Historia del Viejo San Juan – Mobiliario de Casa Blanca: Las Jamugas

Jamuga
Apóyenos
Suscríbase a nuestra página

Entre su correo electrónico y reciba nuestros escritos.

Tiempo de lectura 3 minutos

Por: Carmen Alicia Morales

Mobiliario de Casa Blanca: Las Jamugas

En 1515, antes de los colonos de Caparra mudarse a la ciudad de San Juan, recibieron de la reina Juana I de Castilla y el rey Fernando el Católico una cédula real en la cual se exponía la expresa necesidad de que construyeran: “… casa de piedra, e que si ansi se fysciere, nendguno labraria casa, e el que se fallare con dos mill pesos se vernia a Castilla; que se le podra dar algun termino dentro del qual comenzare a labrar o cometer a alguna persona, que vieren quien thobiese posybilidad para fascer las dichas casas, que las fysciesen o que Vuestra Alteza mande lo que sea servido».  Otra cédula real de 1538 emitida a los colones en San Juan de parte del rey Carlos I de España encomienda el mismo mandato: “edificios perpetuos como lo hacen en nuestros reynos… casas de piedra o ladrillo…”. 

Por otro lado, tenemos entonces que preguntar: ¿para decorar estas estructuras, qué tipo de mobiliario trajeron o usaron?  Los documentos de la Real Hacienda notan que llegaron muebles a Caparra para alternar socialmente de acuerdo con el protocolo cultural que imperaba en una sociedad que vivía con holgura y un afluyente devenir económico.  El 1 de abril de 1517 llegan “una mesa grande con sus bancos (un juego de comedor del siglo XVI), 3 sillas de caderas (jamugas para una sala de estar) y “dos sillas grandes que se sacaron de la almoneda de los bienes de Gombal Conchillos, para el cuarto en que los oficiales se juntan”. 
La palabra jamuga viene del latín medieval y originalmente se pronunciaba “sambuca”. De acuerdo con el Diccionario de la Real Academia, su significado es el de “andas para transportar mujeres distinguidas”.  

Jamuga
Jamugas en el Museo de Casa Blanca, Viejo San Juan. (Instituto de Cultura Puertorriqueña)

Las Jamugas

Una “jamuga” es una silla medieval de tijera, con patas curvas y correones para apoyar espalda y brazos, que se coloca sobre el aparejo de las caballerías para montar cómodamente las mujeres. Estas sillas también se usaron en los campos para arar la tierra las mujeres.  Esta silla actúa como una silla plegadiza. Está formada por “cuatro montantes curvos en forma de eje que se articulan por parejas y en los que se ensamblan dos zapatas para formar la base, dos travesaños en que se afirma el asiento y dos brazos curvos que se alzan para recibir el espaldar”.

El asiento y espaldar están realizados en cuero; además de su propia función de recibir el cuerpo evitan que la silla se abra más de lo conveniente. En la vivienda de la península ibérica solía llevar cojín y cubrirse de terciopelo y en ocasiones, el exterior se encuentra realizado en cuero repujado. Es comúnmente llamada “silla de caderas” en el siglo XV y así aparece su nombre en los documentos de hacienda cuando llegan a Puerto Rico en el siglo XVI.  Era popular entre las damas porque se usaba para viajar en ella sobre un caballo o un burro.

En España es hasta el día de hoy la silla de las damas en las romerías.  Y así tienen que haber llegado algunas de nuestras mujeres desde Caparra a San Juan viajando sobre jamuga que se acomodaba en la espalda de mulas y/o burros a la “mujeriega” (de lado sobre la silla).  

Casa Blanca tiene dos jamugas que fueron compradas para ambientar la casa museo de la familia Troche Ponce de León.  Su espaldar y silla está dispuesto en cuero y se encuentran decoradas ricamente con el arte de la taracea. Costaron $175. 61 cada una, en una casa de antigüedades de Barcelona, en 1970, que con un valor actual del dólar de 2020 se pagaría hoy día $772.69.  La taracea es una artesanía, una técnica deriva del nombre árabe tarsi que significa incrustación. Aparece en Al-Andalus en el siglo XII bajo la dominación almorávide. Consiste en engastar en superficies diminutas piezas de diferentes maderas selectas en combinación con hueso, marfil, carey, nácar o elementos metálicos.  Las mismas expresan su diseño decorativo a través de formas geométricas y vegetales.  En el caso de Casa Blanca se ha utilizado incrustaciones trabajadas en marfil.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Traductor
Próximos Eventos
abril 2021
¡No hay eventos!
Cargar más

Recientes