comarcas, de ferrocarriles entre otros.  Esta queja, entronca La Memoria de París, con la Memoria de Ponce del 1865. Pues en ambas, el autor se lamenta por lo que pudo ser y no fue. Por el Puerto Rico que se pudo mostrar a los inversionistas y el que se mostró.

El escritor muestra un lamentable fracaso de Puerto Rico. Un país que perdió la oportunidad de insertarse para progresar y crear alternativas viables para su cambio. Es por ello que, se hace necesario potenciar la economía agraria, tecnología e industrial, con una descripción abundante de diferentes productos, centrados en la innovación de un país que sea rico en mecanismos óptimos, para producir diferentes elementos propios que puedan generar cambios en diferentes aspectos.

En conclusión, este gran relato escrito desde hace años solo muestra la forma en la que los países pueden crear, promover, regular y ejecutar diferentes estrategias que los lleven a implementar nuevas tecnologías no solo para proyectar elementos y productos a beneficio del progreso de un País sino también al máximo aprendizaje, educación e instrucción de las masas que puedan impulsar a un país al desarrollo financiero, material y espiritual.

 

Imagen: Exposición Universal de París de 1867 del pintor Edouard Manet

Nota: Artículo basado en el escrito Un paseo en globo. Un alemán y el grupo X por Rafael Calderín Calzada para ediciones digitales

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

1 comentario en “Román Baldorioty de Castro en Exposición Universal en París 1867”

  1. Avatar
    Orlando Cartageba

    Por favor,
    No se me tome como un pesimista, pero, en el arte de aprender y aprovechar oportunidades,nuestros líderes modernos, no han aprendido mucho de la historia. Tal vez sea que como dijo uno de nuestros cantores…
    “No hay más mundo ni cosa más bella, que las trece franjas y cincuenta estrellas…”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Traductor
Próximos Eventos
abril 2021
¡No hay eventos!
Cargar más

Recientes