Dean Clay McDowell: primer meteorólogo principal de nuestra televisión

Artículos Relacionados

eladoquintimeshttp://eladoquintimes.com
Periódico cultural impreso y digital. Reportajes, anuncios y entretenimiento enfocados en la cultura puertorriqueña.

Tiempo de lectura 3 minutos

Imagen: Dean Clay McDowell (a la derecha), cuando era director del Instituto de Meteorología Tropical de la Universidad de Puerto Rico explica cómo un anemómetro mide la velocidad del viento. (Periodico El Mundo, 1951 Sistema Digital de Imágenes de la Universidad de Puerto Rico)

Por El Adoquín Times

McDowell se caracterizaba, ante todo, por su acento inconfundible en español, y por la alegría y confianza con las que hablaba lo que tan obviamente no era su primer idioma.

El pronóstico del tiempo siempre ha sido una de las secciones más importantes de los noticieros, ya que informa sobre las condiciones meteorológicas que se esperan para los siguientes días. Durante la temporada de huracanes, es probable que los meteorólogos sean las figuras más vistas y seguidas, en los medios de comunicación.

Pero mucho antes de las redes sociales, en los años cincuenta, Puerto Rico recibía una nueva tecnología que se convirtió en uno de los medios de comunicación más importantes: la televisión. A través de este nuevo medio los puertorriqueños se enteraron del aviso que emitieron las autoridades meteorológicas ante el paso del huracán Betsy (Santa Clara) en 1956.  Este aviso de huracán lo informó el profesor Dean Clay McDowell.

Con el propósito de entrenar meteorólogos de las Fuerzas Armadas en Puerto Rico, Mr. McDowell fue enviado por la Universidad de Chicago a la Isla en 1943. Al terminar la guerra mundial, el rector de la Universidad de Puerto Rico, Don Jaime Benítez lo contrató para enseñar Ciencias Meteorológicas en la UPR.


AnuncioARTE CAMPECHADA SIN FECHA CON #CEE(1)

Según narró en una entrevista que le hizo la revista Vea, McDowell empezó en la televisión puertorriqueña en abril de 1954. Pensaba que la sección de pronósticos iba a sobrevivir sólo mientras durara la época de huracanes, pero al finalizar el año fue tan exitoso que decidieron continuar con los informes del tiempo. Los que lo vieron en cada programa recuerdan su estilo cálido y ameno, con el que inyectaba de personalidad sus informes y gracias al cual se ganó el respeto y el cariño de toda una generación de televidentes.

McDowell se caracterizaba, ante todo, por su acento inconfundible en español, y por la alegría y confianza con las que hablaba lo que tan obviamente no era su primer idioma.  Comenzó con ocho meses en WAPA-TV; luego estuvo en Telemundo por 27 años y terminó su carrera televisiva con tres años en WIPR, Canal 6. Su última aparición en la televisión fue un especial que transmitió Teleonce en 1987.

McDowell, falleció el 3 de octubre de 1999 a sus 86 años, a consecuencia de una pulmonía, aunque durante sus últimos años sufría de Alzheimer. El meteorólogo residía solo en un asilo de envejecientes en Carolina. Aquellos que crecieron observando el pronóstico del tiempo de Dean Clay McDowell lo recordarán por su pintoresco estilo y por ser quizás el primer meteorólogo “estrella” y toda una personalidad de nuestra televisión.

eladoquintimes

Artículos Relacionados.

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Recientes