Una Pregunta Más… a Hilda Ramos

Hilda Ramos
Apóyenos
Suscríbase a nuestra página

Entre su correo electrónico y reciba nuestros escritos.

Tiempo de lectura 5 minutos
Hilda Ramos en “Madame Butterfly”. Foto por Ángel Cuquito Peña. Suministrada.

“Estoy aquí en Puerto Rico, si tengo que cantar afuera pues salgo, pero soy bien de hacer patria y me he quedado aquí por eso”

 

De niña no escuchaba música clásica… aunque siempre demostré talento para la música, porque mi mamá y los tíos de mi mamá tenían buen oído, o sea, la cuestión natural estaba. Mi mamá siempre tenía un pequeño radio prendido en la cocina con una emisora donde ponían boleros, música de tríos, y me aprendía todas las canciones bonitas y elegantes, eso me atraía. Digo que la influencia musical en los niños es bien importante, lo que oyen de sus papás ese es el referente. Soy de Mayagüez y lo que quería era ser actriz de teatro y la universidad de Mayagüez es más técnica entonces decidí ir a la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras a estudiar teatro donde también tenía amistades mayagüezanas estudiando, o sea fue ir detrás del teatro no de la música. Lo interesante es que la ópera es teatro.

Anuncio

abc

Ópera…yo no estaba expuesta a la ópera, pero la conocí por medio del teatro. En la universidad, cuando entro al coro es que se descubre que tengo una voz porque tuve una audición y me la pasaba cantado en los pasillos de la universidad. Fue donde tomé mis primeras clases de canto. Se escogían estudiantes para ser parte del coro de las óperas que se hacían en Bellas Artes. Cuando fui a uno de los ensayos con la Orquesta Sinfónica con nosotros atrás y el silencio, la disciplina, y que todo tiene que estar perfecto, la puntualidad y el maestro con su batuta, y veo aquello, te digo que quedé prendada de ese mundo de la ópera.

Me dije “¡ay! yo quiero esto, hay que estudiar mucho entrarle a la ópera es muy difícil, pero quiero esto”. En la universidad hice un bachillerato en lenguas modernas, estudié italiano, alemán y francés para favor de mi carrera. Seguí con mis clases de canto hasta que María Esther Robles me prepara para entrar al conservatorio de música para oficialmente estudiar canto. Me dijo; “tu tienes la voz para esto y tienes el talento”.

Hilda Ramos

Pude hacer mi debut como solista… todavía siendo estudiante con la Orquesta Sinfónica. Por eso te digo que soy profeta en mi tierra, porque cuando tuve muy buenas críticas, de ahí en adelante empezaron a surgir muchas oportunidades en el momento cuando en Puerto Rico se hacían muchas zarzuelas, esto es a principio de los 90. Era una época de bonanza, se hacían dos o tres óperas al año, zarzuelas, había varias compañías de ópera, entonces lo que no te tocaba aquí te tocaba allá y siempre había algo que hacer. Tuve la oportunidad de vivir ese momento bueno en Puerto Rico, la experiencia profesional de alto nivel y a la vez continuar estudiando afuera para seguir mejorando mi talento. Pude conseguir un agente y empecé a hacer presentaciones internacionalmente.

El escenario me encanta… hasta ahora he hecho óperas que nunca pensaba hacer. Por ejemplo, nunca pensé que iba hacer “Tosca” en un “tour” en los Estados Unidos, aunque fue casi sin ensayar. Me siento muy satisfecha con el hecho de que pude interpretarla de principio a fin. Estuve como juez en el programa de televisión “Objetivo Fama”; estuve en las óperas “Madame Butterfly”, “La Traviata”, “La Viuda Alegre”; le canté al Dalai Lama y a Isabel Allende en sus visitas a Puerto Rico, en conciertos de bohemia y de jazz, y otros géneros aparte de la ópera.

Ahora mismo estoy estudiándome un compositor que se llama Umberto Giordano y su ópera “Andrea Chénier” con su bella aria “La mamma morta”. Es una ópera que casi no se hace. Me aprendí el aria para interpretarla en el concierto de celebración el sesquicentenario del natalicio de Antonio Paoli porque quería hacer algo nuevo. Uno siempre aspira a lo mejor.

Panorama lírico en nuestro país…es bien difícil para los nuevos talentos de ahora. Definitivamente la generación mía y la generación que vino antes que la mía tuvo más oportunidades de ver más producciones y de participar en ellas, desde un papelito pequeño hasta poder protagonizar una obra que se produzca aquí. Llevamos mucho tiempo con menos producciones porque son muy costosas, hay poco auspicio de la empresa privada, del gobierno y del público.

Nosotros necesitamos apoyo del público para hacer una ópera que es como una película en vivo. Donde hay música en vivo con una sinfónica de más de cincuenta músicos, un coro de cuarenta voces, donde hay que vestir a todo el mundo de una época, tener un director que lo mueva, el elemento de la luz, la escenografía para hacerlo bien. Entonces, si lo que vamos a tener es una audiencia que cada vez está bajando es muy cuesta arriba. Me acuerdo en muchas producciones que hice de Pagliacci donde podías escuchar los grandes aplausos con las funciones totalmente llenas.

Anuncio

Gavevenis

Una pregunta más… ¿Qué te gustaría concretar en tu vida? una es hacer un disco de “classical pop” o de navidad, con una buena orquesta, con buenos arreglos con ideas que tengo usando los elementos de mi voz que les enseño a mis estudiantes. Otra idea es de hacer un grupo de cuatro cantantes o sea tres sopranos y una mezzo-soprano y en las que se pueda cantar algo clásico bonito hasta algo popular. Aunque las cosas no se te den, uno tiene que luchar por ellas. Estoy en una etapa en mi vida que como soy maestra, tengo todo el tiempo en mi mente de cómo yo puedo ayudar a que haya nuevas oportunidades para las nuevas generaciones, para las nuevas voces. Estoy aquí en Puerto Rico, si tengo que cantar afuera pues salgo, pero soy bien de hacer patria y me he quedado aquí por eso.

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Traductor
Próximos Eventos
septiembre 2021
¡No hay eventos!
Cargar más

Recientes