Anuncios
Please set up your API key!

El Adoquín Times

Coronada por la Maternidad

Coronada por la Maternidad
mayo 07
22:48 2016
Imágenes: Doña Celina Rodríguez junto a Andy Montañez. Por M. Del Valle
Nota de Redacción: Este artículo fue publicado hace más de 90 días

Por: Andrea Yambot Lugo
El Adoquín Times

Doña Celina Rodríguez, orgullosa madre del eterno “niño de Trastalleres”, nos recibe en su hogar; hogar que semeja un remanso de paz, saturado de un agradable ambiente donde predomina una atmósfera placentera de amor incondicional. Adornan sus paredes una amplia colección de fotos familiares donde la imagen de Don Andrés su esposo (QEPD), hijos y nietos la acompañan.

Destacando en la sala el mural de un inmenso árbol genealógico donde cada rama simboliza un miembro de los cientocincuenta componentes de este clan familiar.  El mismo fue pintado por “Kikito”, uno de sus nietos. Cada mueble u objeto adquirido durante toda su vida matrimonial atesora el dichoso recuerdo de un amor vivido a plenitud. Con noventa y seis años recién cumplidos vive muy agradecida de Dios por haberle concedido la dicha de haber podido traer al mundo dieciocho hijos, todos saludables a pesar de que el primer hijo falleció al poco tiempo de su nacimiento.  Doña Celina junto a su esposo, pudieron guiar a esta inmensa familia por el camino correcto para que llegara a ser los buenos seres humanos que hoy en día son su mayor orgullo.

IMG_20160426_181746

Conserva vivo en su memoria el momento en que conoció a Don Andrés y su corazón le indicó que ése era el elegido para compartir su vida con los lazos del matrimonio.  Unión que le dio la energía necesaria para saborear cada motivo de alegría y un excelente compañero al que tanto amó y sigue amando a pesar de su partida al cielo, luego de más de medio siglo de matrimonio.

Por su humildad y sencillez, cualidades que le adornaban a ambos, el Señor les bendijo con una hermosa e inmensa familia y la dotó de un excepcional potencial para poder criarlos y lidiar con las multiples situaciones que pudieran surgir para poder obtener al final, excelentes resultados. Su generosidad se extiende al vecindario, porque además de los suyos, cuidaba niños ajenos y hasta fue madre de leche de una niña vecina cuya madre estaba enferma y no podía lactarla.

Su suegra, Doña Alejandrina o “Mamá Aleja” como la llamaban los niños, siempre vivió con ellos hasta su fallecimiento en 1971. Para poder sostener esta inmensa familia tenían un negocio de lavandería, y Don Andrés trabajaba además en una importadora de miel, donde a veces doblaba turnos para acrecentar la economía del hogar.  Siempre tuvieron casa propia y por ser muy aficionado a la música, los fines de semana organizaba bohemias con sus amigos y los domingos iban a la playa.

Para “Andy”, el glamour y la fama de su carrera artística, la luce en el escenario, pero al llegar a casa, es el nene de Celina. La visita todos los días y al estar a su lado, la acaricia, la besa y la tongonea constantemente.  En cada presentación que realiza, lo primero que hace es mencionarla con gran orgulllo.  Cuando sale de gira fuera de la isla, la llama a diario. Ama mucho su barrio y comparte con todos sus vecinos. Conserva gratos recuerdos de su niñez  y de sus padres, quienes a pesar que fueron rigurosos en su crianza, les inculcaron grandes valores. Su madre ha sido siempre muy amorosa y protectora.

IMG_20160426_121716-01-01

Nos cuenta que su primera experiencia ante un micrófono fue a la edad de los ocho años cuando ella lo llevó al programa de aficionados de Don Rafael Quiñones Vidal en WKAQ Radio. Recuerda también aquellos grandes calderos de comida de donde comían hasta los amiguitos del barrio. Celina siempre tenia invitados inesperados a la hora de sentarse a la mesa. Laboriosamente realizaba con mucho amor sus tareas domésticas y hasta preparaba dulces para vender.  Rodeada de hermosas plantas florecidas, en el entorno familiar en ese hogar es todo amor.

El vínculo del cordón umbilical ha permanecido intacto en el corazón de todos sus hijos. De niños los mimaba con gran amor y hoy de adultos les aconseja y anima con el mismo cariño de ser necesario en cualquier dificultad que tengan; Extensivo ahora este cariño al montón de nietos y sus nueve biznietos. Su gran orgullo es ver hoy a todos sus hijos convertidos en exitosos profesionales, quienes con sus ejecutorias aportan al mejoramiento de la calidad de vida en nuestro país y han enaltecido la labor de sus padres con su conducta y estilo de vida.

Celina Rodríguez, esta humilde señora, por las hermosas cualidades que la adornan supo cumplir con los designios que Dios le brindó al obsequiarle tan hermosa familia, y es por eso que ha sido premiada con la corona de la maternidad.

Anuncios

Artículos Relacionados

0 Comentarios

Aún no hay comentarios

Al momento no hay comentarios. Sea el primero en comentar

Escriba Comentario

Escriba su comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete Gratis

Su información está segura con nosotros. Suscríbase gratis a nuestra pagína.

Búsqueda

Anuncios

Translate Site

Anuncios
Anuncios

Videos

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: