Virginia Pennock: la primera mujer y vicepresidenta miembro de la Junta Examinadora de Arquitectos y Arquitectos Paisajistas de Puerto Rico

Virginia Pennock
Apóyenos
Suscríbase a nuestra página

Entre su correo electrónico y reciba nuestros escritos.

Tiempo de lectura: 4 minutos

Imagen: Virginia Pennock. Cortesía del Instituto de Arquitectos Paisajistas de Puerto Rico.

 

Si alguna vez has visitado las oficinas de Eli Lilly en Carolina, la urbanización Dos Pinos, el Hotel Interamericana en Isla Verde – actualmente conocido como el Hotel Sonesta – has visto los diseños lozanos de paisajismo de Virginia Pennock.

La primera mujer y vicepresidenta miembro de la Junta Examinadora de Arquitectos y Arquitectos Paisajistas de Puerto Rico en el Departamento de Estado, Virginia Pennock fue una fuerza importante en la configuración de los terrenos que rodean el entorno construido, con docenas de proyectos en hoteles, complejos industriales y parques de oficinas en la Isla.

Virginia Pennock nació en una familia de paisajistas y horticultores el 19 de diciembre de 1935 en San Juan. Cuatro generaciones de su familia se habían dedicado a los servicios relacionados con la horticultura, originalmente dirigiendo un negocio de exportación de frutas y luego enfocándose primariamente en el abastecimiento y crecimiento de plantas para servicios externos de diseño y mantenimiento.

Eventualmente, una vez que los Pennocks se establecieron como proveedores líderes de productos de alta calidad, expandieron su negocio desde el simple cultivo y distribución hasta una oficina de paisajismo completa que incluye diseño e implementación.

 

Anuncio

 

El primer miembro de la familia involucrado en la horticultura fue el abuelo de Virginia Pennock, Frederick, originalmente del estado de Pensilvania. Educado en la escuela de agricultura y ciencias de la Universidad de Cornell en Nueva York, llegó a Puerto Rico junto con su empleador, la American Fruit Company, con la esperanza de desarrollar campos de piña y cítricos para la exportación a los Estados Unidos continentales y, finalmente, a nivel mundial.

Sus antecedentes académicos y profesionales lo llevaron a trabajar con oficinas privadas e instituciones universitarias como consultor, y eventualmente se convirtió en el decano de la Escuela de Agricultura de la Universidad de Puerto Rico.

Cuando el departamento de agronomía fue transferido del área metropolitana al Recinto Universitario de Mayagüez, Frederick decidió permanecer en San Juan y volver al sector privado. Estableció la Puerto Rico Pineapple Company, con el objetivo de simplemente sembrar y exportar cosechas de piña. Una vez que tuvo una base sólida con este negocio, compró más propiedades en la isla; y creó su segundo negocio, la North South Nursery Company, que eventualmente se convertiría en el dominio familiar.

El padre de Virginia Pennock y el hijo de Frederick, Charles, ayudó a su padre a administrar la North South Nursery Company; y finalmente se le dio el control financiero completo, además de los derechos de propiedad de la tierra. Vio potencial para un mercado en Puerto Rico de ambientes diseñados y paisajismo formal; y comenzó a vender productos como flores, plantas, arbustos, árboles y elementos ornamentales destinados específicamente a la arquitectura paisajista bajo el nuevo nombre de los Jardines Pennock.

Charles tuvo dos hijos, Virginia Pennock y su hermano Charles Erskine, quienes estaban interesados en continuar la tradición familiar de participación en las artes hortícolas. Charles Erskine se enfocó principalmente en asuntos de administración de inventario, supervisión de construcción, contabilidad financiera y asuntos generales de administración de empresas.

Virginia Pennock no estaba interesada en estos detalles, encontrándose atraída por el proceso de diseño. Estudió en la Universidad de Georgia de 1953 a 1957, donde obtuvo un bachillerato en Arquitectura Paisajista.

Bienal de Arquitectura y Arquitectura Paisajista de Puerto Rico 2021

Comenzó su carrera profesional trabajando junto al arquitecto paisajista Hunter Randolph; quien había sido un importante cliente de los Jardines Pennock desde sus primeros orígenes como North South Nursery Company y uno de los primeros arquitectos paisajistas trabajando en Puerto Rico con una educación formal y licenciatura oficial.

Virginia Pennock se fue de la isla para mudarse a Fort Lauderdale en la Florida, donde trabajó junto al arquitecto paisajista Frederic Stresau. Con la firma de diseño de Stresau, ella diseñó paisajes verdes y tropicales para hoteles; y otros proyectos de hospitalidad por las playas frente al mar de Miami y el Caribe.

Anuncio

Antes de regresar a Puerto Rico con la esperanza de establecer su propio estudio; Virginia Pennock y su esposo David Efraín Mari pasaron algunos años viviendo y trabajando en Alemania. Este fue un viaje importante y revelador para los dos, dándoles una exposición de primera mano a las maravillas de los jardines reales; el esplendor de los parques de la ciudad y la belleza natural del campo europeo que sólo habían estudiado antes en libros y visto en imágenes.

A su regreso, Virginia Pennock decidió que abriría su consultorio en las oficinas de los Jardines Pennock dada la proximidad a su familia y negocio. Continuó diseñando paisajes para proyectos hoteleros y comerciales como antes, incluso colaborando con su antiguo empleador Stresau, todos enfocados principalmente en su amada patria.

Se unió a varias organizaciones profesionales y ascendió a través de sus filas; incluyendo la mencionada Junta Examinadora de Arquitectos y Arquitectos Paisajistas de Puerto Rico en el Departamento de Estado. Después de su reciente fallecimiento, el Colegio de Arquitectos y Arquitectos Paisajistas de Puerto Rico (CAAPR) estableció una nueva beca en su nombre; para honrar el legado de los muchos logros de Virginia Pennock y su fuerte conexión con su entorno local.

 

Por Natalia Gulick de Torres
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter

1 comentario en “Virginia Pennock: la primera mujer y vicepresidenta miembro de la Junta Examinadora de Arquitectos y Arquitectos Paisajistas de Puerto Rico”

  1. Avatar
    MARIA CRISTINA

    Excelente artículo tanto por el rescate de esta figura como los detalles que ofrece para darnos un perfil de una mujer admirable en un Puerto Rico del que apenas conocemos esa historia escondida.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Anuncios

Traductor
Próximos Eventos
noviembre 2021
¡No hay eventos!
Cargar más

Recientes